Aunque sean minoría, las voces críticas existen en Guatemala

OPINIÓN
   Desenredo
Aunque sean minoría, las voces críticas existen en Guatemala
CIMACFoto: Sonia Gerth
Por: Rosalinda Hernández Alarcón*
Cimacnoticias | Guatemala, Guate..- 09/08/2019

En un contexto en el que predominan las perversas prácticas de hacer política partidista, poco se puede esperar de los resultados electorales del próximo domingo 11 de agosto que definirán quién ocupará la presidencia de la República de Guatemala.

Independientemente de que gobierne el partido UNE o VAMOS, Sandra Torres o Alejandro Giammattei, lo cierto es que en el panorama nacional prevalece la política tradicional mafiosa --como bien se ha comentado en varias columnas de opinión-- cuyo objetivo es mantener el sistema que reproduce las injusticias sociales, la corrupción y la impunidad.

A pesar de las casi nulas expectativas que hay en Guatemala, una vez concluya su mandato en enero próximo el presidente de la República Jimmy Morales (2016- 2020), aunque se auguraba sería antes de finalizar su periodo de cuatro años, lo cierto es

que en la actualidad existe más información sobre cómo funciona el financiamiento electoral ilícito junto con los negocios fraudulentos entre autoridades y empresarios (contrataciones espurias, empresas de cartón, fuga de capitales, prestanombres, etc.) que dominan la institucionalidad del Estado, colocándola alejada de los intereses sociales. Por ello, urge seguir fiscalizando las entidades públicas sea bajo el mando de Torres o de Giammattei.

También aumenta el número de personas guatemaltecas que considera insuficiente señalar problemas nacionales como la pobreza y la violencia -por mencionar algunos-, sin indicar cuál es el origen de los mismos, de tal manera que están comprometidos con difundir mensajes que motiven la reflexión crítica. Dos ejemplos que proponen para analizar:

1.- Será que los proyectos asistencialistas, los trabajos temporales y los apoyos incondicionales a empresarios son las medidas para que las personas empobrecidas disminuyan… si la pobreza subsiste en la medida que se alienta la acumulación de capitales en pocas manos, se congela salarios y se consideran obsoletos los derechos laborales.

2.- Será que con denunciar los hechos de violencia o demandar más vigilantes armados es posible erradicar las relaciones de poder abusivas que tanto lastiman… si son las jerarquías precisamente las que justifican las violencias en todos los espacios (íntimos, privados, públicos).

Pensar en el origen de los problemas ayuda a encontrar respuestas más certeras, pero además contribuye a evitar reproducir rumores, dicotomías o informaciones falsas. Y es a su vez, lo que explica por qué la mayoría de la población guatemalteca decidió su voto en la primera vuelta (16 de junio) y decidirá en la segunda (11 de agosto) sin reflexionar que su sufragio contribuye a mantener un sistema opresor y refrendar la política mafiosa.

Buscar cambios requiere un pensamiento crítico que ayude a entender cómo el patriarcado, el racismo y el capitalismo han llevado a que se acepten como normales tantas insensateces que lastiman la dignidad humana: niñez desnutrida, niñas madres, juventud sin oportunidades, personas denigradas ya sea por ser mujer, indígena, pobre, vieja, con discapacidad física o identidad sexual diferente.

En este orden de ideas, son de utilidad los pensamientos críticos, retomo uno de la psicóloga Mary Pipher, quien dice: “Los jóvenes tienen que ser socializados de forma tal que la idea de violar a alguien, les resulte tan impensable como el canibalismo”.

*Periodista mexicana residente en Guatemala

19/RHA