Inicio Centroamérica, donde más se capta a víctimas de trata

Centroamérica, donde más se capta a víctimas de trata

Por la Redacción

Un nuevo informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reveló que el principal objetivo del tráfico de mujeres en Centroamérica es la explotación sexual y laboral, la mendicidad y la extracción de órganos. Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica reportan un aumento de estos crímenes.

El informe de la OIM “Tráfico de mujeres: otra manifestación de violencia contra las mujeres”, presentado como parte del Día Internacional contra el Tráfico de Personas que se conmemora el próximo domingo, destaca que la región centroamericana se ha convertido en una zona de destino de explotación intrarregional.

Los países de destino de las víctimas captadas en América Latina (AL) son principalmente los europeos y Estados Unidos, mientras que Brasil, Colombia, República Dominicana y México reciben a personas que provienen de esas localidades.

Centroamérica presenta una nueva tendencia, ya que la explotación de mujeres ocurre en los propios países, de manera interna e interregional. Nicaragua, El Salvador y Honduras son las naciones que presentan el mayor índice de captación de víctimas para trasladarlas a México, Guatemala y a Costa Rica.

Una muestra de la OIM concluyó que 20 víctimas captadas en Nicaragua fueron llevadas a El Salvador, Guatemala, Costa Rica y otras localidades en el mismo país con fines de explotación sexual comercial.

Ana Hidalgo, directora regional del proyecto “Lucha contra la trata”, de la OIM, lamentó que la información sobre el tráfico de personas en AL sea muy escasa.

Las autoridades no logran recabar cifras confiables debido a que existe un porcentaje muy pequeño que logra escapar, y una cifra aún menor de víctimas que deciden contar su historia, señaló la funcionaria internacional.

Algunas de las mujeres que han sido objeto de ese tipo de crímenes aseguraron no estar convencidas de la seguridad y la fiabilidad de la oferta laboral en sus respectivos países; la pobreza y la falta de oportunidades de empleo influyeron en su decisión de aceptar propuestas de extraños, enfatiza la publicación de la OIM.

Escapar de los captores y volver al hogar no representa el fin de la pesadilla, pues las mujeres que han sido privadas de su libertad por las redes de trata se enfrentan muchas veces a acciones de represión y venganza, son estigmatizadas por la familia y las comunidades, y puede que deban pagar deudas adquiridas en su intento por migrar, concluyó Hidalgo.

12/RED/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content