Inicio » CETU impactará a OSC financiadas con cuotas y servicios

CETU impactará a OSC financiadas con cuotas y servicios

Por María de la Luz Tesoro

Organizaciones civiles (OSC) afirmaron que no son defraudadoras ni evasoras fiscales, en respuesta a la solicitud de la Secretaría de Hacienda (SHCP) para que informen anualmente sobre el monto de los donativos que recibe el gobierno federal y sobre la identidad de los donadores, con el fin de evitar distorsiones respecto al costo fiscal.

Somos todo lo contrario, pues “proveemos de bienes y servicios de carácter público, en muchas de las ocasiones lo hacemos mejor que el propio Estado”, aseguran las OSC.

Los coordinadores de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, Alberto Serdán Rosales y Mónica Tapia, sostuvieron que las organizaciones civiles están muy bien fiscalizadas, ya que anualmente presentan un dictamen en Hacienda que no se da a conocer a la ciudadanía; sin embargo, los montos de los donativos están inflados.

Indicaron que el gobierno federal es quien recibe la mayor parte de los donativos por parte de particulares, cooperación internacional e incluso de Petróleos Mexicanos (PEMEX) a través de donativos, como compensación ambiental.

En entrevista con Cimacnoticias, la coordinadora de Alternativas y Capacidades, Mónica Tapia, comentó que el impacto que la Contribución Empresarial a Tasa Única (CETU) impactará considerablemente en las organizaciones civiles, puesto que el 85 por ciento de su financiamiento, viene de cuotas y servicios, que es lo que estaría gravando adicionalmente.

La profesora Tapia explicó que la Reforma Fiscal, tal y como la está planteando el gobierno federal, tiene dos fuertes repercusiones: la primera es que el CETU no está planteando como deducibles los donativos a organizaciones altruistas; segundo, que así como está planteado ahora, se cobrará impuesto a los ingresos, servicios y cuotas de las organizaciones.

Esas son las dos maneras en las que impactará el CETU en las organizaciones civiles, ya sean pequeñas o grandes. Agregó que todos los países del mundo tienen incentivos fiscales a los donativos, por lo que eliminar esa deducibilidad de impuestos mermaría la pequeña filantropía que hay en el país.

PROPUESTAS DE OSC

Mónica Tapia mencionó que ya hicieron llegar un documento con cuatro propuestas a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, mismo que fue respaldado con la firma de mil 300 organizaciones de toda la República mexicana, y pidió mayor apertura a la SHyCP para escuchar las demandas de las organizaciones afectadas.

La investigadora indicó que las propuestas consisten en: hacer deducibles los donativos en la CETU; piden que se les exente ?como lo hicieron a partidos políticos y sindicatos- por sus ingresos, cuotas y servicios; hacer equivalente las 17 actividades de la Ley de Fomento y ponerlas en la Ley de Impuesto sobre la Renta; y que se dé mayor transparencia de los donativos.

Indicó que dependiendo de en cuánto quede la tasa de la CETU, el 19 por ciento se estaría cobrando sobre el 85 por ciento del financiamiento, que en promedio proviene de cuotas y servicios, lo que, obviamente, se traducirá en menos servicios, en menos personal, menos beneficiarios, y un encarecimiento de los servicios en por lo menos 30 por ciento.

La coordinadora de Alternativas y Capacidades de Fundar citó como ejemplos al Monte de Piedad, que tendría que subir la tasa de interés prendario con la que presta; el Museo del Papalote, cuyos ingresos, en buena parte, provienen de las cuotas que cobra, mismos que tendrán que aumentar por lo menos en un 30 por ciento.

Aclaró que no se trata de decir no a la Reforma Fiscal, de lo que se trata es de que las organizaciones civiles no vean mermados sus ingresos, y por ende los servicios que prestan a niños en situación de calle, discapacitados, en las clínicas de las zonas rurales y en todos aquellos servicios donde se requiere atención personalizada, y en donde los programas y proyectos tendrán que cancelarse.

Por su parte, el coordinador del Proyecto de Presupuesto en Fundar, Alberto Serdan Rosales, explicó que la CETU es una tasa que empieza en 16 por ciento, pero que en un periodo que abarca hasta el 2012, quedará en un 19 por ciento.

Precisó que este 19 por ciento es lo que se le va aplicar al total de los ingresos de una empresa. Les quitas todo lo que haya gastado en infraestructura (activos fijos) y se le resta al total de ingresos, de lo que queda, es lo que cobra la CETU.

07/MLT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: