Inicio » Bomberas mantienen resistencia ante desdén del GDF

Bomberas mantienen resistencia ante desdén del GDF

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Bomberas01_MG_9508cesarmartinezlopez

Mujeres que trabajaban como bomberas en esta capital aseguraron que el gobierno capitalino no las apoya para reinstalarlas en el Heroico Cuerpo de Bomberos, a pesar de que fueron despedidas injustificadamente por exigir mejores condiciones laborales, y denunciar abusos por parte de su sindicato.
 
De cara al Día Nacional del Bombero, que se conmemora este sábado 22 de agosto, seis trabajadoras conversaron con Cimacnoticias a propósito de la resistencia que mantienen luego de que más de 200 personas fueron despedidas injustificadamente del H. Cuerpo de Bomberos del DF.
 
Las seis mujeres relataron que en 2012, 300 bomberos capitalinos se manifestaron frente a la sede del GDF en demanda de mejor equipo y aumento salarial, lo que derivó en su despido y, posteriormente, en una huelga de hambre de 10 trabajadores en el Zócalo capitalino que duró 34 días.
 
En apoyo a ese movimiento, las bomberas –que entonces no se conocían entre sí– ofrecieron comida, ayuda moral, dinero y cuidados a los manifestantes y sus familias.
 
La protesta concluyó cuando el GDF incorporó temporalmente a las y los bomberos inconformes en el Sistema de Transporte Colectivo (Metro), y prometiera –sin cumplir– reinstalarlos en su puesto de trabajo.
 
De acuerdo con el relato de las trabajadoras, Ismael Figueroa Flores, secretario general del Sindicato del H. Cuerpo de Bomberos del DF, tomó nota de cada una de las personas que participaron en el movimiento, y desde 2012 ordenó el despido injustificado de al menos 200 trabajadores y trabajadoras, entre ellos los que ahora están en resistencia.
 
Claudia Alejandra Pérez Hernández, quien laboró durante 20 años en este cuerpo de bomberos, relató que todos los despidos siguieron un mismo proceso: primero las castigaban sin razón y las mandaban a trabajar a las cocinas en estaciones de servicio muy lejanas a sus casas, ahí las “humillaban” y las mandaban a la tienda o por las tortillas, a fin de obligarlas a abandonar sus puestos de trabajo y luego despedirlas.
 
Todas las mujeres coincidieron en que los malos tratos fueron ordenados por el dirigente sindical, quien encubre a sus allegados por consumir alcohol, faltar a sus actividades y cometer otras faltas.
 
“El trato es muy duro porque nos enfrentamos a los mismos compañeros bomberos, a quienes les piden que nos dejen de hablar”, contó Claudia, a quien en una reunión los líderes sindicales le dijeron que su despido era porque su esposo participó en el movimiento de bomberos que exigieron mejores condiciones laborales.
 
A las que se negaron a dejar su puesto de trabajo en la cocina se les rescindió el contrato bajo el argumento de que “no cumplían órdenes”. Algunos despidos también estuvieron relacionados con su condición de género, como fue el caso de Monserrat Sánchez Martínez, a quien corrieron por presentar un embarazo.
 
Todas las personas despedidas tienen en común que durante el tiempo que laboraron –algunas hasta con 30 años de servicio–denunciaron abusos o se mostraron inconformes con su representación sindical.
 
           
 
LAS BOMBERAS DEL 85
 
Si bien el H. Cuerpo de Bomberos cumple mañana 47 años de existencia, fue hasta 1985 cuando se permitió que unas 100 mujeres se incorporaran por primera vez a esta labor, considerada hasta entonces exclusiva para los varones.
 
Guadalupe Solís Velázquez, integrante de la primera generación de bomberas y que también está en resistencia, narró que al ingresar  recibieron un curso de seis meses para trabajar como parte del personal operativo.
 
Una de las primeras misiones de estas mujeres fue colaborar en las labores de rescate tras el terremoto de 1985. Ellas apoyaban en el teléfono y los radios, y también prestaban ayuda a personas damnificadas.
 
Según el relato de esta bombera, entonces las mujeres no eran contratadas si tenían el cabello largo o estaban embarazadas.
 
Incluso los jefes de bomberos les tenían prohibido entablar conversación con los compañeros y si desacataban la orden, los castigaban a ellos. Fue apenas hace 10 años que se permitió a las mujeres realizar las mismas actividades de rescate que los varones.
 
Según el relato de las otras mujeres, la situación laboral actual de las bomberas no es muy diferente a la de entonces.
 
Una de ellas dijo que como operativas trabajan igual que los hombres y salen a apagar incendios, fugas de gas, rescates y exhumaciones, pero la realidad es que la mayoría de las mujeres permanecen en el área administrativa.
 
Las trabajadoras aseguraron que las bomberas enfrentan hostigamiento y acoso sexual por parte de los compañeros, y tienen menos posibilidades que ellos de ascender, ya que los directivos prefieren darle el cargo a un hombre con menor trayectoria que a una mujer que lleva más de 20 años en el puesto.
 
GDF LAS TIENE COMO “AVIADORAS”
 
A raíz de sus despidos, las bomberas y sus compañeros varones presentaron diversas quejas ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), así como denuncias penales ante la Procuraduría General de Justicia capitalina, de las que no precisaron los números de expediente.
 
En consecuencia, el 3 de noviembre de 2014 se reunieron con Miguel Ángel Vázquez Reyes, director general de Administración y Desarrollo de Personal de la Oficialía Mayor del DF, quien se comprometió en dos minutas –de las que Cimacnoticias tiene copia– a reincorporar a las y los trabajadores como bomberas y bomberos de la Central de Abasto (Ceda), pagarles su salario íntegro, así como retribuirles otras prestaciones.
 
Las trabajadoras consiguieron laborar un tiempo en la Ceda, hasta que personal del Cuerpo de Bomberos del DF las agredió en más de una ocasión y tuvieron que suspender el servicio.
 
Desde entonces reciben un monto mensual por parte del GDF sin que realicen ninguna actividad –es decir como “aviadoras”–, ni se les reinstale, lo que no les garantiza la estabilidad laboral.
 
Las bomberas acusaron que Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino, está “coludido” con el sindicato de bomberos, ya que sigue tolerando los despidos injustificados a pesar de conocer la situación. Si bien las trabajadoras han buscado en más de una ocasión al mandatario local, nunca las ha recibido, según dijeron.
 
Hoy, el jefe de Gobierno participó en un evento para conmemorar el Día Nacional del Bombero, donde no mencionó la situación de las 57 trabajadoras y trabajadores que se mantienen en resistencia, y que también hoy se manifestaron en el Zócalo para llamar la atención del GDF.
 
15/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: