Inicio » Comienza en Perú campaña para control de armas

Comienza en Perú campaña para control de armas

Por la Redacción

Organizaciones civiles y expertos de varios países presentaron en Lima, Perú, la Campaña Armas Bajo Control que abarcará 50 países, destinada a convencer a los gobiernos de la necesidad de regular el comercio de armas, cuya proliferación afecta principalmente a las mujeres, que o son asesinadas, quedan viudas o huérfanas.

La campaña pretende también reducir la proliferación y mal uso de las armas y convencer a los gobiernos de la necesidad de crear un tratado que regule su comercio, ya que la falta de normas de control constituye un peligro potencial con desastrosas consecuencias para la defensa de los derechos humanos.

Esto permite que las armas lleguen a manos de gobiernos represivos, bandas de criminales, narcotraficantes y la población en general.

El informe Vidas Destrozadas, la Necesidad de un Control Estricto del Comercio de Armas, publicado recientemente por Amnistía Internacional, destaca que la posesión de armas cada vez más letales se ha vuelto parte integrante de la vida cotidiana en muchos lugares del mundo.

En este escenario, las mujeres son doblemente víctimas, especialmente durante los conflictos armados, como madres, esposas, novias e hijas de los que son muertos o heridos. Ellas tienen que soportar el peso de sostener una familia al quedar viudas, advierte la experta Jacqueline Sullivan.

Sullivan dice que en tiempos de paz, las mujeres son víctimas frecuentes de crímenes violentos, ataques domésticos, violencia sexual, suicidios y accidentes con armas de fuego, adquiridas en forma legal o ilegal.

Al contrario de lo que se sostiene, las armas no protegen a las mujeres en casos de violencia doméstica. La presencia de un arma en una casa aumenta la posibilidad que una relación abusiva termine con la muerte de la mujer. La mayoría de los feminicidios ocurre al interior de los hogares, donde los agresores utilizaron armas de fuego.

MUERTES EN FAMILIA

Una mayoría de mujeres rara vez vincula la noción de seguridad con el uso de la fuerza, a diferencia de los hombres. Según Jacqueline Sullivan, “en términos generales, las mujeres consideran la presencia de armas de fuego en una casa como una amenaza, en cambio los hombres se sienten más seguros. Con frecuencia las armas se tornan símbolos de poder masculino y son usadas para promover el uso de la violencia en la resolución de conflictos”.

En 1993, un estudio realizado por el England Journal of Medicine de Estados Unidos, descubrió que los hogares con armas de fuego corren más riesgo de asesinatos que los que no tienen armas.

Sullivan afirma que los hombres que creen que tener armas en la casa es la mejor manera de garantizar la seguridad de su familia, alimentan una bomba de tiempo que puede explotar en cualquier momento.

EL NEGOCIO DE ESTADOS UNIDOS

La llamada “guerra contra el terrorismo” encabezada por Estados Unidos ha exacerbado la proliferación mundial de las armas en lugar de contribuir a su control. Actualmente el comercio bélico, tanto legal como ilegal, carece de control o su regulación es insuficiente.

Amnistía Internacional señala que países como Estados Unidos y el Reino Unido han incrementado su colaboración militar y armamentística con los supuestos aliados contra el terrorismo, como Pakistán, Indonesia y Filipinas.

En estos países el atropello a los derechos humanos es parte de la vida cotidiana, sin embargo esto no parece incomodar a estas dos grandes potencias.

La Campaña Armas Bajo Control abarcará a 50 países. Las organizaciones gestoras y un grupo de juristas internacionales, redactaron un proyecto de Tratado sobre Comercio de Armas que cuenta con el apoyo de 19 Premios Nobel de la Paz.

El proyecto propone un conjunto de normas comunes para el control de las transferencias de armas, basadas en las responsabilidades que ya han contraído los Estados, en virtud del derecho internacional.

Teresa Carpio, Directora de la sección peruana de Amnistía Internacional, señala que para tratar el actual problema de las armas, “es necesario presionar sobre los países vendedores, reducir la demanda y controlar mejor las que ya están en circulación”.

A su vez, Rebecca Peters, Directora de IANSA, pone el dedo en la llaga. “Los gobiernos dedicados a la búsqueda de armas nucleares, biológicas y químicas en su lucha contra el `terrorismo`, han ignorado las verdaderas armas de destrucción masiva, las armas pequeñas. De tal modo, que las armas pequeñas siguen proliferando y cobrándose cientos de miles de vidas”.

2003/MH/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: