Inicio Arma de dos filos justicia en Chihuahua

Arma de dos filos justicia en Chihuahua

Por Miriam Ruiz

El próximo 13 de mayo se cumple el primer año de la desaparición de Neyra Azucena Cervantes ocurrido en Chihuahua, entidad donde la justicia puede ser un arma de doble filo para víctimas e inculpados, según denuncian familiares de la víctima.

David Meza, primo de la joven estudiante, quien cumple 10 meses en el Centro de Readaptación Social del estado, al ser encontrado culpable del asesinato de Neyra, de 19 años de edad, asistente a la escuela ECCO de computación, lugar donde se ha documentado la desaparición de otras jóvenes.

Activista por los derechos de los migrantes, Meza de 27 años de edad, fue torturado para que aceptara su culpabilidad en los hechos.

“Acudimos a las autoridades investigadoras porque creíamos que podían hacer algo por ella”, refiere Patricia Cervantes, madre de Neyra, en la recopilación de testimonios dados a conocer al representante del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

David Meza, residente en Los Ángeles y colaborador de la estación comunitaria KPFK Radio Pacífica, llegó el 17 de mayo a la entidad chihuahuense a petición de la familia de ésta para participar en los rastreos y repartición de volantes en la entidad, a cuyas autoridades calificó de “inútiles e inoperantes”.

La señora Cervantes llevó su caso a la organización civil Justicia para Nuestras Hijas, tras la nula respuesta de las autoridades a su denuncia en el sentido de que “una madrina de la Procuraduría del Estado podría ser el responsable”.

LAS PESQUISAS

El 13 de julio del 2003, unos montañistas encontraron una osamenta de mujer escondida en la cueva los Picos de la Luna, ubicada a las afueras de la capital.

La desconfianza ante la identidad del cadáver generó una serie de pruebas periciales por parte de la familia Cervantes, que alcanzó incluso al “Padre Toño”, sacerdote que llegó “acompañado por un señor que dijo ser abogado, enviado el gobernador y cuyo objeto era convencerme de que los restos eran de mi hija”, relató en su momento Patricia Cervantes.

El 14 de julio Miguel David Meza es detenido y posteriormente torturado cuando en compañía de la familia se presentó a identificar la ropa de Neyra Azucena.

“Me echaron agua con chile, a pesar de que no podía mover mi cuerpo. Tenía muchos judiciales sobre mí y otros tantos sosteniendo mi cara, yo ya no soportaba más y no podía pararlos, quería decirles algo pero no supe qué. Les prometí firmas y decir lo que ellos quisieran”, reveló Meza.

RELATOR ESPECIAL

El caso de David y su tío, Jesús Argueta –torturado también pero liberado posteriormente– fue hecho público por el relator sobre la independencia de magistrados y abogados de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Leandro Despouy el pasado mes de abril, en Ginebra, Suiza, durante su 60 Asamblea.

En su reporte Despouy anotó: “De acuerdo con las informaciones recibidas, tras ser detenido Davida Meza habría sido torturado y obligado a firmar una confesión en la que se reconocía como autor del asesinato. Al día siguiente se habría retractado de dicha confesión afirmando que habría sido torturado y amenazado de muerte por agentes de policía.”

Sin embargo, el gobierno de México –continuó el relator de la ONU–, respondió que Meza tuvo en todo momento un defensor de oficio y un representante de derechos humanos e incluso, que el inculpado había manifestado no recibir ningún tipo de presión.

A siete días de cumplirse el primer año de la desaparición de Neyra, la familia Cervantes aún espera justicia. Con ella, la madre de David, Carmen Argueta que se mudó desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para dar seguimiento al caso, dejando atrás a una hija de 20 años de edad y un menor de seis.

04/MR/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más