Inicio Camboya y OIT buscan mejorar condición laboral en industria de confección

Camboya y OIT buscan mejorar condición laboral en industria de confección

Por Redaccion

“El auto se alejaba de casa, se dirigía hacía Phnom Penh. Dije adiós a mis padres con tristeza, con la esperanza de regresar un día con dinero para mi madre”. Así comienza la canción “Soy valioso” ganadora del primer premio en un reciente concurso musical y de confección de ropa.

El ganador no era un cantante que participaba en un concurso regional. En realidad era Touch Sreynith, una trabajadora de la confección que narraba el viaje desde su hogar hacía Phnom Penh, capital de Camboya, en búsqueda de un futuro mejor, dice un comunicado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El concurso fue organizado conjuntamente por el programa Mejores fábricas para Camboya (BFC) de la OIT, la Corporación Financiera Internacional (CFI), el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), la revista Precious Girl (dirigida a los trabajadores de la confección), El Ministerio de la Mujer, la Asociación de industriales de la confección de Camboya, la Agencia Francesa de Desarrollo y el Centro de Productividad de la Industria de la Confección.

“El concurso reunió a los principales actores de la industria”, dijo Tuomo Poutiainen, director técnico de BFC. “Éste es un buen ejemplo de colaboración eficaz que demuestra que si trabajamos unidos podemos alcanzar logros importantes para los trabajadores de la confección de Camboya”.

De hecho, el concurso fue más que un escenario donde los trabajadores de la confección podían mostrar sus talentos ocultos. Fue una demostración de la evolución de la industria de la confección hacía prácticas que mejoran la productividad y el mercadeo, y también las condiciones de trabajo.

Este progreso quedó en evidencia en un Foro Internacional de Compradores convocado por BFC y CFI, que se llevó a cabo en Phnom Penh en septiembre. Según Ros Harvey, directora del Programa Mejores Trabajos de OIT y CFI, el Foro de Compradores ofreció una oportunidad a “todas las partes interesadas de la industria para reunirse y discutir asuntos relacionados a la iniciativa Mejores fábricas así como otros temas.
El Foro fue una oportunidad para los compradores internacionales de encontrarse con el gobierno, proveedores y sindicatos. Podemos trabajar juntos para buscar soluciones. Además, el Foro permitió presentar el país a nuevos compradores”.

Este año había en el Foro 17 marcas internacionales de ropa, representadas por 43 minoristas, la mayoría de los cuales son miembros del programa Mejores fábricas. Los compradores provenían sobre todo de Estados Unidos y Europa, entre ellos: Adidas, Gap, HM, Wal-MArt. Levi Strauss Co, y The Walt Disney Company.

Los compradores confirmaron que el próximo año Camboya continuará suministrando las prendas de vestir. Esta es una buena noticia para la industria textil del país, que da trabajo a más de 340 mil personas en cerca de 300 fábricas. La industria temía perder participación en el mercado en 2008 en caso de que Estados Unidos decida eliminar las cuotas a las importaciones desde China, lo cual podría amenazar la posición que Camboya alcanzó en 2006 como quinto proveedor de Estados Unidos, con exportaciones por un valor total de 2 mil 600 millones de dólares.

Al mismo tiempo, los compradores destacaron que el programa Mejores fábricas y su énfasis en las condiciones de trabajo y productividad es uno de los principales motivos por los cuales escogen trabajar con Camboya. Afirmaron la necesidad de fortalecer su apoyo a BFC mientras atraviesa este período de transición hacía la sostenibilidad como una entidad independiente en un futuro cercano.

BFC ofrece beneficios a la industria y la sociedad
Hasta ahora, las expectativas de la industria y sus trabajadores no han sido defraudadas, como narra la autora de la canción ganadora: “Madre, quédate en casa y no te preocupes. Mi vida es valiosa. El trabajo en la fábrica no es vergonzoso, ofrece beneficios a la sociedad”.

De acuerdo con Ros Harvey, “no es una sorpresa. El programa Mejores fábricas para Camboya de la OIT ha logrado mejoras que pueden ser verificadas en las condiciones de trabajo en la industria textil del país, la creación de decenas de miles de nuevos empleos y aumentos constantes en las exportaciones hacía Estados Unidos y la Unión Europea”.

En un reciente discurso en Ginebra, frente al Consejo de Administración de la OIT, el presidente del Banco Mundial Robert Zoellick profundizó este tema, y dijo que Mejores fábricas para Camboya ha ayudado “a mejorar las prácticas laborales y la competitividad en la cadena de suministro mundial”. Citó diversas áreas que conciernen al Banco Mundial y a la OIT, como el desarrollo de capacidades, la ayuda a los trabajadores a adaptarse a los cambios y a extender los esfuerzos sobre las cuestiones de género, y que el Banco Mundial y la OIT unen sus fuerzas en programas como la iniciativa Mejores Trabajos.

Mejores Trabajos, una iniciativa conjunta OIT-CFI, basada en los resultados positivos de Mejores fábricas para Camboya, desarrolla herramientas globales y supervisa programas piloto en tres países, Jordania, Lesotho y Viet Nam con la plena colaboración de las organizaciones de trabajadores y empleadores.

El proyecto combina ajustes en la empresa en conformidad con las normas del trabajo a nivel industrial con formación y capacitación. La primera fase beneficia de manera directa a 1,2 millones de trabajadores y tiene el potencial de alcanzar a muchos más.

08/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más