Inicio Aumentan embarazos no deseados de jóvenes en AL y Caribe

Aumentan embarazos no deseados de jóvenes en AL y Caribe

Por Mónica Pérez

Las jóvenes de América Latina y el Caribe constituyen entre el 25 y el 50 por ciento de quienes tienen embarazos no deseados y la frecuencia de los mismos en adolescentes tiende a aumentar en todo el mundo, según un análisis de El Consorcio Latinoamericano de Anticoncepción de Emergencia (CLAE).

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el 2001, la tasa de fecundidad anual en adolescentes (nacidos vivos por mil mujeres entre 15 y 19 años de edad) fluctuaba entre 40 y 160 en América Latina y el Caribe, mientras que en países desarrollados fue menor a 20 por mil.

El análisis de CLAE, red de organizaciones que trabajan en el área de la salud, educación y avance del los derechos sexuales y reproductivos, apunta que las mujeres entre 15 y 19 años de edad dan a luz a casi 17 de los 131 millones de los niños y niñas que nacen cada año.

Además, señala el documento, en Latinoamérica las y los adolescentes, inician su actividad a edades tempranas, pero tienen poco acceso a información sobre sexualidad y reproducción; encuentran restricciones para acceder a servicios de salud sexual y a métodos anticonceptivos eficaces y aún no son considerados sujetos de derecho estos ámbitos.

Dada esta situación, advierte CLAE, es de vital importancia garantizar el acceso de jóvenes y adolescentes a la Anticoncepción de Emergencia (AE) como sujetos de derechos sexuales y reproductivos.

Para Leticia Pio, joven brasileña de 21 años de edad e integrante de BEMFAM en ese país, aún hace falta difundir las ventajas de la AE entre los jóvenes, pues a pesar de que desde 1996 se conoce el método en Brasil, actualmente es poco utilizado.

Como mujer joven manifestó que si se cuenta con la información suficiente, libre de mitos y barreras culturales, las mujeres pueden decidir el método que quieren utilizar y es la mejor manera de evitar situaciones de riesgo.

De Venezuela, Albania Villarroel de 19 años e integrante de PLAFAM, dijo que la AE es accesible pero no para toda la población, ya que su costo oscila entre los 3 y 4 dólares (entre 40 y 50 pesos mexicanos)

A diferencia de lo que ocurre en otros países de América Latina, explicó que los grupos conservadores y la iglesia católica no son una oposición fuerte para la AE en su país, sin embargo, la falta de información y los mecanismos para hacerla accesible a la población son los obstáculos más difíciles de superar.

Finalmente dijo que las y los jóvenes deben tener claro que la AE no previene de Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS).

Albania y Leticia participaron en el taller de difusión para el Proyecto de Anticoncepción de Emergencia de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Región del Hemisferio Occidental (IPPF/RHO, por sus siglas en inglés) que concluyó hoy aquí.

2004/MP/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content