Inicio Considerable aumento de adicciones en población femenina

Considerable aumento de adicciones en población femenina

Por Mónica Pérez

El uso, abuso y dependencia del alcohol tabaco y otras drogas, no es exclusivo de nuestra época ni de nuestro país. Sin embargo, en las tres últimas décadas esta práctica se ha diversificado y extendido a grandes sectores de la población mundial y en la mayoría de los países representa ya un grave problema social.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es difícil encontrar un país en el que no se observe el incremento en el consumo de drogas a pesar de que las características de su uso varían de una nación a otra.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que en el año 2000 alrededor del 4.3 por ciento de la población mundial mayor de 15 años consumía drogas. Esto significa que cerca de 185 millones de personas en todo el mundo eran usuarias de drogas.

Desde un perspectiva médica, las adicciones son síndromes, definidos como el conjunto de síntomas provocado por la reducción o suspensión brusca de la dosis habitual de una sustancia de la que se tiene dependencia. El origen de una adicción es multifactorial y están involucrados factores biológicos, genéticos, psicológicos, y sociales.

Las personas pueden desarrollar adicción de diferentes tipos, tal es el caso de aquellas que se vuelven adictas a los juegos de azar; a la comida; a la actividad sexual; al trabajo; a las relaciones interpersonales especialmente de pareja o a las sustancias entre las que destaca el alcohol, la nicotina y otras drogas.

De acuerdo con algunos textos sobre este tema publicados recientemente por los Centros de Acción Juvenil, A.C., las drogas son cualquier sustancia que no es necesaria para la vida en condiciones normales y que cuando es introducida en el organismo, produce un cambio en el funcionamiento mental como el pensamiento, el juicio, el razonamiento y la memoria; además influye en el estado de ánimo y en el comportamiento.

Según su permisividad, las drogas se clasifican en legales como el alcohol y el tabaco y en ilegales, como la mariguana, la cocaína, matanfetaminas, entre otras.

Algunos de los síntomas característicos de las adicciones son: daño o deterioro progresivo de la calidad de vida de la persona; pérdida de control; negación o autoengaño para reconocer la relación entre la conducta adictiva y el deterioro personal y uso de las sustancias que provocan la adicción a pesar del daño que ocasionan, entre los más relevantes.

MUJERES Y ADICCIONES

De acuerdo con el libro titulado Mujer y Drogas, editado por los Centros de Acción Juvenil A.C., aunque el problema de las adicciones involucra tanto a mujeres como a varones, durante los últimos diez años se observa un considerable incremento de las adicciones en mujeres.

Al respecto, la misma fuente señala que si se comparan los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) en diferentes periodos, encontramos que en 1993 la relación en el consumo de drogas era de 13 mujeres por cada hombre; en 1998 de 8 mujeres por cada varón y en 2002 llegó a ser de 4 mujeres por cada hombre.

En este sentido, el texto destaca que la diferencia del consumo de drogas entre hombres y mujeres se debe a varios factores, entre los que se encuentran los estilos de vida asociados con las funciones y roles que debe desempeñar cada uno en la sociedad.

Lo que es un hecho, señala el libro, es que las mujeres están consumiendo drogas en diferentes etapas de su vida, y no sólo cuando se sienten deprimidas, como se pensaba anteriormente.

ALCOHOLISMO

El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva producida por la ingestión excesiva de alcohol etílico en forma de bebidas alcohólicas o como parte de otras sustancias; se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte. La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre.

Según información de la ENA 2002, en México, más de 32 millones de personas entre los 12 y los 65 años de edad consumen o han consumido alcohol alguna vez en su vida.

El patrón de uso más frecuente en varones adultos es “moderado alto” (consumo mensual de 5 copas o más por ocasión) y “consuetudinario” (5 copas o más al menos una vez a la semana). En las mujeres adultas, el patrón más frecuente es un consumo mensual con menos de 5 copas por ocasión.

TABAQUISMO

El consumo continuo de tabaco relacionado con una sensación placentera, según información de textos médicos, se conoce como dependencia psicológica, lo que posteriormente puede ocasionar una dependencia física a la nicotina, principal elemento del tabaco, que se presenta cuando el organismo ya requiere de esta sustancia, la cual puede actuar como sedante o estimulante y es altamente adictiva.

El tabaquismo es considerado uno de los más graves problemas de salud pública debido a la gran cantidad de enfermedades crónicas y progresivas que provoca.

Datos de la ENA señalan que en 2002 en nuestro país el 26.4 por ciento de la población urbana entre 12 y 65 años era fumadora, lo que representa casi 14 millones de personas. En la población rural, el porcentaje de consumo de tabaco es de 14.3 por ciento, es decir, casi 2 millones y medio de personas.

La misma fuente apunta que la prevalencia de consumo de tabaco en zonas urbanas es de 39.1 por ciento en hombres y de 16.1 por ciento en mujeres; mientras que en zonas rurales es de 27.1 por ciento varones y de 3.5 en mujeres.

OTRAS DROGAS

La drogadicción o farmacodependencia comienza con el abuso de drogas y estudios científicos recientes muestran que estas sustancias no solo interfieren con el funcionamiento normal del cerebro al crear fuertes sentimientos de placer, sino también tienen efectos duraderos sobre el metabolismo y la actividad del cerebral.

Según la Encuesta Nacional de Adicciones que se llevó a cabo en el año 2002, en México, 3.5 millones de personas entre los 12 a los 65 años han usado drogas sin incluir al tabaco y al alcohol.

La droga de mayor consumo es la mariguana, pues 2.4 millones de personas la han probado alguna vez en la vida, en una proporción de 7.7 hombres por cada mujer. La cocaína ocupa el segundo lugar en las preferencias y el 1.23 por ciento de la población la ha usado.

2004/MP/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content