Inicio Capitalinas conmemoran tres años de constitucionalidad de ILE

Capitalinas conmemoran tres años de constitucionalidad de ILE

Por Lourdes Godínez Leal

El próximo 28 de agosto se conmemorarán tres años de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional la legislación que permite la interrupción legal del embarazo (ILE) hasta las 12 semanas de gestación, vigente en el Distrito Federal desde 2007 y que hasta abril de este año había permitido a 56 mil 610 mujeres ejercer este derecho.

La resolución del máximo tribunal de justicia de nuestro país fue calificada como histórica por las feministas pues por vez primera las y los ministros reconocieron los derechos humanos de las mujeres y su derecho a decidir, e incorporaron en su discurso conceptos como igualdad de género, perspectiva de género, derechos sexuales y reproductivos, el derecho de las mujeres a la libre autodeterminación y al ejercicio libre de su vida sexual y reproductiva.

En mayo de 2007, a un mes de que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobara las modificaciones a la Ley del Salud del DF y al Artículo 144 del Código Penal del DF, que permiten la ILE durante las primeras 12 semanas de gestación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) encabezada entonces por José Luis Soberanes Fernández y la Procuraduría General de la República a cargo de Eduardo Medina Mora, presentaron un recurso de inconstitucionalidad ante la SCJN argumentando que la ALDF no era competente para legislar en la materia.

La Corte inició la discusión del recurso en agosto de 2008 y tras una semana de acalorado debate, en un fallo histórico, 8 de las y los ministros concluyeron que la ILE es un derecho a la salud y contribuye a educar e informar a las mujeres sobre sus derechos sexuales y reproductivos, por lo que debe realizarse en el menor tiempo posible.

“Se trata de un tema que implica los derechos de las mujeres y de su salud sexual y reproductiva, lo que se necesita para lograr una verdadera igualdad de género”, dijo entonces el ministro Genaro Góngora Pimentel, quien propuso incorporar la visión de género en la discusión.

Uno de los argumentos importantes de ésta se centró en el discurso del ministro Genaro Góngora Pimentel quien condenó el señalamiento que se hace a las mujeres que deciden interrumpir legalmente un embarazo al verlas como delincuentes y que el aborto sea equiparado con el homicidio pues en su opinión no se puede decir que el producto de la concepción sea un ser humano y persona.

Góngora Pimentel sostuvo que el embarazo forzado implica una forma de esclavitud que obliga a las mujeres a culminar un embarazo aún en su contra.

“El reconocimiento que hizo la SCJN del derecho a la vida no significa que éste sea absoluto y que no sea susceptible de ser balanceado con otros derechos o limitado en atención a ciertos intereses estatales”.

Cuando el Estado impone condiciones de embarazo por la vía penal, coloca a las mujeres en desigualdad social, no hay justificación alguna que permita sostener que el embrión menor a 12 semanas es una persona y que ello pueda anteponerse y restringir los derechos de las mujeres.

“La penalización de la ILE discrimina por razón de género porque se justifica que una mujer embarazada culmine su embarazo bajo amenazas penales”.

Y para concluir Góngora enfatizó en el derecho que tienen las niñas a no ser madres.

UN DERECHO SOLO PARA CAPITALINAS

Pese a la constitucionalidad de la Norma, a partir de 2008, 17 entidades federativas han legislado contrariamente a lo resuelto por la Suprema Corte, protegiendo la vida desde el momento de la “concepción-fecundación”, en sus legislaciones locales, iniciativas impulsadas por los partidos Acción Nacional (PAN) y el Revolucionario Institucional (PRI).

Con esta penalización, las mujeres de otros estados de la República se trasladan al Distrito Federal para ser atendidas en los 14 hospitales y centros de salud del sector salud que ofrecen los servicios de ILE.

Debido a la demanda, se amplió la cobertura en hospitales como el Materno Infantil Nicolás M. Cedillo y el Materno Infantil Inguarán y los Centros de Salud Beatriz Velasco de Alemán y el Santa Catarina, en Iztapalapa, que atienden sobre todo a población joven y adolescente toda vez que éstas representan casi la mitad del total de usuarias, con edades que van de 11 a 44 años.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud capitalina proporcionada a Cimacnoticias, a abril de este año 75 por ciento de las usuarias fueron originarias del DF, 21 por ciento del Estado de México, y 4 por ciento proviene de otros estados de la República, lo que significa que cada entidad aporta de una a tres pacientes.

11/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más