Inicio Buena alimentación más salud emocional, igual cabello sano

Buena alimentación más salud emocional, igual cabello sano

Por Carolina Velásquez

Un elemento fundamental en la estética moderna es el cabello. La mercadotecnia nos ofrece una y mil formas de mantenerlo no sólo limpio sino también bello. Aun cuando existe un mar de posibilidades –marcas, aplicación de tratamientos y productos naturales— para su mantenimiento, es importante recordar que su belleza dependerá también de la alimentación y salud emocional de cada persona.

Para tener información acerca de las fuerzas y debilidades de nuestro “yo soy corporal” es necesario observar el cabello con relación al funcionamiento interno del cuerpo. Según la diagnosis oriental, propuesta por Wataru Ohashi (Como leer el cuerpo, 1995), la salud y crecimiento del cabello –cantidad y calidad- tienen que ver con la energía de tres órganos vitales: riñones, hígado y pulmones.

Al cabello en especial, la medicina oriental la relaciona con el funcionamiento de los riñones y los órganos sexuales.

“Dado que el pelo está regido por los riñones, la medicina oriental siempre lo ha asociado con los órganos sexuales. El cabello de una persona revela así la salud y fortaleza relativas de sus órganos sexuales.

Tradicionalmente a las mujeres que tienen cabellos hermosos y lustrosos se las considera poseedoras de la capacidad para dar a luz a hijas e hijos sanos. En los hombres también el cabello refleja riñones, hígado y órganos sexuales fuertes” (Ohashi, 1995).

Los trastornos emocionales pueden ser causa de que el cabello pierda consistencia, se caiga o cambie de color, dice Ohashi. El estrés y/o sentimientos en desequilibrio –exagerados o crónicos–como el miedo (riñones), la rabia (hígado) o la tristeza (pulmones) daña las suprarrenales, pequeñas glándulas que tenemos sobre los riñones, que se hiperactivan y sobrecargan de trabajo esto les provoca cansancio y debilidad dañando la energía de los riñones.

Una dieta rica en minerales, sobre todo yodo, verduras y algas ayudará al buen funcionamiento de los riñones repercutiendo en la salud del cabello y, por tanto, en su brillo, cantidad y calidad. Es posible que desaparezcan las puntas abiertas y que disminuya la fragilidad del pelo. Siempre que los hábitos alimenticios cambien –por alguna dieta– hay que poner especial atención a esta parte de nuestro “yo soy corporal” y observar los efectos, así tendremos mayor información de cómo afecta la alimentación a nuestra vida.

Un masaje diario en el cuero cabelludo también puede ayudar a fortalecer el cabello: Coloca ambas manos sobre a cabeza como si fueran los “dientes” de un peine, presiona con fuerza y muévelas lentamente donde termina la frente hacia la base del cráneo, pon atención en la energía que se concentra en la nuca y mándala a los pies, repite este masaje de seis a nueve veces, insiste en las zonas donde sientas dolor hasta que desaparezca.

Periodista mexicana. [email protected]

2005/CV/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content