Inicio » Argentina: Ana María Acevedo murió hace un año por negarle ILE

Argentina: Ana María Acevedo murió hace un año por negarle ILE

Por Marcela Espíndola

”Que se haga justicia”. En estas palabras resume su sentimiento Norma Cuevas, madre de Ana María Acevedo, al cumplirse un año de la muerte de su hija.

Víctima de cáncer, la joven había pedido realizarse un aborto terapéutico para poder ser tratada de su enfermedad. Los médicos se negaron a interrumpir el embarazo por ”razones religiosas y culturales” y a brindarle una terapia paliativa del dolor. Finalmente la joven murió el 17 de mayo de 2007. Una historia que resume la peor de las privaciones: no poder elegir sobre el propio cuerpo.

Ana María Acevedo nació en Vera, un pequeño pueblo ubicado al norte de la provincia de Santa Fe. Casi no sabía leer ni escribir. Fue madre a los 16 y vivía con sus tres hijos (ahora de 5, 3 y 2 años) de un plan social y de lo poco que aportaba su pareja.

La joven comenzó su largo peregrinar por el sistema de salud santafesino en mayo de 2006, hasta que finalmente murió víctima de cáncer un año después. Una charla con Norma Cuevas, su madre postiza y quien acompañó en todo momento a Ana María, da cuenta de los obstáculos que deben sortear las familias de escasos recursos económicos y de escasa educación formal en los hospitales, especialmente las mujeres que quieren realizarse un aborto terapéutico (contemplado en el Artículo 86 del Código Penal).

— ¿Cómo fue todo ese año en el que usted y Ana María tuvieron que acudir a distintos hospitales para tratar la enfermedad?

— Ana María llegó al Samco (Servicios para la Atención Médica de la Comunidad de la Provincia) de Vera con dolor de muela. La odontóloga le hizo una extracción y la trató con analgésicos, pero el dolor seguía. No quiso hacerle radiografías ni nada para saber qué era lo que le pasaba, y por nuestros propios medios nos fuimos a Reconquista donde también se negaron. Después llegamos a Santa Fe y ahí nos enteramos lo que ella tenía.

Ana María fue operada de un sarcoma de maxilar, y derivada al Servicio de Oncología del Hospital Iturraspe para continuar el tratamiento con drogas. Cuando la joven quiso comenzar la terapia se detectó un incipiente embarazo y el médico David Yossen contraindicó el tratamiento de quimioterapia ”dada la toxicidad sobre la gestación”.

— ¿En ese momento ustedes pedían el aborto terapéutico? ¿Sabían que tenían ese derecho?

— Nunca los médicos me informaron. Yo me fui a los tribunales, a la Fiscalía y a la Defensoría del Pueblo para pedir que se haga algo. Pero los médicos se negaron y dejaron seguir el embarazo. Hasta que ella se puso muy mal y le hicieron la cesárea.

— ¿Usted acompañó durante la enfermedad a Ana María? ¿Y su esposo?

— Si, yo la acompañé todo el año que estuvo enferma y mi esposo se quedó con los chicos de Ana María y nuestros hijos. Los dos trabajábamos en ese momento, pero con todo esto perdimos el trabajo.

— ¿Ella tenía marido?

— Si, pero no vivían juntos, el reconoció al mayor, pero no a los otros y ésa era la pelea que tenían.

— ¿O sea que era usted sola para todo? ¿Cuándo empezaron las organizaciones de mujeres a acompañarla?

— Todo el año estuve sola de aquí para allá con ella, hasta que le hicieron la cesárea a mi hija (a las 22 semanas de gestación) y salió la noticia en el Diario Uno. Ahí la Multisectorial de Santa Fe se acercó y nunca me abandonaron.

— ¿En todo este año de ausencia de Ana María, cómo es su vida en el pueblo?

— Desde que falleció Ana a mí me tratan mal en el hospital. Todos los que estuvieron en ese momento a cargo del caso de mi hija siguen trabajando, y a mí no me quieren atender. No tengo donde atender a mis nietos si les pasa algo.

— ¿Sus nietos están con usted?

— Sí, los 3 varones están conmigo.

— Y además vive con sus otros hijos… ¿cómo hacen para mantenerse si no tienen trabajo?

— Vivimos de un plan (social) y una pensión que reciben mis nietos. A veces hacemos changas para salir adelante.

— El sábado se va a hacer un recordatorio por el primer aniversario de la muerte de Ana María ¿qué va a decir en el acto?

— Lo único que voy a pedir es que se haga justicia por mi hija. Por ejemplo, al director del hospital (Hellena) lo habían echado pero sigue trabajando en el hospital. Quiero que se haga justicia para que otras chicas no pasen por lo mismo.

