Inicio » Argentina: aborto, el derecho negado

Argentina: aborto, el derecho negado

Por Norma Loto

Ana María Acevedo es una joven argentina que falleció el 17 de mayo porque le negaron su derecho al aborto terapéutico, contemplado por la legislación argentina en caso de que la vida de la madre esté en riesgo.

Relatar la vida de Ana María es, quizás, hablar de dolor e injusticia. La joven vivía en Vera, un pueblo situado al norte de Santa Fe (provincia ubicada 475 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires). Sólo tenía 20 años, tres hijos nacidos mediante cesáreas y era analfabeta.

En octubre de 2006, los médicos comprobaron la existencia de un tumor en su maxilar e iniciaron con ella una terapia que incluyó radiaciones, pero dos meses después le detectan un embarazo de cuatro semanas. Ante esta situación, los padres de la joven solicitan un aborto terapéutico para que su hija pudiera acceder al tratamiento contra el cáncer.

El pedido fue elevado a un Comité de Bioética, que expidió su negativa y aconsejó que Ana María continuara la gestación hasta las 24 semanas, para así practicarle una cesárea y luego comenzar con el tratamiento oncológico, pues aseguró que tanto la madre como el embrión no corrían riesgo.

Desde aquel momento, la vida de la joven se convirtió en un martirio porque le negaron, precisamente, el derecho a la vida. También le habían negado la ligadura de trompas, permitida por la legislación de esa provincia y que había solicitado en 2006, debido a la incompatibilidad sanguínea con sus tres hijos nacidos por cesárea.

Ana María estuvo obligada a soportar su embarazo y, a la vez, los fuertes dolores del cáncer que corroía su cuerpo. Finalmente, en abril fue sometida a una cesárea y su niña logró sobrevivir apenas 24 horas. Luego de soportar las más indolentes de todas las miserias, Ana María murió el 17 de mayo.

TODAS POR ANA MARÍA

“El día que falleció, nos autoconvocamos en la puerta del Hospital Iturraspe para repudiar el accionar del Comité de Bioética y del director del nosocomio, el doctor Andrés Ellena”, relata a SEMlac Luciana Basso, integrante de la Multisectorial de Mujeres en Santa Fe, una organización que apoyó y difundió este doloroso hecho.

“Tras mucho persistir, conseguimos una entrevista con Ellena, quien insistió que el hospital hizo lo correcto y el Comité de Bioética había tomado la mejor decisión”, dice Basso a SEMlac.

La Multisectorial de Mujeres de Santa Fe afirma que el dictamen del Comité de Bioética no es vinculante y que el médico responsable de la salud de la joven pudo haber practicado el aborto terapéutico.

El Código Penal argentino contempla el aborto terapéutico para evitar un peligro para la vida o la salud de la madre.

“El insensato y autoritario accionar de estos funcionarios de salud ha ignorado el Artículo 86 del Código Penal, priorizando el valor abstracto de una potencial persona por sobre la existencia real de una joven mujer”, dice el comunicado emitido por esa organización.

Un reciente comunicado de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto manifiesta su repudio a la nefasta injusticia cometida contra Ana María Acevedo, al argumentar que es necesario “terminar con la impunidad para quienes no cumplen con su misión de salvar vidas, porque ponen por delante sus creencias personales y terminan haciendo abandono de personas”.

07/NL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: