Inicio Colombia: 15 mil niñas y niños son combatientes de la guerrilla

Colombia: 15 mil niñas y niños son combatientes de la guerrilla

Por Redaccion

En Colombia se estima que aproximadamente 15 mil niñas y niños, de entre 9 y 16 años, son combatientes en los ejércitos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como en las filas de los grupos paramilitares, según el informe Impacto del Conflicto Armado en los Niños, Niñas y Adolescentes de América Latina, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Estos menores de edad son utilizados para acciones de alto riesgo, tales como la activación y desactivación de minas antipersonales, espionaje, servidumbre y esclavitud sexual para la tropa, apunta en su servicio informativo Alai-amlatina.

“Para algunos grupos armados, incluyendo a la guerrilla y a los paramilitares, no importa a quién se recluta, ya sea niña o niño, lo único que buscan es ampliar su contingente frente”.

En este sentido, en declaraciones a la prensa, los jefes de las FARC han confirmado en repetidas oportunidades el reclutamiento y la utilización de niñas, niños y adolescentes en combate al afirmar que “cualquier joven de 15 años está capacitado para empuñar las armas”.

Según Unicef, las niñas, niños y adolescentes son reclutados por representar un potencial humano disponible, maleable y capaz de realizar diversas tareas en los frentes de combate sin medir riesgos.

Ante la situación de inseguridad que se vive en algunos municipios de Colombia, donde a diario la población civil se ve entre dos fuegos y miles de niñas y niños han padecido la angustia de tener que abandonar sus hogares en medio de la violencia, el miedo y la muerte.

La mayoría de las y los menores de edad huye de las áreas rurales para buscar refugio en los suburbios en las principales ciudades de Colombia, aunque aún así no están seguros, viéndose forzados muchos de ellos a pasar la frontera hacia países vecinos.

Carol Bellamy, directora ejecutiva de Unicef, ha declarado que en la guerra existen pocas salidas para las niñas y niños que viven en medio del miedo, desarraigo, la soledad, la inseguridad, la discriminación y el maltrato. “Podríamos afirmar que el futuro está hipotecado para las y los niños tanto de Colombia como de otros países que padecen conflictos armados”.

CONTRA TODO ARGUMENTO

Debido a la internacionalización del conflicto colombiano, Alai-amlatina hace un recuento de las leyes para proteger a las niñas y niños en conflictos armados: La aprobación en 1989 de la Convención sobre los Derechos del Niño, es el principal instrumento legal para proteger a todos los niños, niñas y adolescentes de cualquier país.

Las resoluciones y protocolos sobre las y los niños y los conflictos armados, tanto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) como de la Organización de Estados Americanos (OEA), instan a los Estados a que tomen las medidas necesarias para acabar con la utilización de menores de edad como soldados, violando el derecho humanitario, y a que se garantice su desmovilización y su reinserción a la sociedad.

El Estatuto de Roma (1998), ratificado en 2002, considera “crimen de guerra” reclutar o alistar a menores de 15 años para que participen en las hostilidades.

Las leyes internacionales que protegen a las y los niños de la guerra son: los Convenios de Ginebra (1949), la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, el Estatuto de la Corte Penal Internacional o Estatuto de Roma (1998), el Convenio 182 de la OIT sobre Erradicación de las Peores Formas de Trabajo Infantil, las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la Participación de Menores en Conflictos Armados, específicamente, Resolución 1261 (1999), la Resolución 1314 (2000), la Resolución 1379 (2001) y la Resolución 1460 (2003), así como el Protocolo Facultativo Relativo a la Participación de Niños en los Conflictos Armados (2002).

Este último es uno de los más importantes, según instrumentos legales a nivel internacional, el cual puede considerarse como un nuevo tratado que fortalece a la Convención sobre los Derechos del Niño porque prohíbe la participación directa de menores de 18 años en combates, prohíbe a los Estados el reclutamiento forzoso de menores de 18 años y se prohíbe a los grupos armados el reclutamiento obligatorio o voluntario y toda participación de menores de 18 años en las hostilidades.

En febrero de 2007, 60 países firmaron los Principios de París en los que se comprometieron a no emplear niñas y niños en los conflictos bélicos, reubicarlos y procurar su reinserción en la sociedad.

Hacen énfasis en los casos de las niñas soldado estas son doblemente víctimas porque son explotadas sexualmente y, cuando recobran la libertad, ellas y los hijos que han alumbrado, a menudo fruto de violaciones, son rechazados en sus comunidades.

08/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content