Inicio Campaña global contra violencia hacia las mujeres en Turquía

Campaña global contra violencia hacia las mujeres en Turquía

Por Anaiz Zamora Márquez

En Turquía, el brutal asesinato de Özgecan Aslan, joven estudiante de psicología de 20 años de edad, impulsó la movilización social –incluso a nivel internacional– para exigir un alto a la violencia contra las mujeres, que en este país tiene múltiples formas y se agrava ante la falta de un sistema de protección adecuado.
 
El pasado 11 de febrero, Özgecan volvía de la universidad a su casa en un “minibús” (transporte utilizado en el país islámico) y se quedó como la última pasajera.
 
El chofer del transporte se desvió del camino e intentó agredir sexualmente a la joven. En un primer momento ella se defendió con gas lacrimógeno, pero él la acuchilló y apaleó, según diversos reportes de la prensa internacional.
 
En complicidad con su padre y un amigo, el agresor amputó las manos de la joven para intentar perder sus huellas dactilares, quemó los restos y los arrojó a un río. El cadáver fue localizado el pasado sábado 14 de febrero.
 
Los agresores fueron detenidos un día después (gracias al testimonio de una testigo que vio a la joven por última vez con vida), y confesaron el asesinato.
 
En consecuencia, cientos de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Turquía, como Estambul o Ankara –la capital–, para realizar protestas masivas y condenar el asesinato de Özgecan Aslan, y advertir que el homicidio no es un hecho aislado.
 
De acuerdo con el medio digital Bianet, en 2014 se registraron 281 asesinatos de mujeres turcas con características misóginas.
 
Feministas y organizaciones de mujeres han señalado que en Turquía –nación enclavada entre Europa y Asia– la violencia contra las mujeres es una problemática diaria debido a que el gobierno islámico ha impulsado “políticas de dominación masculina”, y en reiteradas ocasiones ha asegurado que no cree en la igualdad entre mujeres y hombres.
 
Cabe recordar que el actual presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante la Conferencia sobre Mujeres y Justicia en Estambul dijo que “no se puede poner a mujeres y hombres en los mismos puestos, esto no es natural porque su naturaleza es diferente, nuestra religión (el islam) define el lugar de la mujer: la maternidad”. Además Erdogan ha pedido a las mujeres no usar minifalda, perfume o reír en público.
 
En redes sociales se invitó a la población a condenar el asesinato y se inició una campaña para que las mujeres turcas víctimas de violencia denuncien las agresiones en el hogar.
 
Al repudio de los hechos se sumaron ONU-Mujeres y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Ambas instancias emitieron un pronunciamiento condenando el brutal asesinato.
 
ONU-Mujeres y el UNFPA llamaron a las autoridades turcas a ser congruentes y aplicar debidamente el Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra la Mujer y la Violencia Doméstica (mejor conocido como Convenio de Estambul), que Turquía ratificó en 2012.
 
15/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más