Inicio Carecen programas sociales de perspectiva de género

Carecen programas sociales de perspectiva de género

Por la Redacción

Además de aumentar los recursos para programas de atención a mujeres, el gobierno federal debe rehacer y orientar todas sus políticas públicas a evitar las desigualdades frente a los hombres para erradicar la inequidad, demandó hoy la investigadora Gisela Espinosa.

Durante el ciclo de conferencias “Presupuestos sensibles al género”, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la economista de la UAM Xochimilco se pronunció en contra del recorte presupuestal para el combate a la pobreza, como lo propone el presidente Vicente Fox en su proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2005.

Observó que de recortarse las partidas federales a la política social se afectará sobremanera a las mujeres del campo, quienes sobreviven de las remesas que llegan de Estados Unidos y de las “migajas” que les otorga la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Al contrario, dijo Gisela Espinosa, es necesario aumentar el presupuesto para atender a la población femenina y se debe modificar “el cómo” se asignan los montos toda vez que los programas sociales del gobierno federal “carecen de perspectiva de género”, indicó.

Advirtió que de acuerdo con estudios de grupos civiles como Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, lejos de incrementar el presupuesto para mujeres, el gobierno lo ha disminuido.

Y del año 2003 al 2004, los montos etiquetados en diversas secretarías para atender a las mexicanas, se redujo en 10 por ciento, recordó.

Pero aclaró que del presupuesto global para mujeres, la Secretaría de Salud (SS) fue la dependencia que registró el mayor recorte al ver reducidos sus recursos en un 17 por ciento.

La también doctora en antropología social resaltó que “todos los análisis de presupuestos sensibles al género hacen evidente la insuficiencia de recursos financieros”, para atender necesidades específicas de las mexicanas.

Puso como ejemplo que el Programa de Salud Reproductiva y Planificación Familiar 1995-2000 de la SS, amplió sus áreas de atención al incorporar a más mujeres (no sólo en edad reproductiva), al tiempo que redujo sus recursos en un 62 por ciento a pesar de que el gasto social “se mantuvo constante”.

Espinosa sostuvo que la manera de aplicar el presupuesto en la SS “profundiza la desigualdad” de las mujeres.

Reconoció que en la SS ha habido una tendencia a aplicar la perspectiva de género en sus programas y presupuesto, pero que es necesario que esa visión se incorpore en otros rubros como vivienda, alimentación y educación.

Señaló que los objetivos de los programas para mujeres no corresponden al presupuesto que se les asigna. Dijo que no necesariamente otorgar más fondos para atender a las mujeres significa que se va a garantizar la equidad de género.

La investigadora criticó a los programas de la Sedesol porque “restan autonomía a las mujeres y refuerzan los roles tradicionales” de género.

Dijo que por decreto presidencial no se puede implementar la perspectiva de género en los programas sociales, si no hay programas y políticas públicas sensibles a la desigualdad existente entre los sexos, tampoco habrá presupuesto con enfoque de género, recalcó.

El ciclo de conferencias “Presupuestos sensibles al género” fue organizado por la Comisión de Equidad y Género de la ALDF, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), y la fundación alemana GTZ.

2004/RM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content