Inicio Brasileñas piden Consejo de Comunicación Nacional

Brasileñas piden Consejo de Comunicación Nacional

Por la Redacción

Feministas brasileñas exigieron la creación de un Consejo de Comunicación Nacional, a fin de garantizar la libertad de expresión y el impulso de medios independientes y comunitarios.

Alrededor de 120 organizaciones de mujeres en Brasil afirmaron en una carta abierta que el debate sobre la elaboración de una nueva regulación para las telecomunicaciones en el país sudamericano, es una oportunidad para la creación de medios verdaderamente colectivos que consoliden la democracia.

En el documento resultado de la reunión estratégica sobre banda ancha y regulación de las comunicaciones, celebrado el 3 y 5 de junio pasado en Sao Paulo, las feministas señalaron que es de suma importancia que el gobierno adopte medidas de regulación democrática con respecto a la estructura del sistema de comunicación, la propiedad de los medios y el contenido.

De tal forma que contemplen los principios constitucionales sobre Derechos Humanos (DH), para que Brasil sea consecuente con los tratados y acuerdos internacionales que ha ratificado en esta materia.

Las 120 organizaciones de mujeres demandaron la creación de un Consejo de Comunicación Nacional, el cual forma parte de las resoluciones centrales de la I Conferencia de Comunicación, realizada en diciembre de 2009, y que no se ha creado hasta ahora.

“Dentro de un contexto cada vez más digitalizado y de convergencia tecnológica, entendemos que las regulaciones deben responder a las demandas que se debaten, así como promover una reorganización de los servicios de comunicación”, observaron.

Afirmaron que éste es un proceso que no debería llevarse a cabo fuera de las definiciones adoptadas por el gobierno federal en la materia, tal y como sucedió en los acuerdos acerca del Plan Nacional de Banda Ancha (PNBL) que sólo fortalecieron a la compañía Telebrás (la compañía estatal de telecomunicaciones en Brasil).

Las agrupaciones feministas, que también forman parte del movimiento “la banda ancha es un derecho”, rechazaron que se le conceda a esta compañía pública la función de administración en el PNBL, y que se ofrezca al mercado el servicio que debería ser tratado como un derecho, es decir el acceso a internet de calidad para todas y todos.

“Para las mujeres, el acceso de banda ancha es una herramienta esencial de inclusión social, salud, acceso a la educación, trabajo y generación de ingresos, acceso a la información y de libertad de expresión”, reiteraron. Por lo tanto, consideraron, éste es un servicio que debería ofrecerse a toda la población brasileña.

Advirtieron que en lo que resta de 2011 trabajarán para concientizar, educar y movilizar a las mujeres por todo el país, a fin de defender la libertad de expresión y el derecho a la comunicación para todas y todos.

“Ésta es una lucha estratégica para las mujeres y fundamental para la democracia brasileña. No nos mantendremos al margen”, subrayaron.

11/GTR/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content