Inicio Congresista demócrata en EU se suma a Marcha por la vida de la Mujer

Congresista demócrata en EU se suma a Marcha por la vida de la Mujer

Por Miriam Ruiz

Líderes de la comunidad latina participarán el 25 de abril en la Marcha por la Vida de las Mujeres en Washington, Estados Unidos, para oponerse a la política conservadora de George W. Bush, en materia de salud reproductiva, entre ellas, la congresista demócrata de origen mexicano Hilda Solís.

Así lo informó Edith Robles, vocera de la congresista estadounidense, quien adelantó que la legisladora hará un posicionamiento de cara a esta marcha donde se espera participen alrededor de 750 mil personas.

Mientras que la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Región Hemisferio Occidental (IPPF/RHO en inglés), tendrá un contingente con representantes de seis países de América Latina y el Caribe, para exigir se de marcha atrás a una ley mordaza impuesta por Bush, contra la información sobre aborto en el extranjero llamada “Global Gag Rule.”

Cabe recordar que a tan sólo 48 horas de haber tomado posesión como presidente, Bush, apoyado por grupos de ultraderecha, instruyó a la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) para que les retirara recursos a las organizaciones que promueven el aborto seguro en 80 países.

Esa política de restricción de fondos se llama Política de la Ciudad de México, y fue establecida durante la segunda Conferencia Internacional sobre Población, efectuada en México en 1984, durante la administración de Ronald Reagan, y prevaleció hasta que Bill Clinton la derogó.

Bajo esa presión, pierden las mujeres y el personal de salud reproductiva.

“Esta gente valiente encabeza la lucha diaria en sus países para dotar de los servicios de salud sexual y reproductiva, a quienes la que requieren de forma desesperada, las mujeres, hombres y adolescentes marginados,” asegura Carmen Barroso directora hemisférica del IPPF en un comunicado.

Destacan en esta delegación la brasileña Carmen Barroso y el mexicano Vicente Díaz, presidente de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam), las puertorriqueñas Carmen Rivera y Esther Vicente, directivas de la organización Profamilia, así como la venezolana Valentina Figuera, de la asociación Plafam.

La política de Bush también afecta los programas nacionales. En el primer año de su administración el presidente propuso a todos los estados de la Unión Americana que en sus programas de Seguridad Sanitaria para la Infancia y en el Congreso, consideraran al feto como persona.

En julio del 2001 la mayoría republicana aprobó el acta para las Víctimas no Nacidas, en franca oposición a la decisión de la Suprema Corte que, en 1973, había dictaminado como legales los servicios de aborto por el fallo en el caso Roe contra Wade.

Al mismo tiempo, Bush puso en práctica el programa de abstinencia sexual para adolescentes, al que le asignó 33 millones de dólares para prevenir embarazos no deseados, y la propagación del VIH/Sida.

2004/MR/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más