Inicio » Cada año, 600 mil embarazos a consecuencia de violaciones

Cada año, 600 mil embarazos a consecuencia de violaciones

Por Sara Lovera

Cada año 600 mil mujeres en el mundo se embarazan como consecuencia de una violación. Por ello la anticoncepción de emergencia se ha convertido en un elemento fundamental para prevenir el horror al que se somete a esas víctimas de violencia, afirmó Jefferson Drezett, de Brasil.

El especialista de Ipas, organización internacional especializada en salud reproductiva y derechos de las mujeres, lamentó que sólo 50 por ciento de los países de América Latina permitan el aborto por violación, además de manera limitada y a veces imposible de ejercer.

En la plenaria sobre anticoncepción de emergencia y violencia, en esta Primera Conferencia de América Latina, Drezett informó que también es posible prevenir una infección de vih o de otras enfermedades de transmisión sexual si en los espacios de atención de emergencia se tiene una dotación de retrovirales.

Estas dos acciones de prevención para las mujeres violentadas es producto de la ciencia y el conocimiento, explicó, pero son los gobiernos los responsables de que se pongan en funcionamiento.

Con un auditorio renovado y atento, se puso de manifiesto que en muchos países, como Perú, se aprobó la anticoncepción de emergencia pero no se promueve ni se hace nada para poner la pastilla en hospitales públicos.

Ahí, el especialista sostuvo que sólo en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, ocurren 42 mil violaciones anuales y es posible proteger a más o menos mil mujeres en riesgo de embarazarse. Igualmente los estudios muestran que más de dos mil mujeres fueron protegidas contra el vih con retrovirales suministrados durante las siguientes 72 horas después de un ataque sexual.

En la sesión se iba de una sorpresa a otra. El ponente, de una organización como Ipas, promotora de realizar la interrupción de embarazos no deseados, señaló que algo hay que hacer mientras los países de América Latina sigan prohibiendo y penalizando el aborto, que por lo demás no es deseable y tiene muchas consecuencias para las mujeres.

Pero no se puede, advirtió, quedar tranquilos frente al horror de someter a las mujeres a parir a hijos de los violadores.

Informó que las investigaciones en la región señalan que el 50 por ciento de las mujeres violentadas en el mundo está en edad reproductiva y que el nivel de riesgo de embarazo es de 5 por ciento, descontando a quienes usan métodos regulares y que no se embarazarán con un solo coito o un ataque tumultuario.

De ahí la cifra de riesgo, que para Estados Unidos, donde suceden 680 mil violaciones al año, significa que 32 mil mujeres se embarazan cada año como resultado de una violación.

Dijo al público –muchos médicos y funcionarios de salud de la región– que si en la anticoncepción de emergencia se usan las progestinas tienen un efecto mayor de protección y efectividad con los retrovirales y se estará protegiendo doblemente a las mujeres. Insistió en que es un derecho al que debemos responder todos, pero es esencialmente responsabilidad de los gobiernos.

Hizo notar que si la protección se suministra durante las primeras 24 horas, todavía será mayor la efectividad tanto para evitar el embarazo como vih y otras enfermedades de transmisión sexual, se pueden proteger 950 mujeres de cada mil con alta probabilidad de éxito.

Esto, dijo tiene que mover conciencias, porque las leyes restrictivas de aborto o anticoncepción son graves. Los gobiernos deberían escuchar a las mujeres y no a los grupos conservadores, agregó.

En esta plenaria también Ynga Villena, del grupo Flora Tristán, de Perú, y Virginia Gómez de la Torre, de Ecuador, hablaron sobre las experiencias locales de la anticoncepción de emergencia.

Ynga habló de la efectividad de las estrategias de comunicación y alianza con los medios de comunicación para haber tirado los obstáculos de los conservadores, aunque no se ha puesto en el mercado una pastilla dedicada para la anticoncepción de emergencia y el gobierno no ha cumplido con sus compromisos.

En se sentido, en Ecuador el 30 de septiembre último se aprobó un instrumento para que el Estado provea de esas pastillas en donde se hacen las denuncias de violación.

Aquí en Ecuador, la anticoncepción de emergencia es legal y accesible. Falta aún información entre la población y las mujeres para usarla realmente. Este es uno de los asuntos de esta primera conferencia:¿cómo masificar el conocimiento de las ventajas de este recurso?

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: