Inicio Balance negativo para México en materia de Derechos Económicos y Sociales

Balance negativo para México en materia de Derechos Económicos y Sociales

Por Adriana Rodríguez

Ante el poco avance en materia de respeto y protección de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales en México, el Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.” A.C. hizo un llamado para que el Gobierno Federal ratifique el protocolo del Pacto internacional en la materia.

En el Cuadragésimo tercer aniversario de la adopción del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), y a 28 años de su entrada en vigor para México, el centro de Derechos Humanos subrayó que el protocolo emanado de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se encuentra abierto a firmas y ratificaciones desde el pasado 24 de septiembre de 2009.

En un comunicado, el organismo subraya las grandes deficiencias del Sistema de Salud mexicano, en el que apenas el 3.1 por ciento de los hogares tienen a todos sus miembros afiliados a alguna institución. Ello coloca a México en una tasa de protección más baja frente a Brasil, Argentina, Uruguay y Ecuador, donde la cobertura alcanza 6.4 por ciento.

La infraestructura en materia de salud no responde a la demanda y de acuerdo con cifras de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), unos 130 mil hogares mexicanos se empobrecen por los gastos en salud.

El derecho a la vivienda en México no se cumple a cabalidad, de acuerdo con datos del gobierno federal 15 millones de familias no cuentan con un ingreso suficiente para resolver sus necesidades habitacionales, cifra que representa 60 por ciento del total de las familias sin vivienda en el país. Resalta que la construcción de vivienda de interés social no es prioritaria para el gobierno federal.

Aunque se reconocen algunos avances y mejoras en el rubro de la educación, éstas no alcanzan a disminuir los rezagos y vicios del sistema educativo mexicano. Si bien existe una buena cobertura educativa en el nivel básico y los índices de alfabetización son de casi 100 por ciento, la calidad de la educación sigue siendo uno de los principales retos del país.

Las evaluaciones nacionales e internacionales sobre el desempeño de los estudiantes de primaria y secundaria, señalan que la niñez mexicana realiza actividades de tipo mecánico y repetitivo. Nuestros estudiantes no cuentan con habilidades para sintetizar y evaluar información.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, dos de cada 10 empleos formales eran de tipo eventual en el primer trimestre de 2008. Sin embargo, para algunos analistas como Consultores Internacionales, seis de cada 10 empleos creados en los años recientes son eventuales.

Ese tipo de empleo viola el derecho a la seguridad en el trabajo y no ofrece prestaciones sociales. Parte de la política laboral del gobierno también ha consistido en reformar los contratos colectivos de trabajo, lo que resulta en la desmovilización de los y las trabajadoras.

Un ejemplo de ello es lo que sucedió con los trabajadores del sector minero, con sobrecargos, trabajadores universitarios, electricistas, telefonistas y trabajadores del Instituto Mexicano del seguro Social (IMSS).

México incumple así con el artículo 11 del Convenio 87 de la OIT, relativo a la libertad sindical y a la protección del derecho de sindicación. No existen mecanismos efectivos que fomenten la participación de sindicatos independientes en la planeación de las políticas públicas en materia laboral.

El ejemplo más reciente de la forma en que el gobierno puede acabar con una fuente de empleo manipulando la información y atacando a un sindicato, es el de los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Y aunque no existen datos estadísticos actualizados acerca de la situación del medio ambiente en México, indicadores de 2007 reflejan los impactos del cambio climático, deforestación y contaminación en el deterioro ambiental.

El Centro Fray Francisco de Vitoria concluye que aún falta un largo trecho para lograr un cumplimiento satisfactorio de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales en el país porque la mayoría de estos derechos todavía no están reconocidos plenamente en nuestra legislación, ni se cuenta en mucho de los casos con los mecanismos jurídicos indispensables para hacerlos valer.

En ese sentido, reitera la importancia de diseñar las políticas públicas con una perspectiva de derechos humanos.

09/AR/LR /GTR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más