Inicio Carmen Santiago, con secuelas por la agresión de Rubén Mora

Carmen Santiago, con secuelas por la agresión de Rubén Mora

Por Paulina Rivas Ayala

Después de permanecer varios días sedada en la sala de terapia intensiva del hospital Adolfo López Mateos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ayer fue reanimada la periodista Carmen Santiago Hernández, quien tiene traumatismo craneoencefálico por la agresión física de Rubén Mora Peralta, su ex pareja, el cual también la sacó del hospital en Chilpancingo, privándola de atención médica.

Según informes del equipo médico que la atiende, la parte frontal de su cerebro está necrosada como consecuencia de la golpiza, por lo cual “aún tiene problemas para articular frases coherentes”, explica la poetiza Teresa Larumbe, amiga de la periodista, quien denunció penalmente la agresión el pasado 3 de agosto, como consta en la averiguación previa BRA/SC/07/1623/2009.

Por los mismos hechos existe también la averiguación SEIDSSVI/027/2009, ante la Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, cuya titular es la abogada Dominga Chávez.

“El neurólogo explicó que (su estado mental) no es por cuestión de la anestesia, sino de las secuelas que le van a quedar”, dice Larumbe, quien ha recibido los últimos informes médicos. “Ella recibió el golpe atrás y el rebote del cerebro con el cráneo fue al frente y eso fue lo que le afectó”, detalla.

La comunicadora permanecerá dos días más en terapia intermedia y otros dos días en piso para que los médicos vigilen su evolución y comportamiento, para darle los medicamentos y calmantes necesarios porque “ella puede presentar cambio de ánimo, ataques de cólera, agresividad o depresión”, debido a las lesiones.

Como en su momento ha informado Cimacnoticias, Carmen Santiago, trabajadora del área de Comunicación Social del Gobierno de Guerrero, fue golpeada frente a su casa por su ex pareja Rubén Mora Peralta hasta causarle traumatismo craneoencefálico en segundo grado, el pasado 25 de julio.

Una ambulancia la trasladó a un hospital particular, y más tarde a otro.De ahí la llevaron a la Clínica del ISSSTE, dirigida por el tío del agresor, Dorio Mora, quien permitió su egreso, pese a su grave estado, como advirtieron los subdirectores Médico y Administrativo del nosocomio.

Mora Peralta mantuvo a Carmen sin atención hospitalaria, hasta que las amigas y colegas de la comunicadora la trasladaron al Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE en la Ciudad de México, donde aún permanece. En tanto, el hijo de cinco años de la periodista y su padre, de 75 años, quien padece secuelas de embolias, son cuidados por amigas y familiares.

Sin embargo, el médico que permitió la irregular salida de la periodista del hospital de Chilpancingo solo fue separado de su cargo, “para facilitar las investigaciones”.

En tanto, el agresor goza de libertad bajo caución, que originalmente había sido determinada en 280 mil pesos por la Fiscal Especializada para la Investigación de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, Dominga Chávez, pero que se redujo a 80 mil debido a que presentó una constancia de “pobreza” extendida por el Ayuntamiento de Chilpancingo.

REPARACIÓN DEL DAÑO Y RECLASIFICACIÓN

Carmen Santiago difícilmente podrá reintegrarse a sus labores, por lo cual el avance de la demanda jurídica contra su agresor, presentada por Larumbe reviste mayor importancia, ya que tanto su hijo como su padre dependen económicamente de ella.

El jueves 13 la Procuraduría de General de Justicia (PGJ) del estado de Guerrero, en conferencia de prensa anunció que habrá contacto con una comisión de peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) para que acudan al hospital en donde está Carmen para evaluar de qué manera le fueron causadas las lesiones y para complementar los dictámenes que tienen en la averiguación, según explicó a Cimacnoticias Rigoberta Román Orea, la abogada acompañante asignada por la Secretaría de la Mujer del estado.

En la conferencia también se anunció el compromiso de la PGJ, con ayuda de agentes de la PGR, para dictar las medidas cautelares a favor de Carmen, de su hijo y de su padre, esos últimos considerados como víctimas indirectas de la violencia ejercida contra las mujeres, de acuerdo con la Ley Número 533 de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del estado libre y soberano de Guerrero, por ser familiares que tienen relación de convivencia con la misma y que sufre o se encuentran en estado de riesgo por dicha violencia.

Sin embargo a Carmen no se le ha podido tomar ninguna declaración debido al estado en que se encuentra, según explica Larumbe, como le informó la trabajadora social del centro hospitalario.

Aunado a ello, informó la abogada Román, aún no se tienen los elementos suficientes en la averiguación previa para reclasificar el delito, ya que en la entidad los actos cometidos por el agresor no constituyen delitos graves.

De reclasificarse el delito, el agresor podría permanecer en la cárcel mientras se lleva a cabo su juicio penal, una de las medidas que contribuiría, como indica la Ley Número 533 de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del estado libre y soberano de Guerrero, a garantizar a Carmen el acceso a la justicia, tanto en su procuración, como administración.

09/PR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content