Inicio Cada año por lo menos 300 mil mexicanas cruzan la frontera norte

Cada año por lo menos 300 mil mexicanas cruzan la frontera norte

Por Juana María Nava

Estimaciones oficiales revelan que entre 300 y 400 mil mexicanas intentan cruzar cada año la frontera con Estados Unidos, lo que representa entre el 30 y 40 por ciento del total de la migración anual. La principal razón de la migración femenina, refieren investigadores, es la necesidad laboral.

Hasta hace una década se creía que la migración femenina tenía su raíz en la reunificación familiar, y como consecuencia de la migración masculina. Nuevas investigaciones sobre el tema han demostrado que el patrón migratorio femenino se transformó, y ahora las principales razones por las cuales las mujeres abandonan sus lugares de origen, son: el trabajo, el estudio e incluso la “aventura”.

Cifras oficiales revelan que entre 300 y 400 mil mexicanas intentan cruzar cada año la frontera con Estados Unidos, lo que representa entre el 30 y 40 por ciento del total de la migración anual.

La tendencia del cruce de mujeres va en aumento, principalmente desde la crisis de 1982, cuando las mujeres salieron de sus casas en búsqueda de mayores y mejores oportunidades de vida, según dijo el investigador y profesor del Centro de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Arturo Santamaría Gómez.

Y señala que, ccontrario a lo que se pudiera pensar, las mujeres no van principalmente tras la pareja que se fue a trabajar al otro lado del país, sino que su expectativa es la de encontrar empleo con mejor salario.

Ofelia Woo Morales, investigadora de la Universidad de Guadalajara, quien ha documentado el fenómeno migratorio femenino, establece en su estudio “La presencia de la mujer en la migración hacia Estados Unidos”, que las mexicanas van al “Norte” principalmente en busca de empleo, y que un 57 por ciento de esta población se concentra entre los 15 y los 25 años, es decir con un potencial altamente productivo.

Basándose en estudios hechos en la frontera de Baja California, la analista establece que el 80 por ciento de las mujeres deportadas en 1999 tenían menos de 30 años.

Las principales razones de la migración femenina son las mismas que las de los varones. Un 60 por ciento acude en busca de empleo, mientras que el 22 por ciento va a reunirse con su familia, ya sea esposo o hijos; y un 15.8 por ciento manifiesta motivos de estudio, de visita o de aventura.

Sin embargo, gran parte de las mujeres que van a reencontrarse con su familia se incorporan a la actividad laboral, y los empleos que consiguen están en las fábricas, casas, restaurantes y pequeños comercios.

El empleo que encuentran en el vecino país del norte, de algún modo es una extensión a lo que ya hacían antes de emigrar, señala Woo Morales, pues básicamente se enfocaban en ser amas de casa, empleadas domésticas, secretarias, burócratas y vendedoras de alimentos.

Otro de los indicadores que pone de manifiesto el estudio es que el 50 por ciento de las mexicanas que cruzan hacia Estados Unidos tienen en promedio siete años de escolaridad, es decir, cuando menos cuentan con estudios de secundaria.

Así también, se revela que la mitad de las migrantes son solteras: por viudez, por estar separadas o divorciadas, mientras que un 42 por ciento son casadas.

Otro factor importante es que el 56.5 por ciento de las mujeres que emigran a Estados Unidos dejan dependientes económicos en sus lugares de origen, ya sean hijos e hijas, o familiares cercanos.

Las mujeres constituyen la población más vulnerable al abuso, por parte de delincuentes y la propia Patrulla Fronteriza, por su condición de género y de migrante, al respecto Woo Morales señala que de acuerdo a los sondeos las mujeres que han sido deportadas manifiestan entre su principal temor el ser descubiertas por “la migra”, y en cuarta posición aparece el miedo al maltrato y a la muerte.

En este sentido, Arturo Santamaría recalca que a pesar de que cada año mueren 500 mexicanas y mexicanos en su intento por cruzar la frontera, la sociedad mexicana no se ha conmovido. Nadie se ha interesado por este problema, y que irónicamente donde han surgido movimientos de apoyo es en Estados Unidos.

Las y los trabajadores mexicanos envían al país cada año seis mil millones de dólares, lo que representa el tercer lugar en fuente de divisas para México. Además, representan la principal demanda de productos nacionales en el mercado estadounidense, por lo que empresas como Bimbo, Maseca y Televisa han incursionado con mucho éxito hacia ese país, gracias a la población migrante.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más