Inicio Castaños, proceso insuficiente y amañado

Castaños, proceso insuficiente y amañado

Por la Redacción

A tres años y medio de la violenta agresión de militares en contra de 13 trabajadoras de la zona de tolerancia de Castaños, la justicia de Coahuila determinó una reducción de condenas.

Lo que para muchos fue un logro, el que integrantes de la milicia hayan sido juzgados por primera vez a través del fuero común, para el Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, se trató de un proceso insuficiente y amañado.

El prelado no disimuló su molestia ante la reducción de penas dictada por el Juzgado Segundo de Distrito con sede en la ciudad de Monclova, Coahuila y es que ha sido un persistente defensor de las víctimas desde que fueron atacadas el pasado 11 de julio del 2006.

Dijo que se distanció de ellas, luego de que fueran presionadas para desistir de sus acusaciones, “hubo obstáculos durante el juicio, y luego dejaron de recibir nuestras llamadas. La última vez que las vimos fue cuando las obligaron a volver a la escena del crimen, en el 2007”.

Luego de un año y dos meses, de permanecer en el Penal Varonil de Monclova, en octubre del 2007, fueron liberados por el Juez Hiradier Huerta, el subteniente Norberto Carlos Francisco Vargas y el cabo Norberto González Estrada, pertenecientes al 14 Regimiento Motorizado de Caballería, de la Sexta Zona Militar.

Vera López denunció en todo momento que el juicio estaba lleno de irregularidades, por lo que el Juez Hiradier Huerta interpuso una denuncia ante las autoridades eclesiásticas por considerar que el jerarca católico, incurrió en Abuso de Potestad Eclesiástica. El juicio no procedió ante el Vaticano.

Los dos soldados fueron liberados el 24 de octubre del 2007, ese mismo día se llevó a cabo un juicio de guerra en la Ciudad de Saltillo, Coahuila en contra de 9 soldados agresores, aunque el Consejo de Guerra emitió sentencias por abandono de sus puestos como custodios de papelería electoral.

JUSTICIA A MEDIAS

Aunque la postura del ministerio público del estado fue siempre la pena máxima para los militares porque además de agresión sexual, hubo delitos como la privación ilegal de la libertad, entre otros, hubo factores como la retractación de dos trabajadoras que podrían haber servido para atenuar la condena.

Las mujeres dieron a conocer en su momento que recibieron llamadas intimidatorias, se enfrentaron a careos humillantes con sus agresores, trato sospechoso durante las terapias, además de que las hicieron firmar papeles en blanco.

Para el Obispo Raúl Vera, la flexibilidad con que tomó el caso la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) fue evidente cuando el presidente Felipe Calderón llegó a la presidencia, y fue cuando los inculpados recibieron privilegios y protección.

No obstante que la justicia de Coahuila pasó a ser pionera en juzgar a militares por delitos civiles, para Vera el logro hubiera sido que se les hubiera puesto la sentencia que merecían.

“Fueron reduciendo los cargos, porque no solo fue la violación, fue lo equivalente al secuestro, la intimidación, los golpes. A los tres días las víctimas estaban declarando como ocurrieron los hechos, yo estaba ahí, ellas creían que no salían vivas de la zona de tolerancia de Castaños”.

Información reciente del caso es la reducción de penas para tres de los inculpados, y la absolución de otros tres soldados que participaron en la violación. No obstante, para el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila, Gregorio Pérez Mata, el juicio se hizo apegado al derecho, y contó con un trabajo serio de los jueces.

En segunda instancia y a unos días de concluir el 2009, se confirmó la absolución de los soldados Norberto González Estrada, Rosendo García Jiménez y Casimiro Ortega Hernández.

El ex sargento, Juan José Gaitán Santiago, purgará 24 años de condena, luego de que en primera instancia se le dictaron 21 años de prisión, en tanto que Omar Alejandro Rangel Fuentes, pasará 15 años en la cárcel y no 41 años como se determinó al inicio.

Fernando Adrián Madrid Guardiola, también fue condenado a 15 años, al igual que su compañero resultó favorecido al no tener que permanecer por 32 años en el penal.

Ángel Antonio Hernández Niño, podrá obtener el beneficio de la fianza al ser acusado solo de propinar lesiones a las víctimas.

A pesar de que se señaló que fueron 20 o 21 soldados en estado de ebriedad y bajo la influencia de otras sustancias tóxicas, sólo se juzgó a 9 por el fuero común, del resto nunca se supo nada.

Aún no han sido detenidos ni procesados los militares, Ricardo Hernández, Baldomeano Hernández García y José Raúl Ramírez Martínez, quienes pertenecían al 14 Regimiento de Caballería Motorizada de Múzquiz, Coahuila.

La madrugada del 11 de julio del 2006, los militares tenían la encomienda de proteger las boletas de la elección presidencial que se concentraron en el distrito 03, con sede en Monclova. De las 13 trabajadoras de la zona de tolerancia, se sabe que la mayoría se dedica a la misma actividad porque su condición socioeconómica no les permite integrarse de otra forma a la vida productiva.

10/SN/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content