Inicio Aumentó la muerte materna en los últimos cinco años en México

Aumentó la muerte materna en los últimos cinco años en México

Por Hypatia Velasco Ramírez

La mortalidad materna (MM) es un problema importante de salud pública en México y la toxemia, sepsis, infecciones puerperales y hemorragias continúan siendo las causas principales de muertes maternas que se tienen registradas.

Lo anterior, de acuerdo con el documento La contribución de la violencia a la mortalidad materna en Morelos, México, de Lourdes Campero, Dilys Walker, Bernardo Hernández, Henry Espinoza, Sofía Reynoso y Ana Langer.

El texto destaca que en México las complicaciones en el embarazo, parto y puerperio fueron la quinta causa de muerte en mujeres en edad reproductiva en el año 2003.

Las estadísticas nacionales demuestran, dice el documento, que no se ha logrado disminuir la MM en el país y que ha aumentado en los últimos cinco años, ya que a principios de los años noventa, la MM era de 57.2 por 100 mil nacidos vivos y en 2002 fue de 63.9

El documento explica que las definiciones a nivel internacional sobre la muerte materna contribuyen a las definiciones que se dan en México para especificar las causas de muerte.

Y destaca que la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), en su décima revisión, señala que la muerte materna es aquella que sucede durante el embarazo o dentro de los 42 días después de haber terminado éste sin importar la duración y el lugar del embarazo y que tengan una causa directamente relacionada o agravada por el embarazo o por su manejo, pero no por una causa accidental.

Al respecto, los autores señalan que las muertes causadas por violencia hacia las mujeres embarazadas, ya sea por homicidio o

suicidio, son consideradas como accidentes y no están incluidas dentro de esta definición.

El texto subraya, además, que aún cuando el embarazo debe estar registrado en los certificados de defunción, no siempre se refleja en estos.

En el caso de las muertes violentas, no es común que los embarazos sean reconocidos, por lo que se clasifican estos fallecimientos como muertes causadas por lesiones externas.

Expone que de acuerdo con cifras oficiales, se estima que en México en el 30% de los hogares la violencia familiar está presente; sin embargo, no existen cifras que revelen el porcentaje de embarazadas que sufre violencia y mucho menos cuántas de ellas mueren por esta causa.

No obstante, según las y los autores, sí se tiene conocimiento de que la violencia familiar contra la población femenina ha aumentado de manera alarmante, especialmente en los países subdesarrollados.

Y explican que cuando una mujer sufre de violencia familiar, puede llegar a tener repercusiones peligrosas en su salud como el aborto provocado, el homicidio o el

suicidio, como su última consecuencia.

Finalmente, consideran que al no tomarse en cuenta la violencia como causa de muerte materna, no es posible identificar su dimensión ni su impacto entre todas las causas, toda vez que estos fallecimientos son registrados únicamente

como muertes por violencia, “pero sin referencia alguna

al embarazo o puerperio”.

06/HVR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más