Inicio Concluyó el FSM con el refrendo de la esperanza

Concluyó el FSM con el refrendo de la esperanza

Por Miriam Ruiz

El Foro Social Mundial (FSM) concluyó con un refrendo a la esperanza de Otro Mundo Posible donde reine la justicia y con rechazo a la política estadounidense, en la última sesión de diversidad que trajeron a Mumbai las 100 mil personas llegadas a la cuarta edición con la mayor participación femenina.

La indígena ecuatoriana Blanca Chancoso fue una de la invitadas a cerrar el evento, en el campo Azad, que regresa a su cuna, Porto Alegre, Brasil en el 2005.

“El FSM se ha convertido en una verdadera organización de las Naciones Unidas porque aquí están los pueblos que no tenían voz”, dijo en español. “El FSM ha sido la expresión de nuestra lucha contra la globalización y los saqueos de nuestras naciones”.

Chancoso resaltó que el foro también ha demostrado con la participación de mujeres y hombres que es posible un mundo sin desigualdades y, al mismo tiempo, diverso.

Y señaló que las tareas que quedan hacia el futuro son fortalecer este proceso de la sociedad civil en cada país y región del mundo, así como la solidaridad de los pueblos.

“Los pueblos –agregó- al haber resistido miles de años demostramos que sí sabemos pensar, que tenemos voluntad política para cambiar”, al destacar que al foro llegaron pensadores para desarrollar propuestas alternativas.

“Queremos decir a los líderes del mundo que la gente de todos los orígenes quieren un mundo diferente, un mundo de humanidad, uno que sea para los pueblos y no solo para los líderes”, dijo la defensora de derechos humanos pakistaní Asma Jahangir.

A esos intelectuales y líderes que desaniman la visión del foro, agregó Jahangir, “les queremos decir que otro mundo es posible porque lo sabemos desde la razón empírica”.

“Hubo una gran energía que vino con el foro y que ahora se va desde el foro”, abundó en su discurso ofrecido en inglés e hindi. “Quiero decir que la victoria es nuestra porque lucharemos con principios”.

“Reconocemos a la población de Estados Unidos y el Reino Unido que salieron por millones a la calle para oponerse a la guerra, pero tememos que la administración estadunidense se ha convertido en un airado gigante y gordo”, señaló al pronunciarse con “no a la guerra” y no a las bases estadunidenes.

En su turno, la ex vicepresidenta vietnamita Thi Bin Nguyen hizo hincapié en que “todos los recursos deben usarse para las necesidades humanas y no la destrucción, mientras que en un mensaje enviado al foro, el símbolo antiapartheid Nelson Mandela refrendó su convicción de que es posible un mundo sin discriminación.

Antes, la cantante Subha Mudghal, con voz divina y popularidad incuestionable en el campo, ofreció su composición dedicada al FSM, luego de que el grupo de música de fusión o “world music” Indian Ocean diera la bienvenida a los contingentes que a cuentagotas llegaron al campo.

Esta mehlá o fiesta fue clausurada con una marcha que salió en tres partes de la plaza August Kranty, donde Mahatma Gandhi dio su primer discurso independentista hacia el gigantesco campo de Azad Maidan. Se calcula la participación de 10 mil personas en ella.

Sin embargo, los cinco días anteriores el centro de exhibiciones Nesco se vio transformado en un marchódromo en el cual las distintas formas de injusticia hallaron una vitrina continua por lo menos durante 12 horas diarias, rebosantes siempre de los tambores que llegaban a los paneles, talleres y al centro de prensa.

Así cerró el encuentro de dos mil 660 redes y organizaciones civiles representadas por 100 mil personas –más de 30 mil provenientes de 136 países.

Felices por el retorno del foro, la delegación brasileña se apresta para la preparación del evento, al tiempo que las naciones africanas se van con la tarea de prepararse para que el 2006 esta gigantesca reunión de activistas llegué a su continente.

A pesar de las críticas desde el exterior o el interior sobre la necesidad de que el foro se convierta en algo más que una gran fiesta de la esperanza, ambientalistas, feministas, indígenas, jóvenes y personas “dalit” o de castas inferiores, aseguran irse listos para seguir trabajando por sus causas.

04/MR/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más