Inicio Aumenta la brecha en el desempleo femenino

Aumenta la brecha en el desempleo femenino

Por Román González

A lo largo de cuatro años de gobierno del presidente Vicente Fox, el desempleo femenino se incrementa considerablemente, y ante la falta de opciones, millones de mujeres se integran al trabajo informal -sin seguridad social, ni prestaciones-, como una medida emergente y precaria para subsistir.

En ese sentido, el desempleo en México impacta más a las mujeres, pues en los primeros diez meses del presente año, la Tasa de Desempleo Abierto del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), reveló que aumentó de 3.88 por ciento a 4.52 por ciento en el caso de las mujeres y, en el de los hombres, disminuyó de 3.47 por ciento a 3.02 por ciento.

Mientras, la Encuesta Nacional de Empleo, elaborada entre el INEGI y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), muestra que el número de trabajadoras “por cuenta propia” ascendió desde el último trimestre del 2000 -cuando comenzó la gestión de Vicente Fox-, de dos millones 882 mil 185 a tres millones 562 mil 382 en junio de 2004.

Así, 680 mil 197 mujeres –un incremento de cerca de 24 por ciento con respecto al 2000– se sumaron en cuatro años al rubro de “trabajadoras por cuenta propia”, que no significa otra cosa que el empleo informal.

En tanto, la mirada del exterior se fija en nuestro país, ya que de acuerdo con el análisis Panorama Laboral 2004 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en México hubo un aumento en el desempleo total, el cual afectó de manera importante a la población femenina.

Las cifras del informe de la OIT, correspondientes a los tres primeros trimestres de 2004, indican que la tasa de desempleo regional alcanzó 10.5 por ciento, lo que equivale a aproximadamente 19.5 millones de personas sin empleo.

En el caso de Brasil y México, que en conjunto representan cerca de 60 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) regional y por tanto en gran medida la tasa de desempleo, el comportamiento de la tasa de desempleo, en el caso del primero disminuyó, mientras que en nuestro país aumentó.

Por su parte, estudios del Consejo Nacional de Población (Conapo), revelaron que la incorporación de la mujer en la actividad económica ha crecido de manera sostenida durante los últimos 25 años. La tasa de participación de las mujeres de más de 12 años se incrementó de 17.6 por ciento en 1970 a 35.3 por ciento para 2003.

Esa instancia reveló que la participación económica femenina se incrementará de manera significativa en los próximos años, pues del año 2005 que llegará a 15.2 millones, en el 2020 sumarán 21 millones, lo cual implica que al menos, 39 por ciento de los más de 900 mil empleos que deben generarse al año en la próximos 10 años, serán ocupados por ellas.

A pesar de la favorable evolución de la tasa de participación económica femenina, concluyó Conapo, ellas enfrentan múltiples obstáculos para insertarse en el mercado laboral. Por ejemplo, son las mujeres quienes en mayor medida realizan su trabajo con un pago por debajo de salario mínimo, o aun sin pago.

2004/RGL/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content