Inicio Brasil: proyecto Lua Nova, atención a mujeres adictas

Brasil: proyecto Lua Nova, atención a mujeres adictas

Por la Redacción

Desde su apertura la Casa Lua Nova en Brasil ha albergado a 136 mujeres con problemas de adicción en un esfuerzo por rescatarlas de las drogas y sus consecuencias tales como la prostitución y el robo.

Así lo informó Raquel Barrios, coordinadora de la organización no gubernamental Lua Nova durante el Tercer Seminario Internacional de Expertos, Drogas y Exclusión Social Grave, que se efectúa en la Escuela Nacional de Trabajo Social en esta ciudad.

Al ser entrevistada por Cimacnoticas, abundó en que la casa alberga a mujeres y a sus hijos, en situación de riesgo; en su mayoría se trata de mujeres de bajos recursos y con antecedentes de drogadicción, explotación sexual, analfabetas y que vivían en la calle.

La activista comentó que el objetivo de esta iniciativa es apoyar a las mujeres a desarrollar un proyecto de vida, sus capacidades y potenciales y demostrarles que tienen otras opciones de vida para ellas y sus hijos.

El trabajo comunitario es importante para Lua Nova, continuó Barrios, pues lo que se pretende es involucrar a las mujeres de las comunidades –no necesariamente adictas– en la rehabilitación y posterior reinserción de las que se encuentran en la casa.

La organización cuenta actualmente con una fábrica de muñecas en la que trabajan alrededor de 35 mujeres, en su mayoría adolescentes a quienes de les apoya con alternativas de sobrevivencia desvinculadas de la prostitución o el robo, agregó la coordinadora del proyecto.

Una modalidad de la casa Lua Nova es la réplica de este modelo, pues se pretende que a través de actividades lúdicas como el juego o el teatro, las mujeres vayan a las comunidades y a los centros de salud para compartir sus conocimientos sobre las consecuencias de la drogadicción.

De esta forma, cuando se reinsertan a la sociedad, ya no son vistas por las demás mujeres como las ex adictas sino como alguien que posee conocimiento.

Raquel Barrios indicó que actualmente en Brasil son pocas las instituciones que trabajan con mujeres adictas, de ahí que la misión de Lua Nova sea trabajar en el fortalecimiento de la maternidad y de proyectos productivos así como la generación de recursos.

“A las mujeres se les enseña a ser independientes y no solamente a esperar la ayuda del gobierno” dijo.

Entre los factores que inciden para que las mujeres utilicen las drogas, comentó Barrios, se encuentran el económico, social y cultural, cuando las mujeres usan droga es porque sus esposos se drogan, además que es un método más recurrente para prostituir a las jóvenes.

Las mujeres de estas comunidades brasileñas son marginadas, en su mayoría son negras y moradoras de la calle, no cuentan con un proyecto de vida, y los estupefacientes se convierten en un recurso que las “ayuda” a sobrevivir de una forma menos dura en esta realidad.

04/LGL/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más