Inicio Aprueban reforma que mantiene agravios a trabajadoras

Aprueban reforma que mantiene agravios a trabajadoras

Por Guadalupe Cruz Jaimes
trabajo01cesarmtz

El debate acerca de la incorporación de la democracia y transparencia sindical en la reforma laboral, que hoy fue aprobada por el Senado, es una “cortina de humo” que deja de lado el problema “de fondo”: la disminución de derechos mediante la contratación temporal, que perjudica sobre todo a mujeres y jóvenes.
 
Lo anterior lo señaló el abogado laboral Manuel Fuentes, quien refirió que al anular la estabilidad en el empleo mediante el outsourcing (subcontratación), y los contratos a prueba, por capacitación inicial y por hora, merma derechos mínimos de las y los trabajadores, como el pago de utilidades y la generación de antigüedad.
 
Pese a su trascendencia, el Senado se negó a modificar los artículos relacionados con estas formas de contratación y únicamente se “centró en la democracia y transparencia sindical, ignorando que sin protección de los derechos individuales, los colectivos no tendrán eficacia”, advirtió.
 
Fuentes acusó que el debate sobre dichas garantías sindicales “es una cortina de humo, que deja de lado la grave afectación que perjudicará principalmente a mujeres y jóvenes”.  
 
Entrevistado al respecto, Arturo Alcalde, abogado laboral, dijo que “en una reforma tan lesiva para la fuerza de trabajo” es importante incluir el voto secreto, la rendición de cuentas y la consulta de las y los trabajadores antes de firmar un contrato colectivo, ya que son “claves para posicionar el tema de la democracia y transparencia sindical”.
 
No obstante, el resultado de la modificación a la Ley Federal de Trabajo (LFT) está lejos de ser satisfactorio, ya que la regulación de la subcontratación, así como la contratación temporal y por horas “fue una simulación”, aunque en la Cámara de Diputados se lograron algunas adiciones que “atemperan la iniciativa presidencial”.
 
Por ejemplo se estableció en la reforma que el contrato por hora se pagará “el jornal de acuerdo al puesto que ocupe, que no es ni siquiera el salario mínimo”. 
 
Alcalde añadió que con estos cambios las mujeres serán perjudicadas, ya que “la reforma no protege sus derechos, sólo incluye algunos artículos de carácter declarativo sin mecanismos para hacerlos efectivos”.
 
Rosario Ortiz, ex legisladora e integrante de la Red de Mujeres Sindicalistas (RMS), coincidió con el abogado laboral, pues sostuvo que garantías como la no discriminación y la igualdad sustantiva, enunciados en los principios generales de la reforma a la LFT, “no se reflejaron en el cuerpo de la ley, dejando un vacío jurídico muy grande”. Por lo que no representó “un avance sustantivo”
 
Muestra de ello es que define y prohíbe el hostigamiento sexual, “pero no plantea los mecanismos para poder demandar que se sancione”.
 
Para Ortiz, lo discutido en el Senado tampoco consideró las condiciones de desventaja que afrontan las trabajadoras para organizarse sindicalmente.
 
“Se refirieron a la democracia y transparencia sindical como una herramienta política más que como una forma de relación obrero-patronal. Y omitieron por completo las problemáticas de las mujeres para participar en sus sindicatos, como la sobrecarga de tareas en el hogar”, añadió.
 
En este sentido, criticó que “(las y los legisladores) vieran los derechos de las mujeres al margen de construir una relación más equitativa y democrática en el trabajo, basada en la igualdad de oportunidades”.
 
12/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content