Inicio » Bulimia y anorexia, también en adolescentes oaxaqueñas

Bulimia y anorexia, también en adolescentes oaxaqueñas

Por la Redacción

Los Servicios de Salud de Oaxaca informaron que el año pasado atendieron 12 casos de anorexia, principalmente entre mujeres adolescentes, y alertó sobre la también frecuente presencia de casos de bulimia, entre el mismo grupo de población.

Informó también que Laura Guadalupe Morales Martínez, una joven con anorexia que pidió ayuda a través de los medios de comunicación, fue canalizada esta semana al Instituto Nacional de Nutrición en la capital del país, que a su vez la envió a una clínica especializada donde será atendida durante los próximos meses.

Fue el caso de Laura Guadalupe el que puso el tema de la anorexia en los medios locales de comunicación, luego de que la joven recurriera a ellos para solicitar ayuda ante lo excesivamente caro que resultaba un tratamiento privado.

Laura, de 30 años, contó que hace cinco años pesaba 58 kilos y “quería verse radiante el día de su boda” por lo que empezó a hacer ejercicio para bajar de peso, pero no tuvo resultados inmediatos.

Siguió entonces dietas excesivas, “pensaba que después de la boda volvería a comer”, explica la joven, quien en cinco años bajó 30 kilogramos, por lo que los huesos están literalmente pegados a su piel, pero lo que más le angustia es su deteriorado estado de salud emocional y física.

Tiene un rechazo permanente a la comida, “es indeseable, tenía miedo de comer, estaba desesperada y hasta llegué a pensar en el suicidio”, narra Laura.

Desesperados por la condición de la joven, su familia investigó en qué lugar podría ser atendida de manera adecuada, ya que en el Seguro Social optaron por darla de alta, sin resolver su problema.

Su esposo, Isaac Hernández, explica que no había dinero para llevarla a una clínica privada en la ciudad de México, donde el costo de internamiento por tres meses asciende a 320 mil pesos. Así que pidieron ayuda a través de los medios.

La doctora Sofía León Silva, asesora de la Secretaría de Salud (SS), llamó a los y las jóvenes para que no se dejen llevar por los estereotipos y la moda, ya que esto puede ser muy peligroso para su salud, además de que instó a las familias a estar al pendiente de sus hijas o hijos, con respecto a su alimentación.

Dijo que la Secretaría cuenta con programas preventivos y de atención de anorexia y bulimia, ya que ambas enfermedades son una realidad en México, Oaxaca y cualquier parte del mundo.

“La prevención es la clave para evitar que nuestros jóvenes, niñas o niños se encuentren ante un problema de salud que los coloque en la antesala de la muerte, únicamente por sentir que su físico no es el adecuado”, concluyó.

De acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la SS del gobierno federal (CNEGSR), la anorexia y la bulimia son dos trastornos alimenticios más frecuentes en la población femenina, ya que nueve de cada 10 son mujeres de entre los 12 y 25 años de edad.

Una persona tiene un trastorno alimenticio cuando su cuerpo no recibe los nutrientes necesarios para funcionar adecuadamente, así como para estar sana de acuerdo con su edad, estatura y ritmo de vida. Estos padecimientos, aunque cada vez se mencionan más, se desconocen sus características y el peligro que presentan para la salud, al ocasionar daños irreversibles en diferentes órganos e incluso la muerte.

La anorexia se caracteriza porque la persona se preocupa por bajar de peso o no subirlo. Deja de comer lo que necesita, pero no por falta de apetito sino por estar delgada. Por ello siempre piensa en cuánto y cómo come. Con frecuencia se ve en el espejo, se mide la ropa para comprobar que se mantiene delgada y se compara con otras personas.

La bulimia consiste en atracones de comida sin disfrutarla, pero la paciente se siente tan mal por haberlo hecho, que se provoca vómito como una forma de compensar su error, hace ejercicio en extremo, ingiere laxantes o deja de comer durante varios días.

Una misma persona puede presentar ambas conductas, porque si padece anorexia y come, se provoca vómito o toma laxantes para evitar subir de peso. Si sufre bulimia, después de un atracón deja de comer, señala el CNEGSR.

07/SJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: