Inicio » Chiapanecas, sin acceso a urgencias obstétricas

Chiapanecas, sin acceso a urgencias obstétricas

Por Lizbeth Ortiz Acevedo

En 2010, siete de cada 10 muertes maternas en Chiapas se dieron en los hospitales, dijo Marcos Arana, integrante del Comité Promotor del Derecho a una Maternidad Segura y Voluntaria, en esa entidad.
 
Durante su participación en el Congreso Conmemorativo del 20 aniversario del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México (CPMS), el activista señaló que los servicios hospitalarios de su estado están saturados por la creciente demanda de atención de partos y por el elevado porcentaje de cesáreas injustificadas que se practican, lo que limita que mujeres que presentan urgencias obstétricas no reciban atención rápida y de calidad.
 
Además, Arana informó que estas mujeres que acuden a los centros hospitalarios para atender sus partos presentan un grado de sobremedicalización, lo que atenta contra la tendencia mundial de promover un parto natural humanizado.
 
Sin embargo, señaló que no todas las chiapanecas acuden a los servicios médicos, ya que según estudios del Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos, en los municipios de Tenejapa y Mitontic, 87 por ciento de las mujeres con hijos menores de dos años en esa región habían tenido sus partos en casa y al cuestionarles a las que estaban en ese momento embarazadas, 96 por ciento coincidió que no quería ir al hospital.
 
En tanto, Marcos Arana denunció que según cifras del Observatorio de Mortalidad Materna en México (OMM), en Chiapas sólo el 42 por ciento de las clínicas de primer nivel cuentan con personal médico durante los siete días de la semana y en el caso de enfermeras, sólo con el 38 por ciento, y dijo además que únicamente 8 por ciento de las unidades de atención primaria atiende partos.
 
Por lo que dijo que aunque el Inegi informó que en México se registran más de 2 millones y medio de nacimientos, según estimaciones del Inmujeres, al menos 12.2 por ciento de los embarazos en menores de edad terminan en aborto, ya que hay una proporción que no son planificados o deseados, porque incluso son producto de la violencia sexual.
 
En el esquema de prevención, Arana recordó que en los últimos años el financiamiento de programas de planificación familiar y educación sexual ha disminuido, por lo que, dijo, “esto se traduce en una preocupante regresión en materia de derechos sexuales y reproductivos”.
 
Ejemplo de ello es el testimonio que tienen de siete mujeres que quedaron embarazadas en 2010 porque dejaron de recibir anticonceptivos en el Hospital de San Andrés Larraínzar.
 
Por lo que el integrante del Comité estatal solicitó que en Chiapas se fortalezca el sistema de atención para la atención del parto normal y urgencias obstétricas, y que se revisen los procesos para determinar la realización de cesáreas; así como la inversión en educación sexual y reproductiva, además de la disponibilidad y acceso a métodos de planificación familiar.
 
13/LOA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más