Inicio » Atacan sexualmente a una de cada 4 soldados en Ejército de EU

Atacan sexualmente a una de cada 4 soldados en Ejército de EU

Una de cada cuatro veteranas de las fuerzas Armadas de Estados Unidos denunciaron haber sido víctimas de ataque sexual cuando estaban en activo, de acuerdo con una encuesta realizada por la Universidad de California entre tres mil veteranas del ejército estadounidense.

Estos abusos han sido documentados por otros organismos y las cifras son igualmente alarmantes: algunos estudios mencionan cifras cercanas al 40 y 50 por ciento de mujeres violentadas.

Un reporte del Departamento de Defensa revela que en el 2004 el Departamento de Investigadores de Crímenes Militares recibió mil 700 acusaciones de ataque sexual que involucran a miembros del ejército. Un total de mil 275 involucran a un miembro en servicio como víctima y mil 305 como atacante.

Sin embargo el abuso no es sólo de tipo físico. Además del sexual directo, el acoso sexual también es parte de la vida cotidiana de las militares norteamericanas.

El lenguaje con el que se dirigen a las militares en los entrenamientos es también violento: por lo general se usan las siguientes palabras: “Don?t be a pussy, don?t be a bitch”.

De hecho, el término más frecuente para referirse a una mujer es “bitch” en las Fuerzas Armadas.

Las mujeres que son atendidas por haber sufrido esta violencia presentan un diagnóstico de Trauma Sexual Militar, caracterizado por el conjunto de síntomas presentados como resultado de un ataque o acoso sexual, explica la doctora Callie Wight, consejera psicosocial de Salud de la Mujer de la Administración de Veteranos de Los Ángeles.

Wight dice que los hombres también suelen padecerlo, pero la tasa es notablemente baja en relación con el sexo opuesto: 10 mujeres por cada hombre.

MUJERES EN COMBATE

De acuerdo con la Administración de Veteranos (VA), existen más de 350 mil mujeres en las FA, de las cuales 216 mil se encuentran en servicio activo. En el caso de la guerra de Irak, uno de cada siete soldados es una mujer.

Pero la presencia de las mujeres en las FA data de muchas décadas atrás. En los Estados Unidos, existen cerca de 1.7 millones de mujeres veteranas, y California es el estado con mayor número: 165 mil.

A pesar de ello, no se sabe mucho sobre sus condiciones. No sólo de las labores que desempeñan ahí, de las razones por las que ingresan o de las desventajas que aún enfrentan.

A pesar de todos los discursos y las iniciativas de ley, por ser mujeres en un mundo construido por y para hombres, es poco o casi nada lo que se habla de las agresiones psicológicas a las que se ven sometidas, del acoso y el abuso sexual por parte de los propios compañeros.

CONTRA EL SILENCIO

Maricela Guzmán y Kelly Dougherty, ambas veteranas, denunciaron ese trato. Maricela rompió el silencio hace unos meses, tiene 28 años, y recordó el ataque sexual que sufrió hace ocho años, cuando formaba parte de las Fuerzas Armadas.

Maricela, quien creció en el sur de Los Ángeles, se enroló en 1998 para poder financiar sus estudios. “Yo venía de una comunidad en la que hay mucha violencia y uno piensa que esta es la única manera de salir adelante”.

Maricela fue enviada a un campo de entrenamiento básico en Great Lakes, Illinois, y fue ahí, durante sus primeras semanas en la institución, que ocurrió el ataque: mientras realizaba una guardia nocturna, un hombre la sometió por detrás.

“Ni siquiera tuve el valor para voltear a verle la cara, pero sé que era un superior porque traía uniforme y nosotros no. Todo el tiempo sentí sobre mi espalda el roce de los galones en su pecho”, recuerda.

Cuando reaccionó, decidió ir a denunciar. Tocó a la puerta de su superior, pero no lo hizo de la manera establecida, así que la obligaron a hacer una serie de “lagartijas” como castigo. Volvió a ir y volvió a equivocarse al llamar, a repetir el castigo, y así varias veces.

“Cuando finalmente me dejaron entrar, yo ya no quería decir nada”, reconoce.

Guzmán quedó con secuelas psicológicas después del ataque. A ella, como miles de mujeres que han estado en las FA, le diagnosticaron clínicamente el desorden de estrés postraumático (PTSD).

Para la doctora Callie Wight, un trauma consiste en una experiencia terriblemente amenazante para la vida, la seguridad física del individuo o de los demás en presencia del individuo.

El PTSD es un desorden de ansiedad provocado por la exposición a elementos o circunstancias que les hagan recordar el trauma, explica la experta.

Los síntomas que puede presentar una persona que sufre de PTSD son muy variados: van desde las pesadillas y la necesidad de estar alerta todo el tiempo, hasta el carácter irritable y la falta de deseo de socializar.

Alguien que no recibe tratamiento puede caer en el alcoholismo, los desordenes alimenticios o el consumo de drogas.

Los estudios sobre los índices de PTSD en los veteranos de Irak apenas están en su etapa de investigación por parte de la VA.

En este caso de Vietnam, el 31 por ciento de hombres y 27 por ciento de mujeres que regresaron presentaron este desorden en algún momento de su vida. Y estudios preliminares sugieren que se presentará en al menos 11 por ciento de combatientes en Afganistán y 18 por ciento de quienes participaron en Irak, aunque organizaciones independientes aseguran que en Irak podría llegar hasta el 35 por ciento.

En mi experiencia, señala la doctora Wight, hombres y mujeres experimentan el desorden casi en la misma medida, pero en los hombres se diagnostica más que las mujeres, porque se considera que las mujeres no tienen un papel real en el combate.

Las mujeres en general tienden a sentir más frecuentemente depresión y ésta va de la mano con el PTSD.

07/LP/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: