Inicio » Asesinan a una mujer cada dos días en República Dominicana

Asesinan a una mujer cada dos días en República Dominicana

Por la Redacción

Un promedio de una mujer asesinada cada dos días marcó el inicio de este año en República Dominicana, ante la falta de acción de las autoridades para detener el feminicidio.

En los primeros 12 días de 2003 siete mujeres murieron asesinadas en este país caribeño. Mientras las calles se vistieron de colores para recibir el año nuevo, Nidia García Pérez encontró la muerte el 1 de enero en vez de regalos y felicitaciones.

La mujer fue asesinada en la Avenida del Puerto, una de las plazas de diversión más concurridas de Santo Domingo, la capital dominicana.

Delante de la muchedumbre que vivía la alegría del año nuevo, Nidia se convirtió en la primera víctima de los asesinatos contra mujeres, un “germen” que se nutre de la violencia masculina y que en el año 2002 carcomió la vida de al menos 131 mujeres.

A Nidia la mató un hombre, según dijeron testigos a algunos medios informativos se trató de un “enamorado”. Pero el hombre huyó, está prófugo. Al asesinato de Nidia le siguieron otros dos.

Al día siguiente, lejos del bullicio de la Avenida del Puerto, y en medio de la miseria de su barrio, a Paulina Severino, de 43 años, la asesinó su marido Martín Solís Fernández, 10 años mayor que ella, quien se suicidó después.

La mató en su casa, en el empobrecido barrio de Los Alcarrizos, del municipio Santo Domingo Oeste, al oeste de la capital, el mismo día en que tenían cita en el Departamento de Conciliaciones de la Fiscalía.

En este caso el ayudante del fiscal de Los Alcarrizos fue acusado de negligencia porque cuando Paulina presentó una querella por maltrato no le prestó atención al caso.

Elisa Sánchez, encargada del Departamento de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Procuraduría General de la República, donde se denuncian muchos de los casos de maltrato y violación contra las mujeres, reconoció que hubo omisión por parte de las autoridades que conocían el riesgo a que se enfrentaba la mujer.

En otro caso ocurrido en los primeros días de este año, versiones periodísticas indican que uno o varios hombres desconocidos golpearon y acuchillaron mortalmente a Rosa de Jesús Báez, una trabajadora doméstica de 35 años.

El crimen ocurrió el segundo día del año precisamente en la llamada “Ciudad de los Caballeros”, o más preciso, de los 30 caballeros: Santiago, ubicada al norte del país y la segunda ciudad en importancia de la nación. Así se estrenó el 2003 en Dominicana.

Y como si se tratara de un fatídico presagio, los asesinatos continuaron hasta completar la escandalosa cifra de siete mujeres en los primeros 12 días de enero, con lo que se alcanzó el lamentable ritmo de una mujer asesinada cada dos días.

La lista de las otras cuatro la conforman Dilcia Milagros Payano, de 29 años y embarazada. La asesinó su marido a puñaladas el 2 de enero. Tres días después cayó Sonia Rodríguez, de 23 años, asesinada por su ex marido, también a puñaladas.

El 7 de enero murió Mercedes López Batista, de 29 años. Su esposo la amarró a un tanque de gas el 29 de diciembre y le prendió el fuego que le consumió la vida y que la mantuvo en agonía durante nueve días, hasta que falleció en la unidad de quemados de un hospital.

La última víctima del citado grupo se reportó el sábado 12 de este mes: Maritza Ferreiras Mercedes, de 40 años, quien murió a consecuencia de los múltiples golpes que le propinó su marido Andrés de la Cruz.

UNA LISTA CADA VEZ MAS LARGA

De acuerdo con una investigación de la Asociación Dominicana Pro-Bienestar de la Familia (PROFAMILIA), reportes de prensa y expedientes judiciales, la violencia contra la mujer e intrafamiliar cobró la vida de 131 mujeres durante el año pasado.

Esas mujeres dejaron en la orfandad a por lo menos 13 niñas y niños. Además, la cantidad superó en 27 el número de mujeres asesinadas en 2001, año en el que se cometieron 104 homicidios contra mujeres.

DESIDIA JUDICIAL E INERCIA POLICÍACA

El estudio de PROFAMILIA, elaborado por la abogada y activista de derechos de las mujeres, María de Jesús Pola, enfatiza que alrededor de 60 por ciento de los asesinos fueron sometidos a la justicia por agresiones sexuales y otras violaciones a la Ley 25-97, el código dominicano que castiga la violencia intrafamiliar.

Sin embargo, continúa, las autoridades no dieron seguimiento a los casos a pesar de que el maltrato contra las mujeres se produjo de forma sostenida y permanente.

En por lo menos tres casos de los que ocurrieron en 2001, la Policía Nacional, cuyos agentes también asesinan a sus esposas con relativa frecuencia, había sido informada desde que se iniciaron las agresiones, agregó el análisis.

Sin embargo, los agentes alegaron que se trataba de “pleitos entre marido y mujer”. También contestaron que “ya iban”, que no tenían vehículo para trasladarse al lugar de los hechos o la vaga respuesta de que “era tarde y que en la mañana se darían la vuelta”, llegando al sitio cuando ya las muertes habían ocurrido.

El estudio de PROFAMILIA destaca el desorden con que se manejan los expedientes en los distritos judiciales, debido a que no hay coincidencias de casos en las diversas fuentes judiciales, como el Departamento contra Homicidios de la Policía, la Fiscalía, los juzgados de Instrucción y en Medicina Legal.

Además no todos los casos fueron registrados por la prensa. De los 131 registrados en archivos judiciales, sólo 104 se plasmaron en los medios. De los 131 casos de 2002, 74 ocurrieron en Santo Domingo, la capital, y Santiago, la segunda ciudad, lo que significa que el 56.4 por ciento de los asesinatos de mujeres se produjeron en estas demarcaciones.

* Peterson González es integrante de la Red Dominicana de Periodistas.

PG/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: