Inicio » Castaños: En riesgo, el proceso contra soldados

Castaños: En riesgo, el proceso contra soldados

Por Soledad Jarquín Edgar/enviada

La rapidez con que se liberó al militar Héctor Méndez de la Cruz, acusado de participar en la violación tumultuaria cometida por 20 soldados contra 13 mujeres en el municipio de Castaños, el pasado 11 de julio, y capturado luego de permanecer prófugo varios meses, causa alarma entre las víctimas de los soldados y en su defensora Sandra de Luna González.

La exculpación del militar, liberado gracias al testimonio de su superior jerárquico, quien aseguró que no salió nunca de las instalaciones del IFE en Monclova, pone en riesgo el proceso contra los soldados del Ejército Mexicano que habrían violado a las mujeres en la zona de tolerancia de Castaños, advierte la también presidenta del Centro de Orientación y Protección a Víctimas de Violencia Intrafamiliar.

De la misma manera en que se presentó un superior a exculpar a Héctor Méndez, podrían presentarse otros superiores a exculpar a los demás, pues los mismos elementos que obran en su expediente están también en los de los otros ocho soldados. Son los mismos delitos graves por los que se dictó auto de formal prisión, lo cual hace inexplicable su liberación por parte del juez Hiradier Huerta.

“Entonces mejor que abran las puertas del penal para que se vayan de una vez”, dice la abogada. Además, nunca se tomaron en cuenta las opiniones de víctimas y testigos.

Así lo revela una de las mujeres violentadas por los soldados, en entrevista con Cimacnoticias:

“Si yo reconocí a ese soldado en las fotografías como uno de los que me había atacado, si sabíamos que era Héctor Méndez de la Cruz, uno de los prófugos, ¿por qué lo soltaron?, ¿por qué no me llamaron a declarar?”, dice esta mujer, de 38 años.

Héctor Méndez de la Cruz fue detenido el pasado 25 de enero para ser juzgado por el delito de violación sexual contra trabajadoras de la zona de tolerancia del municipio de Castaños. Pero fue puesto en libertad seis días más tarde, el 31 de enero, por el juez Hiradier Huerta, cuando un sargento de la Sexta Zona Militar aseguró que el soldado de 23 años no había salido de las instalaciones del IFE en Monclova, donde estaba destacamentado un grupo de soldados para cuidar paquetes electorales.

– ¿Volviste a tener miedo al saber la noticia?, le pregunto a la mujer.

– El miedo ha vuelto, nunca se ha ido -sostiene la entrevistada. Creo que nunca debieron soltarlo, “no sé cómo pudieron hacer eso, ¿acaso no están las autoridades para proteger a la gente?, ¿pues qué cosa les dijo para que lo soltaran tan rápido, sin oír mi testimonio?

No entiendo, repite una y otra vez, ¿por qué no me tomaron en cuenta?, ¿cómo quiere que me sienta? Estoy desconcertada. Ni siquiera me avisaron que lo detuvieron sino hasta que leí en los periódicos que lo habían soltado.

Su voz revela miedo, desesperación, tensión y angustia, una inquietud que no la deja desde la madrugada en que sufrió el ataque.

Cuando al mes siguiente al ataque, en agosto, ocho soldados fueron entregados por las mismas autoridades de la Sexta Zona Militar para que fueran juzgados (por primera vez en la historia reciente) por la justicia civil, ella sabía que faltaba Héctor, uno de los soldados que la agredió.

El miedo que siente hoy, al saber libre a su agresor, está justificado, pues durante el ataque fueron amenazadas de que “si los denunciábamos, nos iban a buscar y la íbamos a pasar muy mal”.

“Ahora está libre y yo temo por mí y por mis cinco hijas”, dice la mujer, cuyo rostro revela el desvelo reiterado.

RECURSO DE REVISIÓN

La abogada Sandra de Luna González, adelantó que pondrán un recurso de revisión ante la Magistrado del Tribunal Unitario de Circuito, Martha Elena Aguilar Durón, para que revise la resolución del juez Hiradier Huerta.

En caso de que la resolución que permitió al soldado Héctor Méndez de la Cruz obtener su libertad sea revocada, el soldado podría ser reaprendido. “De ser así, en el Coprovi pediremos la salida de ese juez”.

Sin embargo, insistió, tenemos todavía la certeza de que las cosas se van a realizar con apego a derecho y seguimos creyendo en los dichos de las víctimas de violencia sexual, quienes han señalado y sostienen que ellos fueron sus agresores. “Pero sí estamos decepcionadas e indignadas con el procedimiento del juez”.

De igual forma, añadió la abogada, hemos analizado la situación y tendremos que solicitar explicaciones tanto a la procuraduría del fuero común como a la militar “porque Méndez de la Cruz habría estado todo este tiempo en la base militar de Muzquiz”.

“¿Entonces qué paso?, ¿por qué dejaron pasar tanto tiempo para entregarlo a las autoridades civiles?, ¿querían que se enfriara el caso? Luego lo entregan y viene un sargento, su superior jerárquico y dice que ese muchacho no salió nunca de las instalaciones del IFE en Monclova. Bueno, entonces, ¿estaba prófugo o no? Esas preguntas tendrán que responderlas las autoridades.

07/SJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: