Inicio » Autoritarismo y control político, focos rojos de OSC

Autoritarismo y control político, focos rojos de OSC

Por Miriam Ruiz

Autoritarismo, control político y clientelismo son los focos rojos que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en México avizoran de cara a un nuevo escenario político, como se advirtió hoy en un encuentro sobre el tema, organizado por Incide Social.

Ante el empobrecimiento de América Latina se requiere del trabajo de las OSC, caracterizadas por su autonomía, que necesitan apoyo ante el aumento en las asignaturas pendientes para la sociedad, sostiene Clara Jusidman, presidenta de Incide Social AC.

En el México actual, “nos preocupa la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) porque de alguna manera es un eje importante, ya que muchas organizaciones trabajan desarrollo social”, dijo Jusidman en entrevista con los medios, durante el Foro para la Discusión de Agendas de Políticas Públicas de Fortalecimiento a la Sociedad Civil.

Afirmó que corre la información “de que el registro que se armó de las organizaciones a partir de la Ley de Fomento (a la participación) y que las organizaciones peleamos para que quedara en Sedesol, se lo quieren trasladar a Gobernación, que históricamente es la Secretaría de control político.”

“En el momento en que hay una persecución y una retracción de la sociedad civil muchos sectores se quedan en la indefensión. Es el caso de Oaxaca. La denuncia es que se apresaron a los líderes de organizaciones que trataban de mediar y dejaron libres a los de las más radicales para que la confrontación se agudizara,” precisó.

Históricamente, en México las OSC son incipientes si se compara con otras naciones como Chile, España o Canadá, tal y como reveló en la apertura Laura Elisa Pérez, directora ejecutiva de Incide.

Mientras que en México se estima existen 20 mil organizaciones civiles (apenas cuatro mil 500 están oficialmente registradas) en Chile existen cerca de 300 mil OSC, cifra que alcanza dos millones en Estados Unidos.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, apenas 10 por ciento de la población mexicana participaría en alguna organización, mientras que el promedio en Alemania es que cada persona participa en cuatro grupos ciudadanos.

Otro riesgo es la posición oficial frente a la financiación de las OSC, tanto de gobiernos federales como locales, misma que se percibe más “como un apoyo que como un derecho” y de manera constante como un factor de ganancia política y una práctica clientelar, de acuerdo con un diagnóstico presentado por el especialista en desarrollo social Ricardo Bucio.

07/MR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: