Compositoras mexicanas, entre el talento y la discriminación

FEMINISMO
   Gina Enríquez Morán, es la tercera en recibir Medalla Mozart
Compositoras mexicanas, entre el talento y la discriminación
CIMACFoto: Angélica Mancilla
Por: Angélica Mancilla García
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/02/2019

La compositora mexicana Gina Enríquez Morán, es directora y fundadora de la primera orquesta sinfónica de mujeres de México y la segunda de América Latina. En enero de este año, se convirtió en la tercera compositora mexicana en recibir la “Medalla Mozart”, que es el galardón más importante que se otorga, desde 1991, a compositoras y compositores de la música clásica.

Esta medalla, la otorga la embajada de Austria y la Academia Medalla Mozart A.C, y se dio por vez primera en 1991, en el aniversario 200 de la muerte del compositor Wolfgang Amadeus Mozart. Se entrega anualmente. La compositora María Granillo la recibió en 1996 y Gabriela Ortiz en 1997, ambas mexicanas. Y es importante destacarlo porque las mujeres han sido mayormente reconocidas en categorías como las de intérpretes y concertistas de piano, pero desde hace 22 años que la recibió Ortiz, nadie más la volvió a recibir, hasta ahora Enríquez Morán.

Ella se define  “como una artista, una compositora y directora de orquesta, no sólo comprometida con el arte y la sociedad y con las mujeres, sino con la vida, con el planeta, con los animales”, por ello su obra está inspirada en la naturaleza, es un homenaje a la flora y fauna.

Haber recibido la medalla Mozart significó para ella un logro personal muy importante en lo individual pero también en lo colectivo, porque, afirmó, abre puertas para que otras mujeres sigan ganando espacios en áreas que siguen ocupadas mayoritariamente por hombres, donde las diferencias de género las sigue colocando en desventaja.

En entrevista con Cimacnoticias, Gina Enríquez Morán nos habló de sus próximos estrenos mundiales de sus obras “Xunán Kaab” y “Eqqus”, así como de los obstáculos que ha tenido que sortear para seguir componiendo y llevando sus creaciones a las orquestas, donde, afirmó, “desgraciadamente no ven el talento, ven el género todavía”.

Así, contó, “Xunán Kaab”, un homenaje a las abejas, tendrá su estreno mundial el 15 de febrero, en la ciudad de Puebla y estará a cargo de la Filarmónica 5 de Mayo; mientras que Eqqus se presentará el 9 de marzo, en la Sala Felipe Villanueva, en Toluca interpretada por la Orquesta Filarmónica Mexiquense, conducida por Gabriela Díaz Alatriste. Finalmente, el 15 de marzo, en el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la maestra Gina Enríquez será directora huésped de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Hidalgo.

- Angélica Mancilla García (AMG): Sin duda, recibir la Medalla Mozart es un logro personal muy importante y un reconocimiento a tu trabajo, pero ¿a qué te has tenido que enfrentar? ¿qué es lo que has tenido que atravesar para llegar hasta este punto?

- Gina Enríquez Morán (GEM): Discriminación por supuesto. Hasta en lo más básico, como estudiante, ser echada a un lado simplemente por ser mujer. Por ejemplo, en cursos de dirección, ni siquiera compitiendo a nivel profesional, como estudiante, una orquesta completa llegó a protestar porque a mí se me dio el segundo lugar y no el primero; en Francia, en París, llegaron a decir los estudiantes: “es que cómo es posible que no vean que la directora mexicana fue la mejor en el curso”; porque en ese curso se llegó a la práctica —que fue con el maestro León Bazin, que fue un maestro de dirección muy importante—, se introdujo la votación, porque en Europa sí se hace votación de la orquesta. Estoy hablando de un curso que tomé en París. En este curso, se practicó la votación de la orquesta, se supone que la orquesta votó unánimemente y se le dio el reconocimiento a un director y no a mí.

En todo el mundo como ves pasa eso, y a eso me he enfrentado desde estudiante y pues ¡ya no digas como profesional! El poderme abrir las puertas de las orquestas ha sido sumamente complicado, desgraciadamente no ven el talento, ven el género todavía: “¿es mujer? pues no la voy a pelar porque es mujer. Es muy triste que todavía suceda esto”.

- AMG: Después de este reconocimiento que te han otorgado, ¿alguien del actual gobierno Federal ha tenido algún acercamiento contigo?

- GEM: No, mira, está muy reciente, tiene menos de un mes. Fue el 27 de enero la premiación y yo me di a la tarea de promoverlo, que es lo que estoy haciendo con todas estas entrevistas, para que se conozca, porque sí es muy típico que te dan la medalla y pues se enteraron ese día y a todo mundo se le olvidó. Entonces, yo con estas entrevistas lo que estoy haciendo es como difundir el premio que recibí y lo que estoy haciendo como compositora y los estrenos.

Compartí ahora la premiación con María Teresa Castrillón, una gran, gran, pianista mexicana. Pero sí soy la tercera compositora mexicana en recibirla, le dieron la medalla a mis compañeras María Granillo y Gabriela Ortiz, yo soy la tercera compositora que recibe esta presea; y pues de los compositores, sí hay bastantes compositores que la han recibido.

- AMG: ¿Tú crees que el gobierno Federal le dé un espacio a esta actividad en su proyecto de cultura, que le den mayor difusión? Es decir, por ejemplo, el presidente ha dicho que le gusta el béisbol y que le gustaría difundirlo y entonces están haciendo una serie de cosas para que se practique; pero la composición, la dirección y la música clásica no son tan difundidas tampoco, ni tan accesibles en este país.

- GEM: No, no. Justamente estaba contando que tú sabes que Gabriela Díaz Alatriste fue la primera directora de orquesta que tuvo la titularidad de una orquesta profesional mexicana, con la Orquesta Sinfónica del Politécnico; ese año, 2008, también le dieron la medalla de oro a Ana Guevara en carrera, que fue la primera mujer que ganaba una medalla de oro, y la mandó a llamar el presidente y a Gabriela Díaz no la mandó a llamar. Entonces, ahí hay una doble discriminación: “ay, no, pues es música clásica, guácala; y es mujer, guácala”.

- AMG: Sabemos que tú eres la fundadora de la Orquesta Sinfónica de Mujeres “Nuevo Milenio” ¿qué ha pasado?

- GEM: Sí, ese proyecto se vino abajo porque no la pudimos consolidar porque no tuvimos el apoyo del gobierno. Ya no hicimos más conciertos porque era muy costoso y también la cuestión hacendaria es muy complicada, lo de los impuestos y los pagos de honorarios se fue complicando muchísimo, muchísimo, muchísimo. Entonces, ya no seguimos dando conciertos, pero yo sí seguí promoviéndola en la Cámara de Diputados.

- AMG: ¿Cómo?

- GEM: Presentando el proyecto en la Comisión de Cultura, en la Comisión de Género, pero no hemos tenido respuesta favorable.

- AMG: ¿Y con este nuevo gobierno has tenido la oportunidad de presentarlo?

- GEM: No, no me he acercado todavía. He estado metida en estos estrenos que voy a tener porque compuse las dos obras casi al mismo tiempo: “Xunán Kaab” y “Eqqus”; entonces, no he tenido tiempo, pero sí nos vamos a acercar, por supuesto.

- AMG: Ahora, con respecto al estreno mundial de estas dos obras ¿por qué llamarla Xunán Kaab?

- GEM: Mira, este concierto yo ya tenía idea de escribir una obra para las abejas. Yo escribí una obra para los elefantes, que se llama “Marfil”; y otra para los arrecifes, que son poemas sinfónicos. Y quise escribir una obra para las abejas, porque “xunán kaab” significa en maya “señora abeja”. Es una palabra que se le puso a la abeja de la especie melipona, que se caracteriza por su color negro y porque no tiene aguijón, y los mayas así le pusieron xunán kaab (señora abeja). Entonces, a mí me encantó el nombre cuando lo oí y dije “así se tiene que llamar la obra”.

Entonces tenía yo ya esa idea, pero en octubre del año pasado me llamó por teléfono el maestro Otto Sauter, trompetista alemán que conozco hace algunos años; le regalaron mi disco, me habló por teléfono y me dijo: “Gina, por favor escríbeme un concierto”. Yo quedé sorprendida porque él es considerado el mejor en el mundo.

Entonces dije: “pero por supuesto”, y me dijo “pero es que lo quiero estrenar en febrero” y dije “sí, cómo no” y pues me apuré, estaba yo componiendo “Eqqus”, que fue un encargo que me hizo la maestra Gabi para el Día Internacional de la Mujer. Entonces, le apuré a las dos y las terminé.