SUMA DE FUNDAMENTALISMOS

Ana María Acevedo falleció porque la violencia institucional, la intolerancia y el fundamentalismo religioso le negaron el pleno ejercicio de sus derechos. En el primer aniversario de su muerte, ONG feministas organizan para el próximo sábado una serie de actos en Santa Fe.

La historia de los últimos días de vida Ana María Acevedo, reconstruida a partir de los documentos ingresados a la causa legal y del relato de sus padres, pone en evidencia la realidad que padecen cientos de mujeres que son discriminadas en el sistema de salud pública, sometidas a tratos deshumanizados, a las que la sociedad y el sistema judicial les niegan el derecho de acceder a un aborto legal, seguro y gratuito.

En mayo de 2006, Ana María recurre al hospital de la localidad de Vera a causa de un fuerte malestar de muelas. Luego de cinco meses de atención odontológica, el 23 de octubre del mismo año es derivada al Hospital Cullen, de la ciudad de Santa Fe. Allí le detectan la enfermedad denominada ” rabdomiosarcoma alveolar” y se le extrae una parte del tumor de las partes blandas de su cuello, sin explicarle que en su estado, debía tomar precauciones para no quedar embarazada.

Un mes después es derivada al Servicio de Oncología del Hospital Iturraspe pero ante un incipiente embarazo, es demorado el inicio del tratamiento.

El 27 de febrero de 2007 el Comité de Bioética del Iturraspe analiza el caso, el registro de la reunión, que no incluye nombres ni cargos de quienes participaron, deja documentado el intercambio entre las y los profesionales: “que las y los médicos deciden dejar en suspenso el tratamiento, ya que el indicado para la patología está contraindicado si se está cursando un embarazo”. Además se señala que “la enfermedad aún puede ser tratada con quimioterapia y radioterapia para mejorar la calidad de vida pero se descarta por el embarazo”. Por último, el registro del Comité dice: “¿en algún momento se pensó en un aborto terapéutico?” respuesta: “por convicciones, cuestiones religiosas, culturales, en este hospital y en Santa Fe, no”.

El 26 de abril, cuando Ana María cumple 22 semanas de gestación se decide realizar una cesárea. El doctor Emilio Schinner, explica en el expediente clínico que el parto se adelantó porque: ”La paciente se encontraba pre-morten, es decir, con una marcada insuficiencia respiratoria y falla de órganos, y todo indicaba que el desenlace era inminente”. La beba sólo sobrevive 24 horas y Ana María muere la noche del jueves 17 de mayo, luego de seis meses de soportar el dolor de la enfermedad y la ausencia del tratamiento.

A un año de su muerte, las abogadas y apoderadas de la familia de Ana María trabajan en la denuncia penal de las y los médicos del Hospital Iturraspe por homicidio. La causa está en manos del juez Eduardo Pocoví, titular del Juzgado Correccional de la 5º Nominación de Santa Fe.

RECORDATORIO

La Multisectorial de Mujeres de Santa Fe y las más de 300 organizaciones sociales que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito reiteraron el repudio ”a la violación de los derechos sexuales y reproductivos, que son también derechos humanos” y convocan a las actividades a desarrollarse en Santa Fe el próximo sábado 17 de mayo por el primer aniversario de la muerte de Ana María Acevedo.

Mediante un comunicado, la ONG sostiene que ”en Argentina las muertes de las mujeres en situación de aborto se suceden porque una red de intereses, prejuicios e hipocresía opera para negarles el derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Una vez más se incumplieron las leyes y una mujer es víctima de homicidio”.

“Una vez más la que murió es una mujer joven, en situación de pobreza que fue privada de los derechos de ser informada y elegir libremente cuándo maternar (Ley 11.888) de recibir educación sexual y decidir respecto de su vida sexual, lo que implica también decidir sobre el número de hijas e hijos y el tiempo para tenerlos, expresar su consentimiento o exigir que se le aplique el método anticonceptivo que elija (Ley Provincial 12.323) y finalmente acceder a un aborto legal y seguro (Artículo 86 del Código Penal)”.

Y siguen diciendo: ”Exigimos la implementación en la Provincia de Santa Fe de los protocolos de atención sanitaria de aborto no punible y del protocolo de atención sanitaria post aborto elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación”.

A las 10: 00 horas iniciará la concentración en la puerta del Hospital Iturraspe, Bv. Pellegrini y Avda. Freyre. Para iniciar la apertura del acto media hora después.

A las 10: 45 horas, integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero, La Pampa, Mendoza y Neuquén expondrán sobre la situación de sus provincias.

Al mediodía, Norma Acevedo, madre de Ana; Lucila Puyol, Paula Condrac y Mirtha Manzur, abogadas de la Multisectorial expondrán la historia de Ana. Una hora después presentarán la historia también en imágenes.

Y a las 13:15 cerrarán el acto y habrá una movilización por las principales arterias de la ciudad.

08/ME/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más