Inicio Capacitan a mujeres indígenas en uso de energía solar

Capacitan a mujeres indígenas en uso de energía solar

Por Diana Manzo

Norma, Rosa Elvia, Olga Lilia, María Aidé son cuatro indígenas huaves-zapotecas de Cachimbo, que hace cinco meses se integraron al proyecto de formación en aprovechamiento de energía solar, auspiciado por el Barefoot Colleg (Universidad de Pies Descalzos) en la India, y ayer jueves regresaron al Istmo de Tehuantepec.
 
Las cuatro huaves  llamadas “abuelas solares” son oriundas de Cachimbo, agencia municipal de San Francisco Ixhuatán, de abuelos huaves y zapotecas, quienes viajaron a la India el 25 de octubre de 2013 y ayer ofrecieron una muestra de su aprendizaje en la Casa de la Cultura de Juchitán.
 
El presidente del Consejo Directivo del Comité, Melendre Gubidxa Luis Guerrero, añadió que las cuatro abuelas cachibeñas estuvieron aprendiendo todo lo relacionado con la construcción de celdas solares para ponerlas en uso dentro de su comunidad y aprovechar la luz solar.
 
Las indígenas recorrieron las ciudades de Tilonia y Rajastha en la India, donde aprendieron a montar, reparar y dar mantenimiento a paneles y equipos solares para uso doméstico, que serán de mucha utilidad para sus paisanos.
 
“Este proyecto inició el 20 de junio de 2013 cuando Bunker Roy, fundador del Barefoot College, llegó a Cachimbo, Ixhuatán, a bordo de una pequeña lancha para seleccionar personalmente a las cuatro mujeres que se irían a capacitar al otro lado del mundo”, señaló Gubidxa Guerrero.
 
El director de Comité Melendre narró que amigos y familiares de las abuelas de Cachimbo están emocionados de que muy pronto llegarán a su tierra natal, donde en un lapso de tres meses instalarán las celdas solares en esta comunidad que nunca ha visto un foco encendido.
 
Las abuelas cachibeñas contaron que el idioma no fue problema de comunicación, ya que tuvieron un traductor, con quien reforzaron su aprendizaje para la construcción de las celdas solares para su comunidad.
 
Cachimbo fue devastada en mayo del año pasado por el huracán Bárbara, donde 200 familias, que en su totalidad son pescadores, perdieron todas sus pertenencias y lo peor de todo es que las autoridades municipales las mantienen en el olvido.
 
“Tenemos muchas ganas de volver a ver a nuestras familias y nuestra tierra querida, ya estamos en Juchitán y muy pronto llegaremos en Cachimbo”, expresó la abuela Norma, manifestando que fue un agradable pasaje de su vida y lo mejor de todo será que dejarán huella en su natal Cachimbo.
 
14/DM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más