Asumirá la primera alcaldesa indígena en Sololá

    Es un hito en la historia de Guatemala
Asumirá la primera alcaldesa indígena en Sololá
cimac / cerigua | Guatemala.- 12/01/2004

Por primera vez en la historia del pueblo indígena de Sololá, particularmente del área Kaqchikel, el próximo 14 de enero una mujer asumirá la Alcaldía Indígena, Juana Nicolasa Tzorín, lo que rompe el esquema masculino y marca un cambio en la historia.

La Municipalidad Indígena de este departamento surgió poco después de la invasión española, en 1524, según los Anales de los Kaqchikeles; Diego Hernández Xahil se desempeñó como primer alcalde, desde 1559 hasta 1586; posteriormente lo sustituyó Juan Cojtín, de quien se sabe gobernó con rectitud y que incluso castigó severamente a su propio hijo, por haber robado.

La Municipalidad Indígena es para el pueblo Kaqchikel de un gran valor histórico, ya que hasta la década de los años 70 se mantuvo como una verdadera autoridad; sin embargo, en los años ochenta, debido a la represión y a la militarización durante el conflicto armado interno, perdió beligerancia.

En 1992 la comuna resurgió y es hasta ahora que una mujer será su primera alcaldesa, lo que a criterio de varias liderezas entrevistadas, es un importante logro, considerando que ésta es una sociedad machista; Dominga Vásquez Julajuj deberá demostrar su capacidad, dijeron las entrevistadas.

Juana Nicolasa Tzorín, Concejal Séptima de la Municipalidad de Sololá, electa el pasado nueve de noviembre, señaló que la llegada de una mujer a la Alcaldía Indígena es una oportunidad para demostrar lo que ellas pueden hacer a favor del pueblo.

Por su parte, Aura Estela Ramos, de la Defensoría de la Mujer, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en este departamento, dijo que el espacio logrado por Dominga Vásquez fortalece a las organizaciones de mujeres, ya que en años anteriores a la Municipalidad Indígena sólo acudían hombres a presentar sus quejas.

Florinda Chavajay, coordinadora del Foro Regional de la Mujer, manifestó que la autoridad indígena cambiará su estructura de trabajo al ser conducida por una mujer, aunque señaló que este proceso será difícil, debido a que el resto de la Corporación está integrado por hombres.

Por su parte, María Rosario Vásquez, de la Asociación de Estudiantes y Profesionales Mayas, dijo que la labor que impulsará la alcaldesa será trascendental, aunque coincidió con Chavajay en cuanto a las dificultades que deberá enfrentar.

Manuel Tuy Cosiguá, actual alcalde indígena, manifestó su satisfacción porque una mujer sea quien lo sustituya en el cargo y destacó que existe una actitud diferente en los hombres, que se evidencia en la confianza que depositan en Vásquez, para que sea su nueva autoridad.

En tanto, la Alcaldesa electa, Juana Nicolasa Tzorín, dijo que cuando fue propuesta en su comunidad para competir por este cargo, nunca se imaginó que podría lograrlo, debido al esquema mental y tradicional de los hombres; sin embargo consideró que existe una actitud de cambio que pone fin a un paradigma.

Finalmente, Vásquez hizo un llamado a todas las mujeres para que intensifiquen su lucha por ocupar espacios en los diferentes niveles de participación: "Esta es una tarea nuestra, que nadie hará por nosotras", concluyó.

Por su parte Sandra Patricia Escobar, dirigente de la Asociación de Mujeres Campesinas y no Campesinas, señaló que las agrupaciones femeninas están a la expectativa de que la nueva administración gubernamental designe a mujeres a ocupar cargos importantes en la administración pública, espacios que han sido negados.

De acuerdo con la dirigente, en el proceso electoral las mujeres jutiapanecas fueron marginadas por la mayoría de los partidos que participaron en la contienda y las que lo hicieron fueron colocadas en los últimos puestos de los listados.

El reto de la nueva administración es incluir en su aparato de gobierno a destacadas mujeres para que contribuyan al desarrollo social del país, lo que permitirá contribuir a erradicar la exclusión de la que siempre ha sido objeto la mujer guatemalteca, aseveró Escobar.

La dirigente agregó que el movimiento de mujeres de este departamento, que aglutina a un gran número de mujeres del área urbana y rural, continuará su lucha para que se les tome en cuenta en la toma de decisiones.

04/CERIGUA/GMT