De esta forma pensé “Xunán Kaab lo vamos a hacer concierto para trompeta, la trompeta va a emular muy bien a la abeja volando” y es un concierto que tiene tres movimientos: el primero se llama Panal, que describe la actividad de las abejitas adentro del panal; el segundo se llama Polen, que describe a las abejas en sus largos viajes recolectando polen; y el tercero se llama Enjambre, que los enjambres son grupos enormes de abejas que se posan en los árboles y luego despegan y vuelan —no sé si los has visto, pero hacen una danza preciosa en los aires—. Entonces, tiene esos tres movimientos y todo es describir lo que es la abeja.

- AMG: Y será con este concierto de Xunán Kaab que pasas a formar parte del Consejo de Compositores de la Asociación Mundial y Europea de Metales ¿qué significa eso?

- GEM: Es un gran honor pertenecer a la Asociación y es una invitación honorífica del maestro Otto Sauter que es quien formó esta Asociación Mundial de Instrumentos de Metal donde están grandes figuras de la música, de la que ahora formo parte.

La Asociación difunde el trabajo de todas las personas que la componen: hay compositores, trompetistas, trombonistas, hay directores de orquesta; está el maestro Lozano, por ejemplo, también en el Consejo Honorario de esta Asociación Mundial de Metales.

- AMG: ¿Y sobre “Eqqus”? ¿cómo surge?

- GEM: “Eqqus” también es una obra que ya tenía cabeza. Está inspirada en el espectáculo que se llama “Cavalia”, de acrobacia y caballos de un grupo canadiense que se llama Odiseo. Es como el Cirque du Soleil, de este tipo. Tuve la oportunidad de ir de vacaciones a Los Ángeles hace un año y tuve la enorme suerte de que estaba ahí presentándose “Cavalia” y fui; y “Eqqus” se inspiró en este espectáculo, es un homenaje al caballo, en él describo la belleza y el trabajo de los caballos.

Este poema sinfónico describe en la primera parte la energía, la alegría, la vitalidad de los caballos, su fuerza, su velocidad; por su puesto es música fuerte, alegre y rápida. La segunda parte tiene que ver con el servicio militar del caballo, que ha sido un soldado desde que sabemos. Desde que tenemos conocimiento los humanos, los caballos han sido militares, han sido soldados, y describe este servicio que le ha dado a la milicia el caballo en toda su existencia.

- AMG: Hace un momento comentábamos sobre la dificultad para las mujeres compositoras llegar a espacios ocupados tradicionalmente por hombres y tú proponías legislar para garantizar que se toquen las obras de las compositoras ¿me podrías contar más sobre ello?

- GEM: Sí, sí, sí. Es difícil, pero sí se debería legislar. Yo creo que debería haber un ley que dijera tiene que haber obras de compositoras, no necesariamente de compositoras mexicanas, sino de todo el mundo. Tiene que haber más solistas, concertistas, ni modo que no haya concertistas mujeres.

Al año, más que dirigir compongo, lo cual habla de que la dirección está aún más marginada porque yo sí he mandado proyectos a las orquestas mexicanas y no me los aceptan ni me contestan las orquestas, y no hablar con cualquier hijo de vecino, sino hablar arriba, hasta arriba; mandar currículum, “te propongo ir a dirigir esto y este programa” y “mira, mi obra se ha tocado aquí y acá”, o sea, todo, proyectos bien presentados y ni siquiera me contestan.

Lo difícil es que los directores de orquesta cedan, porque cómo le haces para cambiarles la mentalidad. Perdón por la palabra, no me gusta usar la palabra machista, pero esa es la palabra que se usa, es muy muy machista, pero todos y todas cabemos.

- AMG: ¿Qué sigue para ti?

- GEM: Yo voy a seguir componiendo, es un tema importante para mí, ya llevo una dinámica y hay que seguirla y voy a seguir promoviendo la “Orquesta Sinfónica de Mujeres”, acercarme al nuevo gobierno y seguirla promoviendo para que tengamos más apertura, para que tengamos más presencia.

Voy a programar obras de mujeres, que de hecho la maestra Gabriela Alatriste lo hace en la Filarmónica, toca música de compositoras, en el mes de marzo programa bastantes y no sólo en el mes de marzo sino durante todo el año.

19/AMG/LGL