Inicio Combatir estereotipos de género y barreras laborales en empleo juvenil

Combatir estereotipos de género y barreras laborales en empleo juvenil

Ya que para el próximo decenio se contara con mil millones de mujeres y hombres jóvenes en edad de trabajar, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) hizo un llamado a favor de que los gobiernos e interlocutores sociales combatan los estereotipos de género y las barreras laborales que agudizan la crisis del empleo juvenil.

“Es imprescindible que colaboremos para reforzar el potencial productivo de mujeres y hombres jóvenes”, declaró Juan Somavia, Director General de la OIT.

Las dimensiones específicas del empleo juvenil varían de acuerdo al género, edad, origen étnico, nivel educativo y formación, antecedentes familiares, estado de salud y discapacidad, entre otros factores.

Sin embargo, en general, se observa que las tasas de participación en la población activa de las mujeres jóvenes son muy inferiores a las de hombres de su grupo de edad.

En un comunicado, la OIT precisa que la igualdad en el acceso a una educación y una formación de calidad para niñas y niños sigue constituyendo el mejor punto de partida para encontrar un trabajo decente.

No obstante, incluso en los lugares en los que los niveles educativos de mujeres jóvenes son iguales o superiores a los de hombres, ellas afrontan más dificultades en la transición a la vida laboral a causa de una continua discriminación en el mercado de trabajo.

Además, cuando finalmente encuentran un empleo, suele ser en la economía informal y de los peor remunerados, lo que deja a las jóvenes en una situación de mayor vulnerabilidad respecto a la pobreza y la marginación.

“Un reto fundamental en cuanto al empleo es abordar la segregación laboral de los puestos de trabajo ‘masculinos’ y ‘femeninos’ aceptados tradicionalmente, y romper las barreras de género para abrir determinadas profesiones a los dos sexos”, señaló Geir Tonstol, de la Oficina de la OIT para la Igualdad de Género.

“En muchos países, aún se anima a las mujeres jóvenes a recibir formación en ocupaciones ‘femeninas’ calificadas de manera relativamente baja y escasamente remuneradas, con pocas perspectivas de promoción, mientras que se anima a los varones jóvenes a acceder a una formación y un empleo basados en las tecnologías modernas, que a menudo están mejor retribuidos”, agregó.

En el marco de la campaña “La igualdad de género: el corazón del Trabajo Decente”, de una año de duración, la OIT promueve activamente el empleo decente para mujeres y hombres jóvenes en todas las regiones.

El organismo de Naciones Unidas subraya que más que percibirse como un problema, la incorporación de las y los jóvenes al mercado de trabajo debe asumirse como una enorme oportunidad y una fuente de posibilidades de desarrollo económico y social.

08/LPB/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más