Asesinadas, 17 víctimas de la violencia intrafamiliar en Oaxaca

VIOLENCIA
   El gobierno carece de registros desagregados por sexo
Asesinadas, 17 víctimas de la violencia intrafamiliar en Oaxaca
Por: Paulina Ríos Olivera
cimac | Oaxaca.- 25/11/2002

Aunque al menos 17 asesinatos de mujeres en el estado han sido cometidos en lo que va del año por padres, hermanos o cónyuges de las víctimas, la Procuraduría General de Justicia del estado carece de registro de los fallecimientos violentos desagregados por sexo.

Pese a que el gobernador José Murat se comprometió a que la información gubernamental de todas las dependencias estatales se desagregaría por sexo, la Procuraduría sólo consigna un total de 2 mil 274 homicidios en este año, por lo que se desconoce el número oficial de muertes femeninas por violencia intrafamiliar.

La vicepresidenta de la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), Angélica Ayala Ortiz, aseguró que el asesinato es el caso más dramático, "pero la violencia en la vida de las mujeres es un problema que tiene muchos rostros, desde el familiar hasta el institucional y social".

Un informe de esa organización señala que un indicador que puede dar un mínimo panorama de la problemática se encuentra a través de los medios de comunicación.

"Haciendo una revisión, sólo en el 2002 en Oaxaca fueron abusadas sexualmente y asesinadas 16 mujeres. En total, en los últimos cinco años suman más de 40 asesinatos sexuales de mujeres. La mayoría de ellas tenían entre 17 y 55 años", expone.

"Por otra parte fueron asesinadas a causa de violencia familiar 17 mujeres, también en este año. La mayoría de sus agresores son familiares: pareja, padre o hermanos".

Ayala Ortiz dijo que cada vez son más las mujeres y las familias que toman conciencia del problema y asumen la responsabilidad de darle solución. "Ahora el gran reto es transformar el discurso en acciones concretas, ya que de otra forma sólo habremos roto el silencio, pero sin llegar (acabar con) la violencia nunca", dijo.

Aseveró que en los años en que esa organización ha realizado el acompañamiento a víctimas de violencia, en cualquiera de sus formas, han detectado inercias institucionales que es urgente atender.

"Reconocer la violencia es un proceso difícil, dar el paso de buscar ayuda es trascendental, por ello es necesario cambiar actitudes y conductas de parte de las autoridades, a fin de que cada mujer pueda acceder a la justicia", indicó.

Aunque se considera que las cifras conocidas sobre el número de casos son sólo la punta del iceberg, en Oaxaca la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia atiende un promedio de entre 14 y 15 denuncias por día laborable, sólo en la capital del estado y los municipios conurbados.

El 25 de noviembre fue instituido como el Día Mundial por la No Violencia hacia las Mujeres en memoria de las hermanas Mirabal, asesinadas en el régimen del dominicano Leonidas Trujillo, y tiene como objetivo visualizar todas las formas de violencia en contra de las mujeres, sean económicas, laborales, políticas, educativas, de salud, culturales, y muchas más.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) da cuenta de que más de 60 millones de mujeres en el mundo han muerto a causa de la discriminación de género, y también asegura que de los más de mil millones de adultos analfabetas en el mundo, las dos terceras partes son mujeres.

En el ámbito nacional, el director de Prevención del Delito de la Procuraduría General de la República (PGR), Pedro Peñalosa, informó que en uno de cada tres hogares en el país se registra violencia intrafamiliar.

Según las guías informativas "Experiencias Compartidas, visión de género", elaboradas por la Dirección General de Televisión Educativa de la Secretaría de Educación Pública y la asociación civil Comunicación e Información de la Mujer, es posible reconocer la discriminación de género cuando alguien es vulnerado en sus derechos y oportunidades de desarrollo.

En el ámbito familiar, la violencia es identificable cuando se es víctima de agresiones físicas, verbales, psicológicas o sexuales, cuando se efectúan jornadas excesivas de trabajo, cuando se niegan o condicionan los satisfactores para vivir, como alimento, educación o vivienda.

En la esfera social, la violencia se reconoce por la falta de acceso a servicios de electricidad, vivienda, agua potable, salud y educativos. La expansión de la pobreza es otro aspecto derivado de la discriminación de género, ya que los modelos económicos impactan con mayor crudeza en la población femenina.

La directora general del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), Norma Reyes Terán, reconoció que pese a que Oaxaca es el estado que tiene la ley más avanzada en la materia, en la entidad aún existe mucha discriminación.

Recordó que la estatal Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Intrafamiliar tuvo su base en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Intrafamiliar, aprobada en Belem Do Pará, Brasil, en 1994, y ratificada por el Senado en noviembre de 1996.

Mencionó que los artículos 7 y 8 de esa Convención establece, entre otros compromisos, el de actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres, además de fomentar la capacitación y educación del personal de la administración de justicia y demás encargados de aplicar la ley.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.