Inicio » China: cada día más varones que mujeres

Ante la frustración de millones de hombres solteros, expertos advierten ya hoy de una posible “inestabilidad social”.

La tendencia no es nueva: ya en 1980 el porcentaje de varones en China, con 108,5 por cada cien niñas, estaba por encima del promedio mundial de 104 contra 107.

Con la evolución de los aparatos de ultrasonido y el creciente bienestar, fueron en aumento los abortos de fetos femeninos. En algunas regiones, como en las sureñas provincias de Guangdong y Hainan, incluso hay cien niñas por cada 130 niños.

Sobre todo en el campo, los campesinos prefieren hijos varones, porque éstos se quedan con sus padres también después de casarse y se ocupan de ellos cuando son mayores, mientras que las mujeres tras la boda pasan a la casa de sus maridos y de sus suegros.

Esa es la tradición en China desde hace milenios. La política de un solo niño y una nueva y asequible técnica de ultrasonido agudizaron el problema.

El mayor problema de esta situación la enfrentan desde ahora los campesinos jóvenes en las regiones pobres. La falta de mujeres en el campo es un negocio para los traficantes de personas, que compran a niñas pequeñas que sus padres no quieren o que incluso las secuestran y las venden en los pueblos.

Los diarios informan, desde hace años, de mujeres que son atraídas con promesas falsas o que son secuestradas, para vivir luego como esposas de un campesino pobre en un pueblo apartado.

“La discriminación de las mujeres sigue siendo el motivo principal del creciente desequilibrio entre los sexos en China”, comentó Liu Bohong, investigadora de la asociación estatal de mujeres sobre estas nuevas cifras.

La nada popular y estricta política de planificación familiar en China, que en principio sólo permite un niño por pareja, fue defendida por la funcionaria, aun cuando otros expertos ven en ella una causa importante de la situación actual.

Pero también está claro que el descontrolado crecimiento de la población de hoy, 1.300 millones de personas, traerá grandes problemas para los recursos en China y en el mundo.

Lo que no se debate es que el desequilibrio entre los sexos es “el resultado de una idea muy arraigada en la cultura china según la cual los hombres son superiores a las mujeres”, dijo Liu Bohong a agencia internacionales.

Pero la idea de que las niñas no valen nada es impulsada indirectamente por la planificación familiar, dado que los campesinos sólo pueden tener un segundo hijo si el primero es “sólo” una niña.

Para no aumentar más la brecha, las familias con una sola niña reciben ventajas financieras, para formar a sus hijas.

El hecho de que en 2004 entre los menores de 20 años haya habido 20 millones más de chinos varones que mujeres hace necesario el tomar medidas drásticas.

En China no está permitido averiguar el sexo de un feto por razones que no sean médicas. Pero las violaciones de esta regla no se castigan debidamente.

Desde el 1 de enero, en la provincia de Henan, gravemente afectada por esta situación, existen disposiciones más estrictas que controlan más los aparatos de ultrasonido y a los médicos y que dificultan claramente los abortos.

Quien de todas maneras aborte una niña porque prefiere un niño, debe pagar entre 10.000 y 30.000 yuan (entre mil y tres mil euros) si es descubierto, cinco veces el ingreso anual de una familia.

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: