Inicio » Concluye foro internacional Femme Globale XXI

Concluye foro internacional Femme Globale XXI

Por María de la Luz González

En el horizonte próximo de las feministas aparecen nuevos retos, como la seguridad humana en un mundo cada vez más cercano a todo tipo de fundamentalismos donde la violencia de género se exacerba y las nuevas tecnologías reproductivas aparecen abruptamente en la vida de las mujeres.

Esos fueron algunos de los temas que se abrieron para la discusión y búsqueda de estrategias en el foro internacional Femme Globale, que durante tres días trajo hasta la Universidad Humboldt de Berlín a un millar de mujeres de 30 países para el intercambio de conocimientos entre activistas del llamado “Sur Global”, quienes cuentan con larga experiencia, y jóvenes alemanas que pronto podrían estar en puestos clave en el marco de la globalización.

A lo largo del foro, organizado por la Fundación Heinrich Böll (FHB) y el Centro de Estudios Transdisciplinarios de esta universidad, la mala situación laboral de las mujeres de países ricos o pobres fue un tema recurrente, al igual que los pocos frutos que la globalización neoliberal ha traído a la mayor parte de la humanidad.

Gülay Caglar, investigadora en ciencias políticas de la Universidad de Kasel en Alemania, explicó cómo los ideólogos neoliberales pudieron coptar casi todos los esfuerzos feministas para retar ese pensamiento económico y sus políticas en el pasado.

Cuando las feministas pidieron presupuestos de género, la propuesta se miró como uno de tantos asuntos sociales y no como un cuestionamiento fundamental hacia la estructura de poder en la sociedad. Cuando intentaron enfrentar las políticas de comercio internacional, los neoliberales ofrecieron microempresas que no cuestionan el modelo pricatizador y destructor de leyes nacionales en favor de la gente más pobre, agregó.

Por su parte, Amandine Bach, investigadora de WIDE, una ONG con sede en Bruselas que trabaja con políticas de comercio internacional y género, alertó contra las nuevas estrategias de la Comisión Europea en su papel de promotora de políticas neoliberales en el mundo.

Mientras que este poderoso actor dice que la apertura de los países en desarrollo beneficiará su economía, lo que pretende es explotar y secuestrar los discursos de justicia y compromiso global, agregó

TRABAJO

Una tendencia en los países industrializados es que las mujeres sean el sostén “en un contexto de desmantelamiento social, como ocurre en Alemania”, explicó previamente la directora de la Oficina Regional de Centroamérica, México y Cuba de la
FHB, Silke Helfrich.

“A su vez, las mujeres de menor nivel educativo o de otros países, como Filipinas, Polonia o los estados europeos en transición, son el apoyo de otras mujeres que necesitan ayuda para cuidar a los niños o personas de la tercera edad. Así se genera esta cadena de cuidado”, abundó.

EL CUERPO FEMENINO

La defensa de los derechos sexuales y reproductivos tomará nuevos giros, ya que las feministas comienzan a cuestionarse sobre un tema que hasta hoy sólo miraba la derecha fundamentalista: la manipulación genética.

A lo largo del foro surgieron preguntas sobre el negocio de la venta de óvulos, mediante el cual una mujer recibe 100 euros por darlos mientras las compañías los ofrecen in vitro hasta en 150 mil euros.

Sin importar dónde se usen estas tecnologías, siempre implican una mayor mecanización y la noción de mercantilización del cuerpo femenino, explicó durante el cierre del encuentro Rupsa Mallik, del Centro de Salud y Equidad de Género de Estados Unidos.

LEJANAS TODAVÍA, LAS PROMESAS DE PEKIN

Los escasos avances en la implementación de la Plataforma de Acción de Pekín; el recrudecimiento de la violencia de género; las nuevas políticas de seguridad y la marginación de las mujeres en los procesos de solución de conflictos y negociaciones de paz, se sumaron a la agenda de las discusiones del congreso Femme Globale en la Universidad Humboldt.

Las participantes coincidieron en que, a diez anos de Pekín, la pretensión de incluir la perspectiva de género en las políticas públicas y de convertirla en estrategia y método para alcanzar la equidad de género no ha tenido todavía los alcances esperados.

Aun cuando se han logrado avances en la promoción institucional de la democracia de género y en el acceso de las niñas y las mujeres a la educación, las metas de independencia, autonomía económica, representación política y participación en la toma de decisiones todavía están lejanas.

Las asistentes al congreso, procedentes de 30 países que enfrentan las más diversas realidades, analizaron también nuevos peligros, como el fundamentalismo religioso, que amenazan los relativos avances alcanzados en la emancipación de las mujeres y los esfuerzos que en ese sentido realizan las sociedades de todo el mundo.

En un auditorio colmado de asistentes que sustentan diferentes posiciones se cuestionó si será necesario combatir la religión como el principal contexto que legitimiza las prácticas y políticas de sometimiento de las mujeres, o si es mejor opción diferenciar entre religión y fundamentalismo para incorporar el mundo de las ideas religiosas en la lucha mundial de las mujeres por la liberación.

Marieluise Beck, viceministra del Departamento de la Familia, las Personas Mayores, Mujeres y Juventud del gobierno federal alemán alertó sobre el riesgo de formular conclusiones apresuradas sobre los fundamentalismos, como la que sostiene que la pobreza es su caldo de cultivo, al recordar que el reclutamiento de terroristas en Inglaterra se realiza en las universidades, más que en las zonas pobres de los grupos migrantes.

La Organización Católicas por el Derecho a Decidir aportó al debate un argumento interesante al asegurar que no sólo es que los fundamentalismos exploten las religiones, sino que ciertos pasajes religiosos son definitivamente fundamentalistas y opresores, por lo que pidió un debate abierto sobre las ideas fundamentalistas al interior de las religiones.

PAZ, SEGURIDAD Y VIOLENCIA

A la pregunta de si es posible una política de paz y seguridad diferente en el nuevo escenario abierto por los atentados terroristas en Estados Unidos, España e Inglaterra, y las intervenciones armadas en Irak y Afganistán, Asha Hagi Elmi, una de las impulsoras de la organización Sexto Clan en Somalia, respondió que no habrá paz posible sin la participación fuerte y decidida de las mujeres.

Asimismo, advirtió que la exclusión y la subrepresentación de las mujeres en los procesos de paz ignoran la enorme contribución de ellas a la solución de los conflictos y los riesgos que corren como el grupo civil más afectado en las situaciones de guerra y ocupación.

A partir del documento Seguridad para todos. Una crítica feminista de la nueva agenda de seguridad”, un documento preparado por el Instituto Feminista de la Fundación Heinrich Böll, las asistentes debatieron si debe o no justificarse una intervención militar y bajo qué criterios, y cómo afecta a las mujeres estar subrepresentadas en esta esfera de decisiones.

Por ello, las ponentes insistieron en la necesidad de instrumentar efectivamente la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptada hace cinco anos.

Frente a las estadísticas alarmantes de las 520 mil personas afectadas por la violencia de género durante el 2002 en el mundo, se describieron experiencias como las de Regis Mundyaradzi Mtutu, director ejecutivo del Foro de Hombres sobre Género de Zimbabwe (Padare), y Hope Turyasingura, del Centro para la Prevención de la Violencia Doméstica de Uganda (Cedovip).

En sus exposiciones, ambos probaron que no todo está perdido y que es posible superar la violencia de género si se trabaja de una manera incluyente y se logra involucrar a los hombres y a toda la comunidad en la construcción de sociedades más equitativas.

05/ MR/LG/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más