Inicio Autoridades y sociedad salvadoreñas apoyan a agresor de violencia intrafamiliar

Autoridades y sociedad salvadoreñas apoyan a agresor de violencia intrafamiliar

Por la Redacción

Las mujeres salvadoreñas suelen sentirse indefensas ante la violencia intrafamiliar porque las autoridades policiales y la sociedad en general acostumbran a tomar partido por sus parejas agresoras.

Uno de los últimos casos registrados fue el de la ex universitaria nombrada Carolina, maltratada de múltiples formas por su pareja, pero culpada de no querer colaborar y de desobediencia por miembros de la policía nacional, al denunciarlo.

Aunque la joven acató las sugerencias de los especialistas del Instituto Salvadoreño de la Mujer (ISDEMU), de demandar a su pareja en los juzgados de familia por maltratos, tuvo que enfrentar un procedimiento legal demorado y engorroso.

La legislación vigente en la nación más pequeña de Centroamérica, delimita la violencia en sicológica, física y sexual, pese a lo cual la sociedad y las autoridades no siempre apoyan a las mujeres, difunde Prensa Latina.

Cuando de igualdad de oportunidades y beneficios sociales se trata, la distancia entre mujeres y hombres resulta insalvable, aunque ellas constituyen mayoría según el padrón electoral.

Incluso, a pesar de que para muchos vinculados a la política salvadoreña las mujeres decidieron la cuarta victoria de la Alianza Republicana (ARENA), no existe una estrategia oficial que las favorezca.

Durante los tres gobiernos ejercidos consecutivamente por ese partido de derecha en los últimos 15 años, los índices de violencia contra las mujeres -tanto intrafamiliar como sexual-, se han incrementado e influyen en el desarrollo humano de ellas.

Según el ISDEMU, el maltrato resultante de cualquier relación familiar, cercana o no, representó el 91,6 por ciento de los casos de abusos contra las mujeres, registrados en 2002.

El Programa de Saneamiento de las Relaciones Familiares de esa entidad gubernamental señaló que, en igual período, el 87 por ciento de los agresores eran los cónyuges o compañeros de vida, con los cuales las mujeres conviven día a día.

Violaciones, abusos, incesto y estupro, suelen darse contra las mujeres: sólo del segundo semestre de 2001 al primero de 2003, el 88 por ciento de los casos correspondían a mujeres vejadas sexualmente.

Por cada agresión sexual a un hombre, los especialistas de la oficina del ISDEMU, contabilizaron 13 abusos similares contra mujeres.

Desde 1999 se comprobó, además, con ayuda del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que un 48.2 por ciento de los 6.6 millones de habitantes del país desconoce los derechos de la población femenina.

El 21.1 por ciento de las mil 251 personas entrevistadas entonces reconocieron al maltrato intrafamiliar como lo que más las afecta, luego la situación económica (9.4), el acoso sexual (7.6) y la infidelidad (7.4).

Como causales de esos problemas, los encuestados consideraron principalmente al machismo, la deslealtad masculina, las penurias económicas y los conflictos familiares.

Aunque en 1996 el Estado salvadoreño se había comprometido a aplicar la Política Nacional de la Mujer, tres años después, un 84.2 por ciento de salvadoreñas y salvadoreños, desconocían servicios o acciones gubernamentales encaminadas a la defensa de ellas.

Una sociedad eminentemente patriarcal y una cultura machista por excelencia clasifican entre las principales razones de la diversidad de problemáticas que enfrentan las mujeres salvadoreñas desde tiempos ancestrales.

A esto se suman la política estatal con respecto a la defensa de sus derechos, los bajos índices de escolaridad y el escaso nivel socioeconómico predominante.

Tales razones inclinan a varias organizaciones feministas y de derechos humanos a correlacionar las múltiples formas de opresión que padecen las mujeres en esta y otras sociedades de la región y los crímenes cometidos contra ellas, a diario, sin esclarecer.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content