Inicio Cambió Katharine Hepburn los roles femeninos en el cine

Cambió Katharine Hepburn los roles femeninos en el cine

Por Belén H. Sánchez

Irreverente y luchadora, franca e iconoclasta, con una belleza altiva y un particular acento, Katharine Hepburn fue clave en el cambio de la concepción de los papeles femeninos protagonistas.

Creó una serie de personajes fuertes, inteligentes y graciosos, al tiempo que desafió la obsesión de Hollywood con la juventud al realizar muchas de sus mejores películas con más de 40 años. Hepburn es la persona que puso pantalones a las mujeres, literal y figurativamente.

Nacida el 12 de mayo de 1907 en Hartford, Connecticut, Katharine fue la segunda de seis hijos de un exitoso cirujano y una sufragista, cuya lucha por los derechos de la mujer inspiró la carrera de la actriz. Su vida familiar estuvo marcada por la temprana muerte de su hermano, y la sentimental, por la relación con el actor Spencer Tracy.

De niña destacaba por su cuerpo atlético. En la adolescencia, debido a su carácter arisco, pasó largos periodos en casa sin ir al colegio.

Posteriormente, cursaría estudios universitarios en el Bryn Mawr College, Filadelfia, donde decidió que quería ser actriz. Allí trabajaría en varios de los montajes teatrales.

Luego ingresó en una compañía de repertorio en Baltimore, desde la que dio el paso a Broadway, consiguiendo pequeños papeles y captando la atención de público y crítica, especialmente por su actuación en Art and Mrs. Bottle, en 1931.

A Warrior’s Husband, obra en la que daba vida a una princesa amazona, sería la que definitivamente la catapultó al estrellato. Y así llegaron las inevitables ofertas cinematográficas.

Su primer papel para la gran pantalla lo obtuvo en Doble Sacrificio (1932), actuando junto a John Barrymore y dirigida por George Cukor, que apostó por ella sin que hubiese hecho cine anteriormente. La cinta fue todo un éxito y la RKO firmó un contrato con la estrella emergente.

Entre 1932 y 1934 participó en cinco películas. Por Gloria de un Día (1933) ganó su primer Oscar, mientras que Las Cuatro Hermanitas’ (1933) funcionó muy bien en taquilla. En una época en la que se resaltaba la feminidad, Hepburn hizo gala de una controvertida androginia, representando a una mujer moderna con una belleza característica, angulosa.

Katharine Hepburn no se dejó avasallar por la apisonadora de los estudios. Era lo más contrario al concepto de estrella que se tenía en los años 40.

Le gustaba ir sin maquillar, fue una de las primeras mujeres que se atrevió a vestir con pantalones, no se la identificaba precisamente con el glamour de la época, huía de los periodistas y no cumplía ni un sólo requisito que la convirtiera en protagonista de las revistas ni en la novia de América.

En total, Katharine Hepburn participó en más de medio centenar de películas y consiguió cuatro Oscar en toda su carrera por sus célebres interpretaciones en ‘Gloria de un día’ (1933), ‘Adivina quién viene esta noche’ (1967), ‘El león en invierno’ (1968) y ‘En el estanque dorado’ (1981).

Otras de las cintas destacadas en las que intervino son La Fiera de mi Niña (1938), Historias de Filadelfia (1949), La Costilla de Adán (1949) y La Reina de Africa (1951).

Trabajó con directores de la talla de George Cukor o Howard Hawks y con los grandes actores de la época dorada del cine norteamericano: Cary Grant, James Stewart, Humphrey Bogart, Henry Fonda y, como no, Spencer Tracy, que fue su pareja desde 1940 a 1957.

Hepburn ostentaba el récord de actriz con más nominaciones a los Oscar, con un total de 12, hasta este año, que Meryl Streep la ha superado con ‘Adaptation’.

Hepburn permaneció activa en los años noventa, participando en algunos filmes y escribiendo sus memorias, pero la progresión del Parkinson y el cáncer de piel, le impidieron seguir con su vida normal. Kathe Hepburn murió en Connecticut el 30 de Junio, 2003 pero ella nunca dejará de brillar en pantalla ni en nuestra memoria.

* Colaboradora de e-leusis.net, La ciudad de las mujeres en la Red

2003/BH/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más