Inicio » Chiapas Guerrero y Puebla, lo que no se debe hacer

Chiapas Guerrero y Puebla, lo que no se debe hacer

Por Román González

Los grandes contrastes sociales causados por la pobreza y la marginación han hecho de Chiapas, Guerrero y Puebla ejemplo de la forma en que el desdén gubernamental puede afectar a la población, principalmente a las mujeres indígenas, que viven prácticamente sin a salud y métodos de anticoncepción, a la educación y oportunidades de desarrollo.

En ese tenor existen entidades que muestran niveles elevados de fecundidad. Según el estudio La Situación Demográfica de México 2002, elaborado por el Consejo Nacional de Población (Conapo) la fecundidad en Chiapas, Puebla y Guerrero se sitúa en alrededor de 3.0 hijos, que es un nivel semejante al promedio nacional registrado hace menos de una década.

Asimismo, de acuerdo con los resultados del censo de 2000, alrededor de la mitad de los municipios del país — dos mil 443 –, es decir, donde se concentra la mayor parte de la población rural del país, todavía registran niveles relativamente elevados de fecundidad.

Además en esos grupos, los más rezagados en la transición de la fecundidad, se muestran niveles elevados de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos.

El estudio referido indica que en 1997 este era el caso de las mujeres indígenas (25.8 por ciento de las mujeres unidas en edad fértil) y de las mujeres sin escolaridad (21.8 por ciento), cuyas características aluden a contextos sociales, culturales y geográficos que obstaculizan el ejercicio pleno de los derechos reproductivos.

ENFERMEDADES EVITABLES

Algunas enfermedades que en la actualidad son evitables, entre ellas las infecciosas, parasitarias, perinatales y de nutrición, así como las lesiones y los accidentes, representan casi tres cuartas partes de la mortalidad infantil de nuestro país, cuando dichas causas prácticamente están erradicadas en países más avanzados.

Según el análisis El Cambio Epidemiológico, elaborado por Conapo, si en México se pudiera evitar 90 por ciento de dichos decesos, la tasa de mortalidad infantil estaría compuesta casi en su totalidad por padecimientos crónicos y degenerativos, esto es, que sólo morirían cuatro por cada mil, equivalente al nivel actual que tiene Japón.

Para el organismo, dependiente de la Secretaría de Gobernación, es motivo de preocupación el que las deficiencias en la nutrición aparezca como la quinta causa de muerte, debido a que la desnutrición a temprana edad, vinculada con la pobreza y el rezago socioeconómico.

DESIGUALDAD

La pobreza se presenta con distintas intensidades a lo largo del curso de vida y afecta de manera desigual a hombres y mujeres, sobre todo a partir de los 15 años de edad. En México, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), 52 por ciento de las mujeres rurales vive en la pobreza.

También, cifras de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) y del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), revelan que el número de mujeres rurales sin preparación profesional y económicamente activas se ubica en 25.8 por ciento de la población femenina.

Asimismo, en las pequeñas localidades de menos de dos mil habitantes, 77 de cada 100 mujeres no tienen educación básica, mientras que 20 no tienen ningún tipo de instrucción.

En contraste, de cada 100 mujeres del área urbana, por lo menos 19 tiene estudios profesionales, mientras que en las zonas rurales sólo tres de cada 100 tienen nivel profesional.

RECONOCIMIENTO

Recién, la secretaria general del Conapo, Elena Zúñiga Herrera, reconoció que la pobreza afecta con mucha mayor severidad a la población rural, cuyos valores triplican a los que se registran en las localidades urbanas.

Dio a conocer que la pobreza se acompaña de comportamientos reproductivos caracterizados por el inicio temprano de la unión o matrimonio y del nacimiento del primer hijo, así como un menor espaciamiento de los nacimientos y mayores niveles de fecundidad.

Características, abundó, que contribuyen a reproducir la pobreza y que son resultado a su vez de la limitada estructura de oportunidades y la persistencia de grandes disparidades sociales entre mujeres y hombres.

Afirmó que las mujeres mexicanas continúan uniéndose a edades tempranas –alrededor de los 21 años—y teniendo su primer bebé poco después de lo 18 meses, a pesar de que en los años recientes se ha producido un retraso gradual en la edad a la que ocurren ambos eventos, particularmente entre las mujeres urbanas.

MADRES SOLTERAS

En nuestro país, existen 4.5 millones de madres que viven sin pareja. De esta cifra, 8.5 por ciento son viudas. 6.2 por ciento están separadas y 4.0 por ciento solteras.

Datos de Conapo revelan que el porcentaje de madres solas en el ámbito rural es de 11.4 por ciento, en tanto en áreas urbanas –500 mil habitantes o más— el porcentaje llega a 18.0.

Una característica que revela Conapo es que de las madres solas, por separación o divorcio suman alrededor de 1.7 millones de mujeres, y seis de cada 10 han asumido la jefatura de su hogar, pero 27.6 por ciento de ellas vive con al menos uno de sus padres.

Las viudas constituyen el grupo más numeroso de las madres solas –1.9 millones–, que en la mayoría de los casos asumen la jefatura del hogar.

En ese contexto, hoy en día, la población de nuestro país, asciende a 104.2 millones de personas, de las cuales más del 50 por ciento son mujeres.

2003/RGL/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: