Con respaldo de la Iglesia, despiden a empleada embarazada

VIOLENCIA
    Nuevo caso de abuso laboral en Michoacán
Con respaldo de la Iglesia, despiden a empleada embarazada
Cimac | Michoacán.- 12/12/2005

Contrario a lo que esperaba por prestar su servicio a un organismo respaldado por la Arquidiócesis de Morelia, Karla de Jesús Martínez enfrenta un juicio laboral en contra del Banco de Medicamentos Vasco de Quiroga; la razón: haber sido obligada a renunciar por estar embarazada y no ser casada.

Después de varios años de prestar su servicio a una institución que tiene como lema el servicio con sentido 100 por ciento humanista, Karla de Jesús decidió con su pareja tener un hijo; sin embargo, nunca pensó que el ejercicio pleno de sus derechos le costaría su trabajo

El primer día que Karla de Jesús decidió platicar de su embarazo a la directiva del Banco de Medicamentos, de inmediato se le dijo que no contaría con apoyo aunque, de hecho, durante los años de servicio nunca tuvo prestación alguna.

Días después de hacer pública su decisión, se le informó que con algo se le ayudaría, pero a cambio se le exigieron jornadas extras y se le asignaron tareas que podían poder en riesgo su embarazo. El abuso laboral no tenía otro fin más que orillar a la joven a dejar su trabajo sin que esto ocasionara alguna responsabilidad al organismo.

Y así fue: cansada de presiones y amenazas de despido de su pareja, quien presta sus servicios como médico en dicho organismo, se vio obligada a firmar la carta de renuncia.

Fue precisamente la coincidencia con la celebración del Día Internacional de la No Más Violencia contra las Mujeres lo que motivó a Karla de Jesús a tomar una determinación: solicitar el apoyo de las instituciones para hacer valer sus derechos y exigir al Banco de Medicamentos cumplir con su responsabilidad patronal.

El caso de Karla ha sido dado a conocer por una conocida empresa televisiva comprometida con la sociedad; la voz de la joven mujer ya ha sido escuchada por un abogado solidario, Izzet Vázquez Rubio, quien convencido de la injusticia de la víctima ha decidido apoyarla.

El Instituto Michoacano de la Mujer también ha expresado su disposición para apoyar Karla por considerar que este tipo de actos atentan contra la dignidad misma de las personas.

Cabe hacer mención que el Banco de Medicamentos, actualmente denunciado ante los tribunales laborales, esta incluido en el directorio de la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis y, como parte de sus objetivos, se encuentra promover el altruismo y la atención integral y humana a las personas de escasos recursos; misión que se contradice con el testimonio de la joven trabajadora

05/AP/YT