Inicio » ¿Cómo operará Seguro Médico Nueva Generación y Embarazo Saludable?

¿Cómo operará Seguro Médico Nueva Generación y Embarazo Saludable?

Ante el anuncio de Felipe Calderón, el pasado 9 de mayo, de que ampliarían el “Programa del Seguro Médico para una Nueva Generación, Embarazo Saludable”, el Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgo en México solicitó una reunión con autoridades del Sector Salud para conocer cómo operará dicho programa, con el fin de difundir ampliamente el camino que las mujeres deben de seguir para hacer valer ese derecho.

En Reynosa, Tamaulipas, Felipe Calderón, señaló que además del Seguro Médico para una Nueva Generación –“que hace que cada infante que nazca en México cuente con un seguro médico que le garantice atención médica, hospitalaria y medicinal”– también se incorporará a las madres a través del nuevo Programa de Embarazo Saludable, lo que implica incluir a casi tres y medio millones de personas.

Graciela Freyermut Enciso, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Sureste y Secretaria Técnica del Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgo en México, señala que el acceso universal a los servicios de salud materna permitirá al gobierno mexicano dar cumplimiento a los compromisos adquiridos internacionalmente en los Objetivos del Milenio.

Asimismo, podrá asegurar que, en caso de una complicación durante la maternidad, las mujeres puedan salvar una de tantas barreras que existen para obtener una atención oportuna y evitar su muerte prematura.

El acceso universal y gratuito a la atención durante el embarazo, el parto y después del parto de toda mujer mexicana es un derecho y un acto de elemental justicia social, por ello, sostiene el Comité, el 9 de mayo, se dio un paso en el cumplimiento de ese derecho, y en la construcción de un sistema de salud verdaderamente universal.

No obstante, señala que este primer paso implica grandes retos estrechamente relacionados con la pobreza, la falta de oportunidades y las inequidades, que afectan todavía a muchas mujeres mexicanas y sus familias, principalmente entre la población indígena.

La medida anunciada, detalló Freyermut, debe ir acompañada de instrucciones claras y precisas, accesible a todas las mujeres mexicanas, para que realmente puedan acceder a este servicio. Esa sería la única forma en que la declaración y la voluntad políticade Felipe Calderón, se conviertan en realidad.

El Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgo acordó dar seguimiento a esa iniciativa a través de sus asociados, organismos gubernamentales o no gubernamentales. Y solicitó una reunión con el Secretario de Salud, José Ángel Córdoba; con el subsecretario de Prevención, Mauricio Hernández, y con Daniel Karma, Comisionado Nacional de Protección Social en Salud.

La reunión tiene como finalidad conocer la forma en que operará dicho Programa, sobre todo para poder difundir ampliamente cuáles son los pasos que las mujeres deben seguir para hacer valer ese derecho, dice la investigadora del Comité. Y adelanta: “aprovechamos para comunicarles en esa reunión las dificultades que las mujeres más pobres del país están teniendo para poder disfrutar del Seguro de Primera Generación”.

Calderón dijo en Reynosa, durante la presentación del Programa, que “toda mujer embarazada en México va a tener garantías de contar con un seguro médico eficaz para atenderla, no solo durante el embarazo, sino también de por vida a ella y a su familia”, con el fin de “cerrar el paso” a la mortalidad materno-infantil”. “La verdad, dijo, es que las mamás corren mucho más riesgos de muerte, asociados a enfermedades o a la propia gestación”.

Reconoció que en el país mueren 60 mujeres de cada cien mil nacimientos, muchas veces por falta de condiciones higiénicas adecuadas, mientras que 17 de cada mil niños muere a la hora de nacer. En las comunidades más pobres, la cifra de duplica o se triplica, dijo, llegando a morir, en algunas comunidades, hasta 70 niños de cada mil nacidos.

EL PROGRAMA

El Programa pretende, primero: garantizar el control y seguimiento de mujeres embarazadas a través de consultas médicas especializadas, la entrega de complementos vitamínicos, la aplicación de vacunas y las pruebas de laboratorio que se necesitan.

Segundo, un manejo correcto de las emergencias médicas a lo largo de la maternidad, con especial atención al tercer trimestre del embarazo y durante el parto. Y, tercero, una cultura de la prevención de riesgos y del cuidado de la salud entre las mujeres embarazadas, sus familiares y la comunidad.

08/CR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: