Inicio » Bajo perfil de la Comisión de Equidad y Género

Bajo perfil de la Comisión de Equidad y Género

Por Anayeli García Martínez

En la actual Legislatura que está por concluir la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados no logró avances sustantivos para los Derechos Humanos de las mujeres, lo que indica que cada vez pierde más fuerza política.

Al hacer un balance del trabajo de la 61 Legislatura en la Cámara baja, Martha Juárez, integrante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, y la asesora parlamentaria Alejandra Rojas critican el magro desempeño de esa comisión legislativa.

Juárez señala que aunque en periodos anteriores la Comisión tuvo un papel protagónico, las salientes diputadas no tuvieron un papel estratégico ni liderazgo político para aprobar leyes y reformas que beneficiaran a la población femenina.

A 15 años de su creación, en 1997 primero como Comisión Especial y reformada en 1998 para ser Comisión Ordinaria, este órgano legislativo ha perdido fuerza y se ha convertido en un ente poco o nada importante para las fracciones parlamentarias.

La activista señala que esta debilidad se debe en gran parte a que el PRD, que encabeza la Comisión, “no acabó de entender su importancia” ni la necesidad de colocar al frente a una mujer con experiencia, conocimientos de género, y habilidad política para lograr acuerdos.

En la saliente Legislatura, la Comisión de Equidad y Género fue presidida por la ex perredista Martha Elena García Gómez, quien en 2011 dejó en vilo el trabajo de ese órgano al ir en busca de la gubernatura de Nayarit.

Después la comisión fue encabezada por la perredista Ángeles Nazarez, un periodo en el que organizaciones civiles criticaron que la Comisión no logró trabajar en conjunto para posicionar temas relevantes en materia de género.

Martha Juárez apunta que debido a la falta de visión política de los coordinadores parlamentarios, las iniciativas conservadoras en salud sexual y reproductiva que no encontraban apoyo en otras comisiones lograban prosperar en la Comisión de Equidad.

Por ello espera que en la nueva Legislatura, donde habrá más mujeres que nunca, ellas se interesen por esta Comisión y los partidos no la releguen como el espacio dedicado a las mujeres que nada tiene que ver con temas trascendentes para el Congreso.

Al respecto, la asesora parlamentaria Alejandra Rojas explica que no hubo articulación de las integrantes de la Comisión para, por lo menos, realizar un diagnóstico general de cuáles eran los puntos principales a legislar y la ruta a seguir.

Afirma además que esto derivó en que se presentaran iniciativas producto de las ocurrencias, se trabajara muy poco con las organizaciones civiles, y que no se aprovecharan al máximo los recursos destinados para el trabajo legislativo.

“Se hizo un uso partidista del tema de género porque en el Congreso todo se reparte por cuotas”, incluso en las reformas más importantes que salieron del Congreso las diputadas de esta Comisión prácticamente no participaron, observa.

Cabe recordar que fueron integrantes de las comisiones especiales de Feminicidio y Trata las que lograron tipificar el feminicidio en el Código Penal Federal, y aprobar una nueva Ley contra la Trata.

Además fue la Comisión de Derechos Humanos la que sacó la reforma constitucional en la materia, y la de Presupuesto y Cuenta Pública la que logró una reforma para garantizar montos progresivos en el presupuesto de género.

En este contexto, Rojas sentencia que es necesario revisar si vale la pena seguir teniendo la Comisión de Equidad o analizar si es pertinente desaparecerla, ya que el trabajo de análisis lo hace el CEAMEG y la presentación de iniciativas con género se hacen desde otras comisiones.

Otra opción, destaca, es promover un reglamento en la Cámara de Diputados para que todo dictamen tenga una lectura de género, toda vez que si las propuestas tienen esa visión y el análisis técnico lo hace el CEAMEG a las diputadas sólo les toca hacer la gestión política.

Las expertas coinciden en que ahora que habrá más de 30 por ciento de mujeres, es necesario que se formen nuevos liderazgos femeninos que reestructuren esa Comisión, pues en sus manos quedará el futuro de un órgano creado y respaldado por el movimiento feminista.

12/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más