Inicio » Cineasta Lucía Alfaro gana beca de Conaculta

Cineasta Lucía Alfaro gana beca de Conaculta

Aún no termina su cortometraje “Café negro”, pero la joven cineasta Lucía Antares Alfaro Hernández ya recibió una beca del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) para realizar el documental “A flor de tierra”, en el que reflejará la vida cotidiana de tres mineros de Cananea, Sonora.

Lucía es una joven sonorense de 25 años a quien la imagen en movimiento le ha cautivado desde pequeña. Desde los “anime” japoneses que acompañaron su niñez hasta los documentales más dramáticos alimentan su vida y su gusto por ver y apreciar cine y video.

Originaria de Ciudad Obregón, Alfaro Hernández es licenciada en Comunicación por el Instituto Tecnológico de Sonora. Actualmente es becaria de la Fundación Sonorense de Liderazgo (FSL), institución que la apoyó en noviembre de 2010 para concretar su objetivo de dirigir alguna producción de cine.

Con experiencia como productora en televisión y asistente de dirección en documentales, Lucía Alfaro quería encabezar su propio filme, así que presentó un proyecto para producir, realizar y dirigir “Café negro” lo cual convenció a la FSL para elegirla como becaria.

El corto está en postproducción, mientras su directora prepara el viaje a Cananea, donde permanecerá con su equipo de trabajo durante un mes para empezar las grabaciones de su nueva producción, cuya carpeta fue elegida por un jurado de expertos en un proceso de selección entre casi 70 propuestas.

Lucía atendió la convocatoria del Instituto Sonorense de Cultura (ISC) y el Conaculta, y de 67 propuestas iniciales se eligieron 30 para que sus autores y autoras participaran en el Diplomado en desarrollo de proyectos documentales del 6 de mayo al 19 de junio pasado.

De ahí hubo otra selección para determinar las 22 mejores carpetas ante un jurado conformado por Lucía Gajá, Elena Fortes Acosta y Víctor Ugalde, quienes eligieron a las y los cinco ganadores del concurso de apoyos a la producción de documentales “Visiones en el desierto 2011”.

“A flor de tierra” es el título que Lucía Alfaro escogió para el documental que retratará desde un “enfoque humano” la situación de Cananea y las vicisitudes de mujeres y hombres ante la pobreza de la comunidad.

FORMACIÓN

Los primeros acercamientos de Lucía Antares con la creación cinematográfica se dan con su profesor Josian López, con quien colabora como asistente de dirección en la cinta “Jeremías”, filmada en Álamos, Sonora. En ese cortometraje participaron actores como Mario Almada y Gerardo Gerardo.

Tras asistir al taller de dirección y producción impartido por Cineastas Independientes de Sonora (Cison), en Ciudad Obregón, Alfaro Hernández realizó su primer trabajo personal con “Maya”, corto en el que cuenta la vida de una niña que por condiciones de inmunodeficiencia no puede salir de su casa y vive en una burbuja estéril.

Cuando Maya por fin está lista para salir al mundo exterior, la niña se decepciona pues su fantasía expresada en dibujos se desmorona al conocer la realidad de contaminación, falta de agua y escasez de árboles prevaleciente en el planeta.

Lucía Antares comenta que “Nacido en burdeles”, de la fotógrafa Zana Briskes, es el documental que más la ha impresionado e inspirado en su corta carrera como cineasta.

La producción asiática realizada en la zona roja de Calcuta, India, presenta el mundo de decenas de niñas y niños, hijos de las mujeres que trabajan en los burdeles de la zona. Una cruda realidad en la que las y los menores de edad no van a la escuela, y las niñas son obligadas a prostituirse.

Con su cortometraje “Café Negro”, Lucía refrenda su predilección por los personajes femeninos y por mostrar la situación de mujeres y niñas. La joven presenta la historia de tres mujeres en diversas etapas de su vida (niñez, juventud y vejez). La producción podría estrenarse en octubre próximo.

LO QUE SIGUE

“A flor de tierra” ganó la beca por 120 mil pesos otorgada por Conaculta. La producción debe estar lista a fines de septiembre próximo. El nombre del proyecto se refiere al tipo de minería que se trabaja a cielo abierto. La cineasta explica que el eje no será la historia de la mina, ni de las huelgas que han cimbrado al país.

“Se buscan tres perfiles de mineros para que digan sus razones para emplearse en la mina, más allá de lo político, (se trata de) rescatar el lado humano: cómo piensan, cómo viven, quiénes son”, detalla entusiasmada.

“Este verano agarró mucha velocidad… metió cuarta, quinta y no me avisó”, comenta la joven ante lo sorpresivo de la beca. El documental tendrá una duración de 24 minutos y será transmitido por televisión; la cinta será distribuida por el ISC.

11/SN/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: