Inicio Chilenas retrasan boda por un título profesional o técnico

Chilenas retrasan boda por un título profesional o técnico

Por la Redacción

Hoy las mujeres chilenas se ganaron un espacio en las universidades y ocupan el 49 por ciento de los pupitres; pero hace poco más de un siglo, los cuadernos con los apuntes completos brillaban por su ausencia en la población femenina.

Mientras en 1992, el 13 por ciento de las y los chilenos declararon tener educación superior, en 2002 lo hizo el 22 por ciento.

Además de aumentar la proporción de universitarias entre la población femenina del país suramericano, ellas ingresan a la educación superior en mayor cantidad que los hombres.

Ellas son minuciosas, puntuales, ordenadas, rigurosas y responsables. Esas son las cualidades que los profesores de cinco carreras de distintas universidades de Chile destacan de sus alumnas.

Según datos del Consejo Superior de Educación (CSE) de este país, entre el año 2003 y 2004, la matrícula total femenina en primer año de las universidades aumentó en 16 por ciento y la masculina, en un ocho por ciento, según difunde Servicio de Noticias de la Mujer (SEM).

La misma entidad hizo un estudio del promedio de retención -cuántos alumnos terminan la carrera-, y son las mujeres las que llegan en mayor número a la meta.

“La mujer ha retrasado la edad en que se casa y se está insertando en el mundo del trabajo. Para ello, un título profesional o técnico es indispensable para obtener un puesto con una remuneración adecuada”, dice José Miguel Salazar, secretario ejecutivo del CSE.

Harald Beyer, investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP), tiene una explicación más económica. “Hoy es muy rentable estudiar. Una mujer con un título universitario gana en promedio 3.2 veces lo que gana una mujer con educación media; eso hace muy atractivo estudiar. El costo alternativo de quedarse en la casa es muy grande”.

Fernanda Villegas, asesora económica y laboral del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), se inclina por los cambios culturales. “Las mujeres retrasan la maternidad, el promedio de sus hijas e hijos disminuye, estudian más y trabajan más. Éste es un signo inequívoco de que la sociedad está ampliando la igualdad de oportunidades”, dice.

Entre las carreras universitarias que ellas eligen en primer lugar están derecho, ingeniería civil o comercial y educación básica. A este grupo siguen, en orden decreciente, sicología, educación media, arquitectura y periodismo. Gustos dispersos pero centrados en el área de educación en un 33 por ciento.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más