Inicio Cambio climático exacerba riesgos para salud de mujeres

Cambio climático exacerba riesgos para salud de mujeres

Por Anayeli García Martínez

El cambio climático y la pobreza exacerban los riesgos para la salud de las mujeres, quienes son particularmente vulnerables a los efectos del fenómeno en su salud física y psicológica. En 99 por ciento, las muertes debidas asociadas al cambio climático se deben a la alteración de los patrones de epidemias y enfermedades a escala global.

Los efectos del cambio climático entre mediados de la década de 1970 y el año 2000 han causado la pérdida de 150 mil vidas cada año, según un informe de la Organización Mundial de la Salud de 2003.

Según proyecciones basadas en los mismos datos, actualmente, 235 millones de personas ven afectada su salud por epidemias de malaria, enfermedades diarreicas y malnutrición, padecimientos asociados al cambio climático y destaca que más del 85 por ciento de las muertes corresponden son niñas y niños.

Además, las catástrofes naturales exponen a las personas a tormentas e inundaciones; destruyen hogares y medios de vida; y causan lesiones físicas y trastornos psicológicos, lo que provoca un número desproporcionado de fallecimientos de mujeres, niñas y niños, afirma la organización Oxfam International.

El calor extremo y las sequías también afectan los medios de vida, pues al disminuir los ingresos familiares, se deterioran la salud y la alimentación, ámbitos de los que comúnmente se encargan las mujeres. Estos desastres también pueden causar desplazamientos forzados que, a su vez, conllevan un encadenamiento de complicaciones sanitarias.

Las ciudades son focos de enfermedades particularmente vulnerables a los desastres climáticos: crecen debido a que la gente abandona el medio rural en busca de nuevas oportunidades de desarrollo; la mayoría de estas ciudades tienen altos niveles de contaminación, están sobrepobladas y carecen de la infraestructura sanitaria básica.

SALUD, MIGRACIÓN Y CAMBIO CLIMÁTICO

Durante las migraciones, la población recién llegada carece de resistencia inmunológica y no tiene los conocimientos ni la infraestructura de salud necesarios para enfrentar ciertos tipos de enfermedades. De acuerdo con Oxfam International, se calcula que la esquistosomiasis (enfermedad parasitaria llamada científicamente “bilharzia”), que no mata pero ataca el hígado y perjudica el crecimiento y el desarrollo cognitivo infantil, causa las mayores pérdidas económicas después de la malaria.

Esta enfermedad es endémica en muchos lugares donde la temperatura no desciende por debajo de los cero grados centígrados, temperatura a la que muere el caracol que transmite el parásito. La esquistosomiasis avanza siguiendo la ruta del cambio climático.

Por otro lado hay un mayor número de casos de enfermedades diarreicas y un aumento en la frecuencia de enfermedades cardiorrespiratorias debido a concentraciones de ozono.

Algunos de los aspectos más preocupantes tienen que ver con el hecho de que ahora las enfermedades cambian de estación y de extensión geográfica. Padecimientos bien conocidos en determinadas partes del mundo están entrando en contacto con nuevas poblaciones que aún no son inmunes a ellos, las cuales carecen de los conocimientos y de los sistemas públicos de salud necesarios para controlarlos.

09/AGM/YT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más